Economía

FORO REGIONAL DE DAVOS

El Gobierno aprovechó el Foro Económico para lucir su política de ajuste

Negando el conflicto social, Sturzenegger afirmó que su política del Central apunta a "favorecer a los pobres", Peña dijo que "nos habíamos alejado del mundo" y Vidal que "el cambio llegó para quedarse".

Lucía Ruiz

Economista

Sábado 8 de abril | Edición del día

El Gobierno nacional defendió y ratificó su política económica ante más de un millar de líderes regionales y empresarios reunidos en el Foro Económico Mundial para América Latina que finalizó ayer en Ciudad de Buenos Aires. El paro de trabajadores y la lucha docente como telón de fondo de un encuentro patronal que hizo oídos sordos para continuar cerrando negocios en la región.

Durante las dos jornadas de debate con funcionarios de gobiernos de una decena de países de la región y visitantes de 65 nacionalidades, la mayoría de los integrantes del Gabinete nacional participaron de distintas sesiones y paneles y en todos los casos remarcaron la herencia recibida por la administración de Mauricio Macri y las acciones que se tomaron para sustentar lo que aseguran es un "cambio estructural" de la Argentina.

Ayer por la mañana fue el turno del presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, quien afirmó que bajar la inflación es el mejor instrumento para favorecer a los más pobres.

El titular de la autoridad monetaria enfatizó que "hay que parar con la improvisación" y "no hay que inventar nada" sino replicar otras experiencias internacionales.

Al participar de un panel sobre "América Latina productiva" en el Foro Económico Mundial (WEF, siglas en inglés) Sturzenegger dijo que la inflación "junto con una macroeconomía estable" son "la agenda y la responsabilidad" de la autoridad monetaria.

"Reducir la inflación tiene un componente que está ausente en el debate en la Argentina, que es que cuando uno la reduce tiene un enorme aumento y mejora en el capital de los más pobres", consideró el funcionario.

Para el titular del BCRA, "los países que bajaron su inflación desde el 20 por ciento duplicaron su crecimiento los 10 años siguientes" y enfatizó que "el efecto del crecimiento cuando se baja la inflación es tan fuerte, que debe ser prioritario en la agenda pública".

El titular del Banco Central olvidó mencionar que uno de los "efectos colaterales" de las políticas antiinflacionarias ha sido el feroz ataque al poder adquisitivo del salario obrero, a la vez que el estancamiento y retroceso de la economía que se descargó sobre la espalda de los trabajadores con despidos y suspensiones. La falsa disyuntiva que se presenta a los trabajadores entre inflación monetaria o desocupación son dos extremos de la misma moneda del que sólo puede salirse favorablemente para el pueblo trabajador mediante una escala móvil de salarios y el reparto de horas de trabajo, entre otras medidas. [1]

Con la meta en el ajuste fiscal

Durante la ceremonia de apertura que se realizó el jueves en medio de la huelga general y con manifestaciones en la puerta del hotel en que se desarrollaba el evento, Macri fue taxativo al prometerles a los empresarios "reglas claras" y los arengó para que elijan a la Argentina como destino de sus inversiones.

Te puede interesar: Macri se dio cita con banqueros y empresarios en medio del paro

Por su parte, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, sostuvo que "la política de reducción del déficit fiscal "no es negociable", aunque advirtió que será de forma "gradualista", una de las decisiones que se le cuestiona al Gobierno nacional por sus alas más ortodoxas.

Dujovne se comprometió a "cumplir" con las metas de déficit fiscal que el Gobierno estableció para los próximos años llegando al 2,2 por ciento del PBI para 2022.

A su vez, el ministro de la Producción, Francisco Cabrera, planteó el desafío de lograr una mayor apertura al comercio mundial y no sólo ver al mercado intra Mercosur como un oportunidad de negocios.

Por su parte, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, hizo caso omiso a las circunstancias internacionales del ataque del gobierno norteamericano presidido por Trump a Siria y las amenazas proteccionistas mundiales y enfatizó que la Argentina está en un proceso "de transición" de un país que estaba "cerrado al mundo" a observar que el planeta es una oportunidad más que una amenaza.

Cada cual con su quinchito

En el mismo panel, no privaron de hacer su aparición los grandes ganadores del "Modelo M". Marcos Bulgheroni, director ejecutivo de Pan American Energy, señaló que "una de las cosas que me llevo es el hecho de que el mundo ha cambiado tanto, respecto a relaciones comerciales, y eso para nosotros en la región es un desafío pero también una gran oportunidad. Aquí se habló de las oportunidades que tenemos y como aprovecharlas".

Por su parte, Eduardo Elsztain, director de IRSA, remarcó la importancia de la "potenciación de los jóvenes líderes" quienes tuvieron una gran participación durante los dos días de debates.

Tampoco quiso quedarse afuera la gobernadora de Buenos Aires que está siendo cuestionada por los miles de docentes de la provincia ante su negativa de mejorar su ofrecimiento salarial. María Eugenia Vidal, sostuvo ayer que "Argentina va a crecer de manera sustentable" y que "el cambió llegó" al país "para quedarse", al participar del Foro Económico Mundial que se desarrolló en esta capital.

Durante su disertación, Vidal mostró todas sus cartas para lograr conquistar los bolsillos de las inversores. La provincia de Buenos Aires "tiene una enorme oportunidad para crecer" a partir de posibilidades de inversión en "turismo, agroindustria, minería y energías renovables”, destacó.

Durante la sesión de cierre se anunció que el Foro Económico Mundial regional se realizará en San Pablo, Brasil, en 2018.






Temas relacionados

Nicolás Dujovne   /    Foro Económico Mundial   /    Davos    /    Federico Sturzenegger    /    Marcos Peña   /    Foro económico   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO