Sociedad

OPINION

El himno nacional y los socialistas

Durante el acto de apertura de sesiones ordinarias de la legislatura jujeña y tras la represión a los trabajadores estatales, docentes, estudiantes y al PTS en el Frente de Izquierda, que se manifestaban por diversas problemáticas, el aparato mediático del radicalismo atacó a los diputados de izquierda por no cantar el himno nacional durante la apertura.

Martes 17 de abril | 09:49

Lo primero que deberíamos preguntarnos es dónde y cuándo adquirimos las primeras nociones de "Nación" y de “patria”, nos daremos cuenta que esta idea no fue adquirida de un día para otro, y mucho menos fue opcional.

Los que nos reivindicamos socialistas fuimos educados en las mismas escuelas, institutos terciarios y universidades que todo el mundo, conocemos la letra del himno y las ocasiones en las que se canta ya que todas las instituciones nos imponen el aprendizaje de los símbolos patrios, desde el escudo, la escarapela, la bandera y el mismísimo himno nacional. Nadie tuvo la opción de elegir si queremos o no adquirir dichos símbolos como propios e identificatorios, la institución escuela juega el rol de homogeneizar al futuro “ciudadano argentino”, sin dejar lugar a cuestionar que representa realmente toda esta simbología patriótica.

Los intereses materiales e ideológicos de los trabajadores

Los que creemos que los trabajadores y los sectores populares deben tener su propio gobierno y construir una nueva sociedad sin explotación ni opresión, también cuestionamos las ideas de los que hoy gobiernan, y éstos para reafirmar el poder hegemónico deben dominar en todos los planos. No alcanza con tener el poder económico-político sino que también deben imponerse en el terreno de las ideas. La clase social que hoy tiene esa hegemonía, antes sus abuelos terratenientes y comerciantes, hoy los empresarios "nacionales", a lo largo de estos 200 años de vida "nacional" han construido dicho poder ideológico, y los símbolos patrios son parte de esa forma de dominar.

Ahora veamos cómo funciona esta idea de "nación", tomando el caso del himno nacional, este instrumento ideológico busca por todos los medios negar la realidad social, porque todos los que se identifican con el himno son argentinos. El objetivo central es igualar a los trabajadores nacidos en el país con los empresarios como Blaquier (Ledesma), Taselli (Aceros Zapla), legisladores-empresarios como Rivarola, Jenefes, Segura, Giacoppo y en el plano político a Macri, los Kirchner, Scioli, Massa, G. Morales, etc. Todos estos apellidos no representan los intereses de los trabajadores, ellos son la clase social que ostenta el poder, y dicho poder también es controlar e imponer las ideas.

"Además, se acusa a los comunistas de querer abolir la patria, la nacionalidad, Los obreros no tienen patria. No se les puede arrebatar lo que no poseen [...]” Engels, Friedrich, Marx, Karl: El Manifiesto Comunista.

¿Por qué el pueblo trabajador debe compartir los mismos sentimientos "patrios" que un empresario explotador, con el cual tiene intereses materiales contrapuestos?

La casta política y empresaria es la menos indicada para defender la "patria". Sus intereses no respetan las fronteras ni nacionalidades. Entre muchos ejemplos: en los “90 sin miramientos el gobierno menemista en sintonía con los intereses de EEUU privatizó/entregó a capitales extranjeros y locales –en menor medida- todas las empresas que otrora fueron "orgullo de los argentinos", siempre en nombre de los intereses “nacionales”; durante los “70 y en la actualidad la familia Macri no solo se benefició del estado Nacional, "de todos los argentinos" multiplicando sus empresas de 7 a 47 y luego participando en las privatizaciones anteriormente mencionadas, también llevó adelante el “patriótico acto” de resguardar todo su dinero en el extranjero. En estas latitudes durante más de 100 años de historia Ledesma S.A.A.I. ejecuta su poder sobre los trabajadores azucareros, antes con aval y haciendo la venia a los militares, hoy con violencia legitimada por el gobierno de turno, el patriota Blaquier es de los que cantan el himno mientras mira como crecen sus cuentas off shore en el exterior.

"El patriotismo es la principal parte de la ideología mediante la cual la burguesía envenena la conciencia de clase de los oprimidos y paraliza su voluntad revolucionaria, porque patriotismo significa sujeción del proletariado a la nación, tras la cual está la burguesía" León Trotsky: Lección de Octubre.

Entonces el himno no solo juega un rol de emblema nacional, sirve para igualarnos con empresarios que no tienen nada que ver con nosotros, sirve para crear una división absurda con nuestros hermanos de clase, como los "extranjeros" de los países vecinos, que también tienen sus símbolos patrios y sufren del mismo adoctrinamiento, que solo sirve para engrandecer el odio hacia nuestros pares y no ver a los verdaderos culpables de las penurias de la clase trabajadora y el pueblo empobrecido. Es así que los socialistas del PTS optamos por el internacionalismo, donde nos hermanamos con los oprimidos de todo el mundo.

Nuestra opción de no cantar el himno es una decisión consciente, por todo lo que expresamos anteriormente. Nosotros respetamos las creencias y culturas de millones, pero eso no quiere decir que las adoptemos como propias ni que dejaremos de dar toda pelea que sea necesaria para que los trabajadores y los sectores populares tomen conciencia de sus verdaderos valores que van de la mano de sus intereses materiales. Esta tarea es parte de una pelea de fondo para que la clase trabajadora junto a la juventud puedan proponerse pelear por una nueva sociedad con valores comunistas.







Temas relacionados

Jujuy   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO