Mundo Obrero

CONFLICTO UNIVERSITARIO

El kirchnerismo parlotea contra Macri, pero entrega la lucha universitaria

Discursos estridentes contra el Gobierno pero le hacen un favor. Firman un recorte salarial de más del 17 % con sumas “grises”, sin cláusula gatillo, en el peor momento de Macri y cuando asciende la lucha estudiantil. Los detalles del acta. Cómo seguimos.

Juan Duarte

Docente del CBC de la UBA. TW: @elzahir2006 IG: @juanmaduarte

Gastón Remy

Docente universitario | Facultad Cs. Económicas UNJu

Sábado 8 de septiembre | 10:04

La conducción kirchnerista de Conadu (CTA que conduce Hugo Yasky) consiguió este viernes estampar su firma en un acta que acepta una oferta salarial muy alejada del reclamo original de la docencia universitaria y en momentos en que el movimiento estudiantil se encuentra en un ascenso de movilizaciones con marchas, asambleas y tomas en decenas y decenas de facultades de todo el país.

Se le hace así un enorme favor al gobierno de Macri en su peor momento, ya que le permite, junto con la firma previa de Fedun (CGT), homologar la paritaria (necesitaba al menos la firma de dos de las tres centrales más importantes, mientras las más pequeñas Fagdut y UDA también lo hicieron).

“Me estás jodiendo, hace diez días que estamos tomando la facultad y ellos mismos dijeron que la marcha había sido histórica”, comentaba una estudiante a sus compañeros ayer a la tarde en la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA mientras leía en Twitter la noticia. El día anterior habían concurrido, junto a más de mil estudiantes, a una asamblea interestudiantil multitudinaria en Plaza de Mayo, que había ratificado el apoyo a la lucha docente y el rechazo a la oferta del Gobierno.

En Córdoba y Rosario también se repitieron escenas similares, con gran movilización y asambleas estudiantiles masivas votando en el mismo sentido.

30 de Agosto. Marcha nacional universitaria.

Desde la izquierda, Christian Castillo, docente universitario y dirigente del PTS en el Frente de Izquierda, criticó duramente la decisión: “Conadu se sumó a Fedun en la aceptación de una propuesta que implica una pérdida de salario de casi el 20 %, con respecto a la inflación calculada. Además, aceptó la incorporación de sumas en negro, contra la conquista que logramos los docentes en el 2005, que trasladaba al salario básico el conjunto de las sumas no remunerativas”, señaló.

Según un estudio de CEPA, si el aumento hubiera sido del 30 % se trataría de un total de $ 3.051.700 millones, un “vuelto” para el Gobierno si se tiene en cuenta que una subasta diaria del Banco Central de U$S 100 millones ya supera ese monto.

Que la prioridad de Macri es calmar a los fugadores de dólares ya lo sabemos. Pero lo que dejó en claro este conflicto es la colaboración de aquellos que decían combatir a los buitres en tiempos que nos están devorando.

Jueves 6 de septiembre. Asamblea interestudiantil en Plaza de Mayo

Los números de la entrega del salario docente

Es que el acta firmada junto al ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, que llega hasta el 28 de febrero de 2019 y abarca a las y los docentes de universidades nacionales y colegios preuniversitarios, implica lo siguiente: un aumento salarial del 15 % dividido en tres cuotas, la última en septiembre, más una “suma remunerativa no bonificable para cada cargo y categoría a partir del mes de octubre”. En total, el aumento apenas llega el 25 %, por debajo del reclamo inicial del 30 % levantado por las diferentes centrales sindicales según la inflación calculada inicialmente, pero mucho más lejos aún del 42 % de inflación de piso que calcula el mismo ministerio de Economía después de la devaluación de agosto.

Se trata de un acuerdo claramente a la baja. Solo entre marzo y noviembre la inflación acumulada superaría el 32 % (en este último mes se cobraría el aumento promedio del 25 %, según cálculos propios). La revisión salarial debería ser en noviembre y no en enero como firmaron. Se lo mire por donde se lo mire es un acuerdo a medida del ajuste que exige el FMI.

Por otro lado, con la firma del acta también se acepta una “cláusula de revisión” bimensual que se aplica justo en momentos donde no hay clases, enero y marzo, con lo cual las facultades están vacías y el “poder de fuego” de la docencia disminuye drásticamente.

En los hechos, la cláusulo no es más que un saludo a la bandera que embellece el acuerdo sin ningún efecto. Frente a esto, desde Conadu Histórica y sus asociaciones de base se exige una “cláusula gatillo” que se actualice automáticamente según el índice de inflación.

Ver también: Masiva e inédita interfacultades protagoniza un salto en el movimiento estudiantil en Rosario

Otro punto del acuerdo sumamente perjudicial para la docencia universitaria y preuniversitaria lo constituye admisión del pago en sumas “no bonificables”, o sea no reconocidas dentro del salario “en blanco” (no computan para antigüedad o la zona, por ejemplo).

“No solo reconocen un recorte salarial de 20 puntos a un salario que ya venía cayendo desde hace años, sino que encima nos hacen volver a la situación previa al 2005, cuando conquistamos que todo nuestro salario sea en blanco. ¡Y lo quieren hacer aparecer como una conquista!”, le dijo a este diario Paula Varela, docente en la Facultad de Ciencias Sociales.

Primera página del acta (mirá el resto al final de la nota)

Finalmente, el acta destina $ 50 millones para “atender la situación” de los docentes -erróneamente llamados- ad honorem y contratados. Sin embargo, el Ministerio no solo no se compromete a resolver la situación laboral de los miles de docentes que trabajan gratis y precarizados sino que esta suma alcanzaría apenas para unos 600 docentes en todo el país, una porción mínima del total.

Se trata, también, de un intento de camuflar un acuerdo que no da respuesta a un reclamo histórico central: terminar con el trabajo no pago y con la precarización laboral en las universidades públicas. Como tampoco este acuerdo resuelve el drama del 65 % de los docentes que según la misma SPU tienen una dedicación simple, hoy alrededor de los $ 5 mil, obligados a tener más de un cargo en la universidad, o en la mayoría de los casos, buscar otro trabajo.

La alianza kirchneromacrista lo hizo

El acuerdo fue promovido directamente por la dirección kirchnerista de la central, que ya había levantado el paro ante la primera reunión paritaria del cuatrimestre, llamado a una semana luego de la provocación del 10,8 %, para levantar nuevamente y plantear que se había “roto el techo salarial”.

La misma que ante una movilización histórica de más de 200 mil personas a Plaza de Mayo y todo el país el jueves 30, el día del mazazo devaluatorio, impidieron el ingreso a la Plaza taponando la entrada con el escenario, y terminaron planteando que “Hay 2019”.

Movilización en Jujuy, 16 de agosto.
Movilización en Jujuy, 16 de agosto.

Por su parte, gestiones de facultades y funcionarios del mismo signo político, como los de la facultad de Bellas Artes de la UNLP, enfrentaron abiertamente las tomas estudiantiles para concurrir en masa -como nunca antes en el conflicto- a la asamblea de ADULP a votar aceptar la propuesta.

Ver también: Mientras crece el conflicto educativo, la conducción kirchnerista de ADULP-CONADU acepta oferta miserable del Gobierno

Se trata de un patrón que viene repitiendo el kirchnerismo: levantar discursos incendiarios contra el macrismo en los medios para llamar a enfrentar al Gobierno recién en 2019 mediante el voto, mientras juegan en contra de desarrollar las luchas que enfrentan hoy a los planes de ajuste.

Para que haya “2019” tiene que haber ajuste, pero no tiene que caer Macri por la movilización obrera y popular. Eso fue lo que hizo la conducción de AGTSyP en el subte, entregando retrocesos en el derecho a huelga y pérdidas salariales, o la de Foetra de Iadarola y Marín en telefónicos, que firmó una flexibilización laboral.

“Aún en la Conadu hay varias asociaciones de base que rechazaron el acta, pero la conducción kirchnerista hizo lo posible para que se acepte cuando la movilización iba en ascenso, con mucho apoyo estudiantil. Es falso el argumento de los dirigentes de que una negociación del salario a la baja pueda fortalecer la lucha por el presupuesto. Lo real es lo contrario: levantando la lucha le sacan presión al gobierno en momentos en que negocia el ajuste con el FMI”, señaló Germán Noguera, docente de la Facultad de Arquitectura de la UNLP.

En efecto, siete asociaciones de base de Conadu se pronunciaron por el rechazo: Adiuc (Córdoba), Coad (Rosario), AGD Río IV, Villa María, Adiunqui (Quilmes), la de la Universidad del Nordeste y la de la Universidad Nacional de General Sarmiento.

Por su parte, Conadu Histórica rechazó el acuerdo mediante un comunicado convocando a mantener el paro una semana más. Se pronunciaron en este sentido la mayoría de sus asociaciones de base (AGD-UBA, Luján, Patagonia SJB, La Rioja, Centro, Comahue, Jujuy, Sur, La Pampa, Entre Ríos, Cuyo, UTN, Litoral, Río Negro, Salta, Córdoba, Quilmes, Tucumán, Tierra del Fuego, San Luis, Patagonia Austral), mientras que solo San Juan, Misiones y UNA votaron aceptar.

CBC Puán (UBA)

Ellos o nosotros, la lucha es ahora

Con la entrega del salario de los docentes universitarios por parte de la conducción kirchnerista de la Conadu, sus dirigentes dejan en claro que su antimacrismo no supera el parloteo.

Más de un mes y medio de paro, clases públicas, tomas de facultades y movilizaciones en todo el país del movimiento estudiantil, pareciera que asusta a quienes especulan con que el malhumor y creciente odio a Macri se canalice de forma controlada hacia una salida electoral.

Son puro verso sus lamentos y quejas sobre “los trabajadores y la juventud que no luchan”. En realidad era una justificación de su inacción y su apoyo parlamentario al macrismo. Cuando sectores de masas salen a luchar, los K se muestran sueltos de cuerpo para entregarlos.

Justamente es en estas circunstancias cuando se pone a flor de piel el rol del kirchnerismo desde sus orígenes, el de llevar a todo movimiento progresivo de las calles hacia el palacio.

Pero la historia, si se repite, primero lo hace como tragedia y luego como farsa, decía con claridad Marx. Es el caso del verso de la “resistencia con aguante” de dirigentes que ante un nuevo saqueo del capital financiero, bancos y multinacionales, bajo la tutela del FMI, optan por salvar al Gobierno.

Clase pública en Filosofía y Letras (UBA)

Clase pública

Este fue un primer acto y toadavía no concluyó. Pese a la levantada con la firma del acta esta semana continua el paro de ConaduH, habrá movilizaciones y continuarán tomas estudiantiles en todo el país. En los próximos días sí comenzará un segundo capítulo, cuando los gobernadores del PJ firmen el presupuesto 2019, que viene con el ajuste brutal del “déficit cero”.

“Plata para educación y no para la deuda” fue una de las consignas que levantamos junto a miles de estudiantes y trabajadores durante todos estos días de paro y lucha. Se trata de una pelea de fondo en clave de desarrollar una unidad entre los trabajadores y estudiantes bajo objetivos anticapitalistas y antiimperialistas.

Solo este año, con los pagos de capital e intereses de la deuda a los especuladores y bancos, se llevan 29 presupuestos de las 57 universidades nacionales. Y si sumamos la fuga de capitales, son 37 presupuestos en total. Por eso, también levantar la nacionalización de la banca bajo control de los trabajadores es una medida para que la riqueza quede para educación, salud y salarios.

Bajo estas banderas y en forma independiente de los traidores vamos a movilizarnos junto a ese nuevo sujeto político que emergió en esta lucha, el movimiento estudiantil, el próximo 12 junto a los trabajadores del Astillero Río Santiago y el 13 con las maestras y maestros a partir del paro que convoca Ctera, en una columna independiente.

Exigimos el paro general a la CGT y a la CTA. Al saqueo de los capitalistas y sus gobiernos, lo derrotamos ahora y en las calles.







Temas relacionados

Universidades públicas   /    Conadu Histórica   /    Alejandro Finocchiaro   /    Docentes universitarios   /    Conadu   /    Paritaria docente   /    Kirchnerismo   /    Paritarias   /    Educación   /    Universidad   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO