Economía

EMPLEO

El modelo de crecimiento invisible con precarización laboral

A pesar de la apariencia de mejora en el mercado laboral, la mayor parte del empleo generado es precario y más expuesto a los ciclos económicos.

Lucía Ruiz

@LucuRuiz

Miércoles 28 de marzo | Edición del día

Entre el último trimestre de 2016 y el mismo trimestre de 2017 la tasa de empleo se incrementó de 41,9 % a 43 %. Esto significa que hay un aumento en la cantidad de trabajadores ocupados de 675 mil en el último año. Sin embargo, el empleo no registrado (o mal llamado empleo “en negro”) no sólo no bajó en el mismo período, sino que se incrementó 0,6 puntos y alcanza al 34,2 % de los asalariados hacia fines de 2017.

Este primer aspecto da cuenta de un importante proceso: la leve recuperación de la actividad económica del año pasado se acompañó de una profundización de la precarización laboral.

Así, para una población económicamente activa de más de 20 millones de personas, puede estimarse que al menos 6,4 millones son los ocupados que trabajan en condiciones de informalidad, sin ninguna protección de sus derechos laborales. No obstante, la cifra podría superar los 7 millones si se considera que entre los cuentapropistas el nivel de informalidad es aún mayor que en los asalariados.

Te puede interesar: La precarización más extrema alcanza a más de la mitad de los trabajadores

“Es una mejora, previsible dada cierta recuperación económica. Estaría lejos de ser eufórico con esto”, señala el especialista en mercado laboral, Daniel Schteingart.

“Los datos que se conocieron de mercado trabajo en líneas generales son buenos en el sentido de que se generaron 700 mil empleos entre fines de 2016 y fines de 2017, cifra que le gana al crecimiento de la población. Lo que pasa es que el grueso del empleo que se generó es precario, aproximadamente 3 de cada 4 nuevos puestos son o cuentapropistas o asalariados en negro. ¿Eso es bueno? (El trabajador) puede acceder mejor a la Canasta Básica, pero está lejísimo del ideal”.

En igual sentido coincide Luis Campos, director del Observatorio del Derecho Social de CTA Autónoma, que señala que "este es un año donde creció la cantidad de ocupados, fundamentalmente a partir de los trabajadores no registrados y de los trabajadores por cuenta propia".

"Se trata de modalidades ocupacionales que tienen menores niveles de protección ya sea legal, ya sea de los convenios colectivos de trabajo, ya sea del sistema de seguridad social en términos generales.", agrega Campos.

En relacion con ello cabe observar la baja calidad del empleo “registrado” generado. Si bien los datos del Ministerio de Trabajo muestran un incremento en la cantidad de trabajadores registrados de 2,2 % entre el cuarto trimestre de 2016 y el de 2017, debe advertirse que más de la mitad de los puestos nuevos (el 52 %) se componen de figuras más precarias como el monotributo y el monotributo social. "La baja de la tasa de asalarización es también un dato al que hay que prestarle bastante atención", señala Campos.

Crecimiento del empleo registrado por modalidad de ocupación.
4º trimestre 2015 - 4º trimestre 2017

Fuente: La Izquierda Diario en base a SIPA, Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social

El empleo asalariado privado explica un 29 % del crecimiento del empleo registrado entre 2016 y 2017 (78 mil trabajadores), pero apenas logra alcanzar los niveles que tenía en 2015, disminuyendo su peso relativo en el empleo total frente al persistente crecimiento poblacional. Dentro del sector privado, la industria sigue registrando una disminución absoluta de 65 mil trabajadores (5,2 %) desde la asunción del macrismo.

"Al menos por ahora no parece ser que el modelo esté cerrando por un incremento fuerte de la pérdida de puestos de trabajo (la desocupación) sino más bien por un crecimiento de la precarización en el empleo, tanto a través del tipo de inserción ocupacional, es decir el aumento del trabajo por cuenta propia, como del incremento de modalidades precarias de ocupación, el trabajo no registrado. Esto también está asociado con los sectores de asalariados que están empujando el crecimiento del empleo, fundamentalmente construcción y trabajadores de casas particulares, que tienen altos niveles de trabajo no registrado", explica Luis Campos.

"No necesariamente estamos frente a una situación parecida a los `90 donde el incremento exponencial de la tasa de desempleo era la regla, sino más bien un sostenimiento -e incluso una reducción muy menor de la tasa de desempleo-, pero en paralelo a un crecimiento de la precarización laboral".

Esta tendencia a la precarización de las relaciones laborales se verifica notoriamente al menos desde el último período de gestión kirchnerista. En particular, los más afectados son los jóvenes y las mujeres.

“Donde más se generó empleo fue en los jóvenes, que suelen ser más precarios y de mayor dificultad de acceso al mercado laboral y eso va de la mano. Ahora estás teniendo jóvenes que no trabajaban y que consiguen laburo pero eso es precario, el día de mañana vuelve a empeorar un poquito el ciclo económico y lo pierden”, explica Schteingart.

Efectivamente, la incidencia de la precarización en esas franjas es mayor, así como la tasa de desocupación, que entre los jóvenes entre 14 a 29 años es de 18,8 % para las mujeres y 11,1 % para los varones, mientras el promedio del cuarto trimestre es de 7,2 %.

“También esta cierta mejora del mercado laboral se explica más por lo que viene pasando en el interior que por lo que sucede en Ciudad de Buenos Aires o en la Patagonia. Son regiones agro dependientes y que con la obra pública pueden andar un poco mejor. Hay lugar para la “changa”, pero no hay un cambio estructural”, concluye el sociólogo Daniel Schteingart.

Se espera que en el día de hoy el propio presidente Mauricio Macri anuncie entre bombos y platillos un magro descenso de la tasa de pobreza. Esto es en gran parte producto de la mayor inserción laboral de los ocupados en empleos precarios para engrosar las ganancias capitalistas, que sólo basta para empujar apenas un lento crecimiento de la actividad económica y con cada vez mayores desequilibrios.

Te puede interesar: “Plan perdurar” y una economía “mala onda” con endeudamiento y desequilibrios







Temas relacionados

Precarización laboral   /    Empleo   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO