×
Red Internacional
La Izquierda Diario

En la última sesión de Diputados, el femicidio de Paola Tacacho surgió en medio del cruce entre la oficialista Mara Brawer y el macrista José Cano. Sobra demagogia, faltan medidas concretas

Karen TejerinaSecretaría de Derechos Humanos - Medicina (UNT)

Domingo 28 de marzo | 22:30
Fotografía: Enfoque Rojo.

En la última sesión de Diputados, convocada por el impuesto a las ganancias, la ola de femicidios en el país apareció en una discusión. En particular, se mencionó el caso que conmovió a Tucumán, el femicidio de Paola Tacacho. El caso fue nombrado por el diputado tucumano José Cano de Juntos por el Cambio, al cruzar palabras con la diputada Mara Brawer, del Frente de Todos por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En su exposición, Brawer defendió las políticas del Ministerio de Género y Diversidad de la Nación, reivindicando “un acuerdo con todos los gobernadores para hacer un registro único, para combatir la violencia”. La diputada oficialista esbozó una defensa al Gobierno que intenta borrar su responsabilidad: “Nos acusan de los femicidios, cómo si en todos los gobiernos no hubiese habido. No se resuelven de un día para otro. Argentina necesita un cambio cultural profundo que combata los más de miles de años de patriarcado”. Por último, Brawer mencionó la Ley Micaela, dirigiendo toda la crítica al Poder Judicial. “Hay dispositivos pero la Justicia mira para otro lado y en eso está trabajando el Ministerio”, sostuvo.

Posteriormente, José Cano le dio la razón a la diputada a modo de chicana y planteó que “en Tucumán, una mujer hizo 14 denuncias en la Justicia donde un juez sobreseyó al denunciado y el denunciado terminó matándola, asesinándola. Paola Tacaho. Nosotros pedimos la destitución de ese juez y el gobernador Manzur le dio el privilegio de la jubilación y del 82% móvil. Por eso es importante que no hablemos solo de la boca para afuera sino que, en un país federal, estos derechos se cumplan”.

Sobra demagogia, faltan medidas concretas

Como suele suceder en el Congreso, por parte de los partidos tradicionales del régimen, sobra demagogia y faltan medidas concretas, sobre todo en algo tan urgente como los femicidios. La familia de Paola Tacacho criticó las medidas que pomposamente defienden desde el Frente de Todos. En una carta, criticaron que la ministra Elizabeth Gómez Alcorta “esté con un aliado político que demuestra su misoginia”. Días antes de la visita de Gómez Alcorta, Manzur había firmado la jubilación del juez Francisco Pisa, quien permitió que el femicida Mauricio Parada Parejas actúara con total impunidad.

Como señaló en ese momento Alejandra Arreguez (Frente de Izquierda), “con la misma lapicera que firma este acuerdo, Manzur firma la jubilación de Pisa y lo salva del juicio político por su responsabilidad en el femicidio de Paola Tacacho. Con la misma lapicera firma millones en publicidad mientras destina cero pesos a la emergencia en violencia”. Precisamente en este punto, Cano también tiene coincidencias con el actual oficialismo, ya que cuando Juntos por el Cambio fue gobierno se redujo el presupuesto destinado y tampoco se tomaron medidas elementales.

Cano, que se apoya en diferentes sectores de la casta judicial según la conveniencia política, encabeza junto a Silvia Elías de Pérez un espacio político que marcha en contra de los derechos sexuales y reproductivos, y se abroquela en contra de la ESI. Esta agenda antiderechos también la comparte con el bussismo y el peronismo, como por ejemplo se ve en la “Semana de la vida” que impulsaron en la Legislatura.

La demagogia transversal es chocante cuando miles nos movilizamos el último 8 de marzo. La diputada Brawer, como representante del Frente de Todos, quiere reducir en última instancia todo a un problema cultural mientras el “Estado presente” de Alberto Fernández solo destina el presupuesto para que se construyan 14 refugios para víctimas de violencia en todo el país, un refugio para 14 provincias cuando se necesitan 1 cada 10 mil habitantes. Un problema bastante concreto cuando la pandemia acrecentó las denuncias y por la dependencia económica con sus agresores, las mujeres ni siquiera cuentan con un apoyo económico específico para poder salir del círculo de la violencia.

Este reclamo de medidas concretas —como las que propone el Frente de Izquierda en el Congreso con Nicolás del Caño y Myriam Bregman— son las que se necesitan, no más demagogia, y es por las que miles de mujeres marchamos gritando ¡Ni una menos!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias