Internacional

El desempleo alcanza tasas récord con el Gobierno de Temer

La industria sigue despidiendo. Aumento de la producción para recomponer los stocks, sin nuevas contrataciones. La crisis golpea primero a los trabajadores.

Jueves 30 de junio | Edición del día

Los grandes medios nacionales informan que el desempleo alcanzó niveles record en comparación con los cinco años anteriores. El registro llegó a 11,2% según el diario Folha de São Paulo, casi el doble comparado con el mismo trimestre del año pasado y el 10% más que el trimestre anterior de este año.

El aumento de la tasa de desempleo tiene relación directa con las medidas que se vienen implementando frente a la crisis económica y política del país, que pasan por el cierre de fábricas, la reducción de la producción y los despidos en diversas regiones industriales; en algunos sectores se mantiene el nivel de producción con menos trabajadores y por tanto, mayores ganancias patronales. La comprobación de esta tesis se puede reconocer en los números recientemente divulgados sobre la caída de puestos de trabajo en la industria. En esta rama, de los casi 11,5 millones de trabajadores afectados por el desempleo, casi 1,5 millones salieron de la industria, es decir, el 13% del total de los desempleados.

El número en aumento de trabajadores en la calle, en búsqueda de empleos que no serán generados, es la contratara de la crisis que los patrones buscan que paguemos. En el caso brasilero, la salida que proponen las patronales se da a partir de duros ataques a las condiciones de vida de los trabajadores por parte del gobierno golpista de Temer, precedidos por los ataques que venía implementado el PT como el aumento del tiempo de servicio para acceder al seguro de desempleo, entre otros.

El plan del nuevo gobierno, ya anunciado, es avanzar sobre el sistema de seguridad social, la jubilación, los presupuestos de salud y educación, profundizar los ataques del gobierno petista y asegurar que las ganancias de las grandes empresas estadounidenses y europeas estén garantizadas a pesar de la crisis, lo que se traduce en despidos y desempleo para las masas.

La crisis iniciada en 2008 a partir de la caída del banco de Lehman Brothers no fue el resultado de la acción de los trabajadores. Fue en verdad el resultado de las especulaciones desordenadas de los propios capitalistas. Si la crisis fue generada por ellos, que sean ellos la que la paguen. Mientras los medios festejan la menor cotización del dólar, el aumento de las ganancias y cantan loas al nuevo gobierno, la vida real se traduce en aumento de la inflación, del desempleo y la caída de los ingresos de los trabajadores.




Temas relacionados

Michel Temer   /    Crisis económica   /    Impeachment   /    Brasil   /    Desempleo   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO