Política Uruguay

Editorial

El gobierno uruguayo y un mundo que se cierra

La línea de “abrirse al mundo” en una coyuntura internacional signada por la crisis económica y política, como en Brasil

Martes 30 de mayo | 17:00

A más de 100 días de la administración de Donald Trump en Estados Unidos, las perspectivas económicas en el décimo año de la crisis capitalista internacional son inciertas. Hay un clima internacional propenso para el surgimiento de nacionalismos económicos. En ese marco, el gobierno uruguayo - al igual que otros de la región - continúan con su discurso de “apertura” al mundo. A un mundo que en vez de abrirse, tiende a cerrarse.

En Uruguay, la percepción popular es de desgaste y disconformidad con el tercer gobierno frenteamplista. Esto no solo se refleja en el 28% de popularidad a la gestión que le dan algunas encuestas, sino también en la calle. A diferencia del primer mandato de Vázquez, a cada paso el Frente Amplio ya no es visto como un partido del cambio, sino como uno de la continuidad.

El mes pasado el presidente español Mariano Rajoy estuvo en Montevideo, quien fue calurosamente recibido por el gobierno de Vázquez y hasta por el propio Mujica. Este último en su gira española en 2013 se encargó de vender las “bondades uruguayas para los inversores”.

Los objetivos de las giras internacionales

La gira europea de Tabaré Vázquez en febrero pasado incluyó reuniones con Merkel y Putin, almuerzos con el empresariado de Hamburgo, y reuniones en Finlandia principalmente con los jerarcas en UPM. En esa gira como en las más recientes, la principal preocupación del gobierno es mostrar la rentabilidad y la seguridad jurídica de la que gozan los inversores en nuestro país.

Para mostrar el clima de “Paz Social” y “diálogo” con los sindicatos, Vázquez llevó en la gira pasada a Fernando Pereira, el presidente del PIT-CNT, mientras por esos mismos días los trabajadores de FANAPEL quedaban en la calle y una fábrica más cerraba sus puertas. La impunidad empresarial es algo que el presidente siempre destaca en sus viajes. Así, en la cuenta de fábricas cerradas tenemos a FRIPUR, Chery, La Spezia, y varios otros.

En estos momentos Vázquez vuelve a recorrer Europa y Africa del Norte en busca de inversiones. Pero la situación internacional, signada por la crisis económica internacional, sigue siendo de tendencias al hundimiento de los centros políticos y surgimiento de nacionalismos económicos y proteccionismos.

Nuevamente sobre el decreto antipiquetes

Estas giras tienen sus costos internos ya que, según cuentan “las malas lenguas”, el decreto “antipiquetes” fue uno de los tantos requerimientos que puso UPM para hacer real su tan mentada inversión. Otro de los puntos que pidió la empresa Finlandesa fue una exoneración impositiva casi del 90% y un plan estatal de infraestructura, que según el estado costará 1.000 millones de dólares.

En el caso del decreto que criminaliza la protesta social es necesario poner blanco sobre negro. Por más que el Partido Comunista diga que el decreto era para evitar una situación “chilena” donde las patronales sabotean la producción y la logística del país - como tuvo que enfrentar Allende en 1972 - la verdad es que a los tres días de vigencia de la medida, los primeros damnificados fueron los trabajadores organizados, que fueron detenidos.

Junto al decreto antipiquetes es importante destacar algo: la negociación entre gobierno-PITCNT-empresarios para regular las ocupaciones de los lugares de trabajo en el ámbito privado. Esto motivó el retiro de la denuncia de las cámaras patronales ante la OIT.

De conjunto, éstas medidas buscan disciplinar al movimiento popular y criminalizar la protesta social frente a futuros escenarios de convulsión social. Es un intento de “regimentar” la movilización social, confinándola únicamente a los marcos de la dirección del PIT-CNT, incluso contra los sindicatos que a su interior tomen medidas “radicales” sin el beneplácito de la dirección de la central.

El rol del PIT-CNT

Una de las postales del pasado 1º de mayo fueron muchas de las sillas para los invitados especiales vacías así como la plaza, que tenía varios espacios libres en el acto del PIT-CNT.

Frente a la plaza se encontraba la carpa de UTAA que ya lleva más de 70 días de lucha en reclamo de tierras para trabajar y que al día de hoy es sostenida con mucho esfuerzo y con la solidaridad de un puñado de organizaciones sociales, estudiantiles y políticas de la izquierda no freneamplista. Queda claro a cada paso que la central obrera está cada vez más alejada de los intereses de los trabajadores.

La dirección del PIT-CNT, que había enviado una delegación a Israel a cursos con la central obrera racista y columna vertebral del estado sionista, la Histadrut, tuvo un nuevo traspié ya que a la vuelta, dirigentes como Pereira, Gambera, Antunez, y Riveron
negaron la existencia de un apartheid por parte del Estado de Israel. Justo en la misma semana en que más de 1500 presos políticos palestinos iniciaban una huelga de hambre en protesta por las infrahumanas condiciones a las que son sometidos.

La tarea del momento

En el próximo período nuevamente estará sobre la mesa la discusión de Rendición de Cuentas. Trabajadores y estudiantes saldrán a la lucha por mejores condiciones laborales y por salud y educación de calidad.

La realidad es que actualmente el gobierno intenta avanzar a través del Rector Markarián en la privatización del Hospital de Clínicas a partir de las PPP. A nivel de la educación secundaria, está comenzando un calendario de paros zonales y ya hubo ocupaciones de liceos por problemas edilicios y de falta de personal. Las imágenes de los locales inundados, sin mantenimiento y con problemas de todo tipo, abundan. En la semana, tuvimos que lamentar la muerte de una maestra por hantavirus, una muerte evitable si no fuera por las condiciones a los que son sometidos a trabajar muchos docentes. El estado debe responder.

La situación política nacional y continental es de giro a la derecha en la superestructura. Macri en Argentina busca avanzar contra los trabajadores, al igual que en Brasil donde tanto Temer como el imperialismo proponen rebajar aún más los derechos conquistados. En Venezuela, hay una ofensiva para tratar de recuperar el mando estatal aprovechando la debacle económica y política del proyecto nacionalista que fue el chavismo.

Frente a este panorama, es necesario levantar una alternativa de clase para que la crisis no la paguen los trabajadores y el pueblo pobre sino quienes la generaron, los capitalistas. Frente a cada situación como los cierres de fábrica y los despidos hay que plantear una salida obrera como la puesta a producir bajo control obrero y la estatización sin pago que aquellas fábricas que quieran cerrar. Frente a los despidos, hay que proponer el reparto de las horas de trabajo entre todas las manos disponibles sin reducción salarial, y pelear por reducir las extensas jornadas de trabajo, porque queremos trabajar para vivir y no vivir para trabajar.

La clase trabajadora junto a las mujeres que se organizan por sus derechos y la juventud que sale a enfrentar las políticas del gobierno, debemos construir una organización revolucionaria y socialista que ayude a construir una nueva dirección obrera y que se plantee una perspectiva anticapitalista, una Corriente de Trabajadores por el Socialismo.






Temas relacionados

Política Uruguay   /    Uruguay   /    Movimiento obrero   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO