Juventud

EDUCACIÓN

El gobierno despeja el camino en materia educativa con los Rectores ahora como sus aliados

Rectores de las universidades estatales y privadas llegan a acuerdo con el Mineduc y pasan a ser sus asesores en educación superior.

Lunes 3 de abril

Multitudinarios han sido los intentos del gobierno por avanzar en la implementación de las tan ansiadas reformas que prometieron al inicio de su gobierno.

En materia educativa no ha sido distinto, la gratuidad prometida por la actual presidenta, no es más que un sistema de becas, al cual se accede demostrando el nivel de pobreza. La reforma de conjunto aun no ha podido ser implementada por diversos factores, entre ellos la posición de los rectores, tanto de las universidades estatales como las privadas.

Es que dentro de las medidas desesperadas, y por la presión de los rectores de las estatales, el gobierno decidió separar el proyecto en dos, una reforma para las universidades estatales y una distinta para las del G9, todo esto iniciando recién el año académico.

Esto puso a los rectores de las universidades privadas en una ofensiva en contra del gobierno, exigiendo igual financiamiento para ambas casas de estudio, amenazando que si no era así abandonarían la gratuidad para el 2018.

Frente a esto el ministro de hacienda y la ministra de educación, tuvieron reuniones por separado con el Consejo de Rectores, para solucionar el problema y destrabar de una vez por toda la tramitación de la reforma.

Y no fue menor al acuerdo que llegaron, el CRUCh será el asesor del ministerio de educación en materia educacional y así quedara estipulado en las indicaciones a la reforma.

¿Y qué repercusiones trae esto para el movimiento estudiantil?

Juan Manuel Zolezzi, rector de la Universidad de Santiago (USACH) señala “No son las estatales las que van a tener ese énfasis, sino que es el Consejo de Rectores (...) Se traslada al Consejo de Rectores la obligación de entregar antecedentes sobre la evolución de la educación superior en Chile y apoyar a la Subsecretaría de Educación”

En otras palabras, quienes hace un par de meses estaban en contra de la reforma, hoy son parte de ella y tendrán una influencia importante en las decisiones que se tomen en materia educativa a largo plazo.

Los mismos rectores, por ejemplo Zolezzi, que persigue a los estudiantes que se organizan en la USACH y mantiene el sub-contrato, serán los encargados de evaluar la evolución de la educación superior. Y por parte de las privadas por ejemplo, Eduardo Silva Arévalo, rector de la Universidad Alberto Hurtado que el año pasado sumario a mas de una decena de estudiantes por movilizarse.

El gobierno despeja su camino para impulsar la reforma y sus aliados son los rectores autoritarios que han demostrado año a año del lado que están.
Hoy el debate se reduce, y quienes deben poner en el centro la necesidad de una reforma estructural, que entregue gratuidad universal y avance en la democratización de las casas de estudio, somos nosotros los estudiantes.

La CONFECH debe exigir, lo que las y los estudiantes decidimos el año pasado, el retiro de esta reforma que es neoliberal, que mantiene el lucro, la precarización y los gobiernos autoritarios.

Las y los estudiantes debemos salir este 11 de abril a exigir en las calles, que se cumplan las demandas que se levantaron desde e 2011. Hoy no debemos transar, hoy no podemos confiar en los rectores como nuestros aliados, hoy debemos confiar en nuestras propias fuerzas, hoy debemos unirnos a otros movimientos sociales como el movimiento No + AFP o el movimiento Ni Una Menos, porque es en unidad con las y los trabajadores, con el movimiento de mujeres, con los sectores mas precarizados, que conquistaremos todas nuestras demandas.






Temas relacionados

Educación pública   /   Debate Educacional   /   Reforma educativa en Chile   /   Educación gratuita   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO