Política

IMPUNIDAD POLICIAL

El intendente de San Martín encubre el asesinato de un pibe en manos de la Policía

Se trata de Juan Pablo Gaggi, asesinado en marzo por la Policía. Katopodis quiso hacerlo pasar como “una victima de tránsito”.

Lunes 7 de agosto | 09:53

Este medio había denunciado a principios de junio cómo Juan Pablo, de 19 años, perdió la vida en manos de un auto de civil manejado por personal de la Policía Federal.

En esa ocasión su madre informó: “Mi hijo se encontraba en la Plaza Alem junto a un amigo cuando llegó un patrullero de la Novena. De él bajaron dos policías, les pidieron documentos y papeles de la moto; él entregó el documento y explicó que los papeles de la moto los tenía en su casa. Preguntó si podía llamarme a mí para que se los alcance, pero le respondieron que no, y que correspondía secuestrarle el vehículo. En ese momento requisan a su amigo y es ahí cuando Juan Pablo, asustado, se escapó”. Y agregó: “Un oficial de la Federal que estaba en la zona en un auto de civil y al que dieron aviso salió en su búsqueda. Al alcanzarlo lo tocó de atrás. El impacto fue tal que Juan Pablo murió casi en el acto. No se hizo ninguna pericia. Todo con una gran impunidad”.

Este domingo la familia convocó a una movilización para pedir justicia, lo insólito es que con la presencia de Katopodis, en el lugar donde el joven murió, se desplegó una placa que señala: “San Martín, sea prudente. Aquí hubo una víctima de tránsito”.

Sandra, vecina y amiga de la familia de Juan Pablo, señaló: “En estos días desde la municipalidad se comunicaron con los padres para decir que querían brindar ayuda, aprovechándose de la angustia y desesperación que envuelve a la familia, informaron que pondrían a disposición personal de educación vial. Cuando nos acercamos al lugar amigos, vecinos y familiares vimos con indignación cómo querían hacer pasar este caso de gatillo fácil como si se tratase de un accidente de tránsito. Es de un cinismo atroz”.

Frente a este escenario los amigos del joven hicieron hincapié en la tergiversación de los hechos que frente a sus caras estaba impulsando el municipio con Katopodis a la cabeza. El intendente optó por el silencio y parte de su personal argumentó: “Es un accidente de tránsito porque Juan Pablo murió cuando un auto lo chocó en la calle”. No obstante, la misma familia escribió en el asfalto: “Juampi, asesinado por la policía”. A los pocos minutos se movilizaron hacia la comisaría novena que está a unas pocas cuadras. En ese instante, antes de que inicie la marcha, tanto el intendente como quienes lo acompañaban se fueron sin dejar rastro.

Hay un caso de gatillo fácil cada 25 horas, la mayoría de las víctimas son pibes pobres, quienes sufren el hostigamiento policial a diario. Está claro que la policía -organizadora del gran delito, no actúa sola, tiene el apoyo del Estado, y lo que ocurrió en el día de ayer en San Martín es un ejemplo de lo más brutal. Ante esta realidad la única salida es la organización y movilización de la comunidad, junto a los trabajadores y jóvenes de los barrios.








Comentarios

DEJAR COMENTARIO