Juventud

CRISIS EDUCATIVA

El Gobierno recorta $65,6 millones a universidades nacionales

El recorte, que se extiende a otras instituciones, se produce a través de una “Decisión Administrativa” firmada por Marcos Peña y Alfonso Prat Gay. La disposición, publicada ayer en el Boletín Oficial, modifica el presupuesto nacional 2016.

Miércoles 25 de mayo de 2016 | Edición del día

En medio de la crisis que atraviesa la educación pública y que llevó a movilizaciones históricas de la comunidad educativa, el gobierno de Macri da un nuevo golpe al presupuesto universitario.

A través de la Decisión Administrativa 519/2016, el Jefe de Gabinete Marcos Peña y el Ministro de Hacienda Alfonso Prat Gay, dispusieron el recorte de $878 millones contemplados en el presupuesto 2016 para la Jefatura de Gabinete, destinados a universidades nacionales, instituciones culturales y de enseñanza, sociedades sin fines de lucro, y empresas privadas.

De ese total, a las universidades nacionales les correspondían $65.664.000, en parte “para financiar gastos corrientes” y en parte sin especificar. Los $880 millones fueron transferidos a administraciones provinciales, sin aclarar a cuáles ni con qué fines.

En los considerandos de la decisión, Peña sostiene que “sobre la base de una previsión exhaustiva de ejecución presupuestaria (…) se propone reducir del presupuesto de la JEFATURA DE GABINETE DE MINISTROS, aquellos gastos que se estiman no van a ser ejecutados y proceder a la devolución de los créditos para su utilización por parte del Tesoro Nacional.”

Es decir que, a días de que la educación tome las calles, la gestión de Cambiemos recorta la plata de las universidades porque… no estima que la vaya a ejecutar.

Se trata de un ataque frontal con el que el macrismo profundiza la crisis estructural de la educación pública. El presupuesto universitario 2016 ya era insuficiente cuando se votó a fines de 2015: menos de la mitad de lo destinado a pagar deuda pública. Con la devaluación, la inflación y los tarifazos, se calcula que no alcanzaría ni para pagar las facturas de la luz o el gas.

Luego de las migajas de la partida especial de $500 millones, el gobierno da un salto, directamente recortando el presupuesto para gastos corrientes. Se trata de una verdadera provocación que debe ser respondida a la altura por el movimiento estudiantil, docente y no – docente.







Temas relacionados

Deuda   /    Deuda pública   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO