×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Se trata de un trabajador de la recolección de residuos, el intendente se niega a reincorporarlo a pesar de la orden judicial.

Miércoles 3 de marzo | 13:27

Ante el traslado discriminatorio del trabajador municipal Víctor Vera, el Juzgado Laboral N°1 de Corrientes ordenó en el mes de diciembre del 2020 su reincorporación a su puesto de trabajo. Sin embargo, el intendente Eduardo Tassano (UCR ECO) desobedeció la orden judicial, por lo cual se lo denunció penalmente.

Víctor Vera es recolector de residuos de la Municipalidad de Corrientes, y desde 2015 es miembro de la comisión directiva del Sindicato de Trabajadores del Estado Municipal de Corrientes (SITEMCO), ocupando el cargo de Secretario de Organización y Movilización.

En una clara práctica antisindical por parte del municipio correntino, en marzo del 2020 fue trasladado discriminatoriamente desde el área de la recolección de residuos a la Delegación Barrio Dr. Nicolini, dependiente de la Dirección General de Delegaciones Barriales.

El objetivo de la modificación de su puesto de trabajo fue poner un freno al gremialista que en el ejercicio de su actividad sindical venia exigiendo mejoras salariales y elementos de protección personal para los trabajadores de la recolección que fueron considerados esenciales.

Hay que recordar además que meses antes de iniciada la pandemia murió un joven trabajador en el área de la recolección, producto de que se le incrustó un vidrio en la mano mientras trabajaba y de la desidia patronal para activar el protocolo de ART.

Con el apoyo del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CeProDH) y del Sindicato de Trabajadores del Estado Municipal de Corrientes (SITEMCO), se reclamó desde el primer momento por la reinstalación del trabajador. Iniciando una medida cautelar ante el Juzgado Laboral Nº 1, de Corrientes a cargo de Hugo Boleso, quien el 11 de diciembre del 2020 ordenó que Vera sea reintegrado en su puesto de trabajo en las mismas condiciones en la que se encontraba. Orden que hasta ahora el Intendente se niega a cumplir y por lo que sería sancionado con importantes multas.

El incumplimiento también llevo a que se radicara una denuncia penal contra el Intendente, por desobediencia de una orden judicial (Art 239 del Código Penal Argentino).

La denuncia se realizo ante la Fiscalía Correccional N°1 de Corrientes a cargo del Dr. Pablo Sosa. Quienes en un primer momento se negaron a recibirla aduciendo que esto se debe resolver solo por la justicia laboral, entre otras artimañas, intentando así darle impunidad a quienes gobiernan.

“Los gobernantes saben que la justicia suele actuar al ritmo del gobierno de turno, por eso se creen con impunidad para desobedecer una orden judicial, como en este caso. Por ello los trabajadores hacen bien en desconfiar siempre de la casta judicial, y en tener bien en claro que lo que se logre será mediante la organización y la lucha en las calles. Es por todo ello que necesitamos urgentemente que los jueces y fiscales sean elegidos por el voto popular, que sus cargos sean revocables y que tengan sueldos similares a cualquier trabajador.”

Expreso el Abogado Rodrigo Godoy integrante del CeProDH para La Izquierda Diario, y llamo a todos los organismos de Derechos Humanos y sindicales a pronunciarse a favor de la reinstalación de Víctor Vera .

“El intendente me traslado por decreto, lo cual es ilegal” comenta Vera Victor. “Nunca me pudieron objetar nada con respecto a mi desempeño. Me privaron de ejercer mis derechos como delegado y me redujeron $9.000 del salario solo por expresar mis reclamos y los de mis compañeros de trabajo. Eso es discriminación y es ilegítimo. El municipio le genera ganancias millonarias a la empresa LUSA y no es capaz de garantizarnos condiciones dignas de trabajo y un salario acorde a la canasta familiar. Voy a seguir reclamando hasta que el municipio me devuelva mi puesto de trabajo”.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias