Economía

PRESIDENTE DE CHINA EN INGLATERRA

¿El comienzo de la “era dorada” entre China y Reino Unido?

En palabras de Cameron, la gira del presidente Xi Jinping que comenzó este martes en el Reino Unido, podría ser el inicio de una fructífera relación entre ambos países. La visita de estado se da en el medio de un conflicto con la empresa de acero Tata que hace poco anunció más de 1700 despidos en Inglaterra.

Guadalupe Bravo

Economista | @GuadaaBravo

Jueves 22 de octubre de 2015 | Edición del día

La gira de cuatro días que realiza el presidente chino Xi Jinping y su esposa, en Reino Unido, ha generado muchas polémicas. Si bien el recibimiento fue con bombos y platillos, y contó con la participación de la Reina de Inglaterra y el príncipe Felipe en una gran ceremonia Real; la misma tuvo la ausencia del príncipe Carlos, quien ha manifestado su desacuerdo con el régimen político chino.

La esperada visita, la primera de un presidente chino en 10 años, sin embargo fue muy bien recibida por el primer ministro David Cameron, quien vaticinó el “comienzo de la era dorada” entre China y Reino Unido. Según trascendió la agenda de la gira está centrada en estrechar lazos comerciales entre ambos países y anunciar varios acuerdos de inversión china con empresas británicas.

Otro acto glamoroso fue el banquete en el palacio de Buckingham, que además de la realeza contó incluso con la asistencia del líder laborista Jeremy Corbin.

La denuncia de Tata y Caparo sobre dumping del acero chino

La visita de estado se da en un momento algo ´”crítico” para China y Reino Unido debido al conflicto con las empresas del acero Tata y Caparo, ambas denunciaron ser “víctimas” del dumping del acero chino. La semana pasada Tata, el gigante de capital de la India y principal empresa productora de acero del Reino Unido, anunciaba el despido de 1200 trabajadores de sus plantas en Inglaterra y Escocia, mientras que Caparo anunció el cierre de su fábrica en West Midlands, dejando a 1700 obreros en la calle. Desde el sector denuncian que los bajísimos precios del acero chino, han aumentado las importaciones del metal en el país generando problemas a la producción local. Desde los sindicatos le han pedido a Cameron una solución al respecto, medidas que los protejan del dumping del acero chino.

Mirando hacia otro lado, desde el gobierno de David Cameron buscan asegurar negocios por 30.000 millones de libras esterlinas y generar cerca de 4 mil puestos de trabajo.

Los esperados acuerdos de inversión

Al igual que en otras giras de Xi Jinping como en América Latina, en Reino Unido esperan que se anuncien acuerdos de inversión en proyectos de infraestructuras, como en centrales nucleares y en el ambicioso programa ferroviario HS2 entre Londres y el norte del país.

El Ministro de Finanzas inglés, George Osborne ha alentado la participación de inversores chinos en la central nuclear de Hinckley Point C, en el condado de Somerset, dejando la puerta abierta para el diseño y la construcción de nuevas centrales en otras localidades.

El afianzamiento de esta relación comercial entre China y Reino Unido, pone de nuevo a la segunda economía del mundo a la “ofensiva” en materia de alianzas geopolíticas, tras el impacto que le significó Acuerdo Trans Pacífico, impulsado por Obama. Con este viaje, el ministro de Economía ha pretendido impulsar las exportaciones británicas a China y pasar de 34.150 millones de euros a 40.991 millones de euros antes de 2030, y convertir a China en el segundo mayor mercado para ese país después de EEUU. A su vez, China ya está emitiendo deuda pública en yuanes en Londres, con la intención de convertir a la City en el principal centro financiero para negocios en divisa china fuera de la franja horaria del país asiático.

El reclamo de manifestantes pro Tíbet

Manifestantes pro Tíbet, que reclamaban por los derechos humanos y el Dalai Lama, y simpatizantes pro chinos, se cruzaron a lo largo del día en el Parliament Square y en el Mall, que une el palacio con la Plaza de Trafalgar. Por allí pasó, entre los gritos, el presidente Xi junto a la reina Isabel, en una lujosa carroza dorada utilizada para el Jubileo real.







Temas relacionados

Estados Unidos   /    China   /    Reino Unido   /    Economía Internacional   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO