Cultura

ENTREVISTA

El Marginal III: Un ida y vuelta con el guionista Nicolás Marina

Hablamos con Nicolás Marina, guionista y dramaturgo. Fue parte del equipo autoral de El marginal desde sus comienzos y tiene ahora a su cargo el desarrollo de la Temporada III, que ya va por su cuarto episodio y hace picos de rating en la TV Pública.

Viernes 2 de agosto | Edición del día

No siempre la tarea del guionista es visible, por lo general en películas y series conocemos quién dirigió la historia pero nunca quién la escribió. La preponderancia del director y del productor por sobre los que escriben es un fenómeno que se empezó a gestar a partir de la década del 90 con el surgimiento de las grandes productoras. La tarea del autor suele ser ardua, más para los que escriben tiras diarias que tienen que estar lidiando con los libretos cantidad de horas al día y dedican gran parte de la jornada a desarrollar cada guión. Nicolás Marina empezó su carrera produciendo este tipo de historias hasta que pudo ganarse un lugar.

Contanos, ¿cómo se formó el equipo de trabajo?

Primero Sebastián Ortega nos convocó a mí (que estoy desde la primera temporada como dialoguista), a Andrés Pascaner (que se incorporó en la segunda) y a Omar Quiroga que se sumó para la tercera temporada. Entre los tres desarrollamos la historia. Luego convocamos a Natalia Torres y a Gaby Macias, con quienes algunos de nosotros habíamos trabajado en otros proyectos, para colaborar con los diálogos.

¿Cuáles son los principales desafíos narrativos que se plantearon en la construcción de esta precuela?

El desafío para esta temporada fue contar cómo los Borges consolidaron el poder en San Onofre y estuvieron (estarán) a punto de perderlo antes de desembocar en la situación en la que los conocimos cuando arrancó la temporada 1.

¿Qué opinás cuando se habla de estereotipos o de personajes estigmatizados?

Creo que todos los personajes corresponden a algún arquetipo reconocible para todos, pero que a partir de ahí se apartan y adquieren matices particulares, tanto desde el planteamiento que se hizo en los libros como desde el aporte particular que le incorporó cada actor para dotarlos de vida al momento de interpretarlos. Si después se los estereotipa o estigmatiza, es parte de la tendencia humana a encasillar.

¿Cómo manejás el verosímil? ¿Tenés asesoramiento?

Hemos tenido asesoramiento por parte de personal penitenciario e incluso hablamos con ex presidiarios para que compartieran con nosotros su experiencia. En cuanto al verosímil, en la primera temporada estábamos mucho más apegados a tratar de reflejar la realidad en los establecimientos penales de la Argentina: la vida cotidiana de los presos, los protocolos de seguridad, etcétera. Pero de a poco San Onofre fue creando entidad propia, construyendo su propio verosímil y se alejó un poco de la realidad. Por ejemplo: en la temporada 1 teníamos todo el tiempo en cuenta no quebrar ciertas "leyes", como que los presos no podían andar solos por los pasillos. Pero a partir de la temporada 2 esa norma se relajó, porque narrativamente a veces nos servía tener a los personajes deambulando por su cuenta.

La ficción bordea la comedia por momentos pero la temática es trágica, ¿cómo combinás ambos extremos en el momento de escribir?

Es parte del verosímil que se fue construyendo desde la temporada 1 y de una clara intención que se planteó: mostrar ese costado dual que tiene la vida, y exacerbarlo un poco. Es algo que se observa en la vida de todas las personas, que ante situaciones trágicas, dramáticas o simplemente embrutecedoras de la vida cotidiana, uno reacciona con el humor como mecanismo de defensa; a veces ni siquiera con intención de reír, sino como efecto del anestesiamiento que producen los golpes.

¿Cuáles pensás que son los límites entre realidad y ficción, en torno a la polémica por la serie de Pol-Ka, "El tigre Verón"? ¿Puede esta relación funcionar como crítica social y política a la propia realidad?

En torno al caso puntual de "El Tigre Verón" prefiero no opinar porque todavía no la pude ver; en cuanto a la segunda parte de la pregunta, creo que sí, que es válido tomar elementos de la realidad para la construcción de una ficción. De hecho, los autores lo hacemos todo el tiempo aunque no nos demos cuenta, incluso cuando abordamos géneros como la ciencia ficción y la fantasía.

Para finalizar, ¿está pensada una cuarta temporada?

Mucho no puedo revelar al respecto, pero probablemente el final de la temporada 3 brinde alguna pista para el devenir de la historia. Van a tener que seguir la serie hasta el final.







Temas relacionados

El Marginal   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO