Mundo Obrero

DESALOJO

El fiscal Larramendi justificó la violenta represión a los trabajadores de PepsiCo

Después de que los trabajadores resistieron a los palazos, gases y balas de goma, el fiscal defendió el actuar de la Bonaerense y Gendarmería.

Jueves 13 de julio | 11:13

El fiscal Gastón Larramendi, quien pidió el desalojo y represión a los trabajadores de PepsiCo, justificó la violencia debido a una "denuncia penal por invasión a la propiedad privada", tratando a la permanencia como una "usurpación ilegal".

El fiscal también se excusó ante Telám apelando nuevamente al supuesto "riesgo ambiental" que "implicaba la existencia de tanques de combustible, de aceite, los alimentos que requerían tener un seguimiento, todas cuestiones de seguridad que se dejaron de seguir desde que se produjo la toma".

Como ya se denunció en un artículo anterior, un argumento insólito y completamente inverosímil para justificar un desalojo, ya que al mismo tiempo se reconoce que el supuesto “peligro” no existe con la planta sin funcionar como se encuentra en estos momentos. Y la permanencia de los trabajadores tampoco representa ningún “peligro”.

Larramendi explicó además, en un acto de cinismo, que "en un principio la empresa no quería el desalojo pero también hubo denuncias de los propios vecinos contra la empresa por el riesgo de contaminación".

Una muestra más de como gran parte de los funcionarios judiciales están al servicio de los intereses del gran empresariado.








Temas relacionados

María Eugenia Vidal   /    PepsiCo   /    Represión   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO