Internacional

GOBIERNO GOLPISTA

El gobierno de Temer contra los derechos laborales

Temer prepara una agenda de reformas que avanzan contra los derechos laborales. Las centrales sindicales se niegan a preparar un verdadero plan de lucha para enfrentarlas.

Jueves 11 de agosto | Edición del día

Según un portavoz del gobierno golpista, la idea es preparar una agenda que contemple todo lo que se pueda negociar para evitar que los acuerdos que se firmen entre sindicatos y empresas, una vez modificadas las normas laborales, puedan ser objeto de juicios e inhabilitados por jueces de trabajo.

Serán parte de esa agenda los derechos que la propia Constitución ya permite flexibilizar en acuerdos colectivos, como la jornada de trabajo (8 horas diarias y 44 semanales), jornada de seis horas para el trabajo ininterrumpido, banco de horas trabajadas, reducción salarial, participación en las ganancias y resultados de las empresas y aquellos que la Carta Magna trata solo de modo general y fueron reglamentados bajo el marco legal de la Consolidación de las Leyes del Trabajo (CLT) como las vacaciones, el aguinaldo, el adicional nocturno y por insalubridad, el salario mínimo, las licencias – paternidad, auxilio, guardería, descanso semanal remunerado y Fondo de Garantía de Tiempo de Servicio. En la práctica, todo lo que está amparado en la CLT podrá ser foco de negociación.

El gobierno golpista muestra a qué vino

Esta es una acción del gobierno golpista de Michel Temer para mostrar a qué vino. La principal intención del golpe institucional, orquestado por la derecha, es avanzar aún más contra los derechos laborales de lo que ya el gobierno del PT venía realizando. Queda en claro que la principal intención de la derecha golpista es hacer que los trabajadores y los sectores populares paguen por la actual crisis económica capitalista que vive el país. Mientras los grandes empresarios y banqueros siguen haciendo fortunas, los trabajadores y los sectores populares ven que sus derechos son cada vez más amenazados. Quien tiene que pagar por la crisis económica es la clase dominante, pues son estos sectores los que se enriquecieron en el último período explotando a la gran mayoría de la población.

Este verdadero “paquete de maldades” del gobierno golpista fue anunciado como una respuesta de Michel Temer a los sectores de la burguesía nacional, ligados a los tucanos (PSDB) de Geraldo Alckmin (gobernador del estado de San Pablo y del PSDB) y del imperialismo, descontentos con su gobierno. Por otro lado, Temer pretende con estos ataques es evitar que estos sectores pierdan la confianza en su gobierno.

Hasta cuándo la CUT seguirá en silencio

Mientas el gobierno golpista apunta contra la clase trabajadora, la CUT se niega a organizar una resistencia efectiva, desde las fábricas y lugares de trabajo, para enfrentar estos ataques. El acto del 16 de agosto, convocado por la CUT y otras centrales, no viene siendo preparado desde las bases, con asambleas en los lugares de trabajo. Es necesario que la CUT rompa su pasividad, para poder construir un verdadero plan de lucha para derrotar los ataques y privatizaciones. La salida que los trabajadores pueden dar a la crisis política y económica, es la lucha por imponer con su movilización, a través de una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, sus demandas, el cobro de impuestos a las grandes fortunas, una ley que prohíba los despidos y la expropiación bajo control obrero de toda empresa que cierre o despida.




Temas relacionados

derechos laborales   /    Michel Temer   /    Reforma laboral   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO