Internacional

MÉXICO-EE.UU.

El muro de Trump se topa con pared

La Casa Blanca pidió 33,000 millones de dólares adicionales al congreso para defensa y seguridad fronteriza, con recortes de 18,000 millones de dólares en programas de investigación médica y de trabajo.

Jueves 30 de marzo

A principios de marzo, la Casa Blanca ya había solicitado $ 1.5 billones de dólares a través de un proyecto de ley de gastos suplementarios.

Por su parte los demócratas se han opuesto y prometen no gastar en una "pared sin sentido" que Trump quiere levantar en la frontera con México, un bloqueo que dejaría al Gobierno sin financiación.

Chuck Schumer, líder del bloque de senadores demócratas, señaló que el gobierno le pide al contribuyente estadounidense que cubra los costos de un muro innecesario; ineficaz; absurdamente caro; que se suponía que México debía pagar, y con tal de conseguirlo está recortando programas que son vitales para los trabajadores.

“¿Construir el muro o construir un puente en una comunidad local? ¿Qué preferimos?”

La administración de Donald Trump había esperado incluir el proyecto de ley de Gastos Suplementarios en el presupuesto del gobierno federal de 2017 (que será discutido en el Congreso el 28 de abril para evitar un cierre del gobierno), pero los legisladores demócratas han dicho que la petición de elevar el coste mediante recortes complicaría aún más las negociaciones entre ambos frentes.

El senador Roy Blunt dijo a la prensa que las Cámaras están trabajando en conjunto para finalizar la revisión el año fiscal 2017. Señaló también que, en su opinión, las negociaciones confluyen mejor sin el suplementario.

Los líderes republicanos están ansiosos por evitar un cierre políticamente perjudicial; sobre todo a raíz del fracaso vergonzoso de la semana al no lograr que avanzara el proyecto Trump sobre el “Obama Care” y su ley de salud.

Cuaja mejor sin el suplemento

La senadora demócrata, Claire McCaskill, calculó que la construcción del muro tendría un costo total de sesenta y siete mil millones de dólares, lejos de los veintiún mil seiscientos estimados por el gobierno o de los ocho mil millones que inicialmente dijo Trump que costaría.

De acuerdo con la senadora, al extrapolar 2,800 millones más para las primeras 75 millas en el presupuesto de 2018, la cifra para toda la frontera alcanzaría un costo cercano a los 67,000 millones.

Por eso la administración actual se ha topado con pared, pues si empaquetan la solicitud de gastos suplementarios con la ley de financiación más amplia, no solamente serán los demócratas quien lo frenen, pues de ser aprobada dicha medida los recortes afectarían a millones de personas, que sin duda seguirán manifestándose.

La petición del presupuesto de gastos suplementarios eliminaría de manera inmediata mil millones de dólares en los institutos de salud y sus subvenciones de investigación; el programa de subsidios globales de desarrollo de la comunidad, destinado a sectores populares, se reduciría a la mitad. Esto es, un recorte de 1.5 mil millones. Al programa de becas populares se reducirían quinientos millones utilizados para financiar el transporte.

Una nueva muestra de que el gobierno estadounidense -que hoy en manos de Trump busca sembrar el odio de los trabajadores blancos contra los migrantes en general, y contra los mexicanos en particular, y que con Obama vivió la degradación de sus condiciones de vida-, en realidad es su enemigo.






Temas relacionados

Relaciones México-EE. UU.   /   #AbajoelMuro   /   Donald Trump   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO