Mundo Obrero Chile

El cobre en un mal momento y los recursos no son nuestros

La caída estrepitosa del valor del commodity podría generar una inminente repercusión de la billetera fiscal que preocupan a las autoridades. Pero ¿Quiénes son los que pierden ante esta baja? ¿Las multinacionales se ven afectadas en sus ganancias? ¿El cobre para todos o solo para unos pocos?

Emerson Morales

Trabajador de la Industria

Sábado 7 de julio

El precio del cobre se consolida a la baja. Es el noveno decline consecutivo y la preocupación del gobierno es clara: el presupuesto fiscal es acotado y el cobre sigue siendo un recurso clave de la economía chilena. Su baja podría repercutir en otros sectores de la economía.

La minería en Chile es principalmente explotada por empresas privadas. Dos tercios de las empresas pertenecen a grupos económicos nacionales y extranjeros como EE.UU, Japón y Europa. CODELCO tributa en promedio US$515,5 dólares por tonelada mientras que las mineras extranjeras en Chile tributan solo US. 5 dólares por tonelada. El royalty minero (impuesto a la gran minería) es una burla en comparación con el promedio de los países de la OCDE. En el año 2016 las multinacionales extrajeron de Chile más de US$22 mil millones de dólares y pagaron US$300 millones de dólares en impuestos. Estas cifras demuestran lo fácil que es explotar recursos estratégicos, cuando la ley y las autoridades políticas chilenas lo permiten.

Frente a esta “adversidad” , tanto especulativa como financiera, los principales perjudicados somos los trabajadores y trabajadores del país. El cobre perfectamente podría servir para financiar y suplir las falencias económicas para vestir a Chile con todos los derechos que nos faltan, como la educación gratuita, el acceso a la vivienda digna y pensiones de calidad para nuestros jubilados. El cobre, además de la actividad minera, es una materia prima para todo un abanico dentro de la economía nacional, pasando por la industria metal mecánica, los servicios y mantención que se despliegan en torno al metal rojo y que por lo tanto cuando hay crisis y declive del valor, este genera un efecto dominó en muchos sectores.

Renacionalización del cobre sin pago y gestionado por los trabajadores y comunidades

En este marco de estrechez de la economía se vienen desarrollando despidos, cierres de empresas y pérdida de derechos sindicales.

Hacemos un llamado a enfrentar los despidos a nivel nacional: ¡no más familias en la calle!

Mientras los empresarios firman suculentos acuerdos millonarios con el saqueo de los recursos naturales, este sistema capitalista, irracional, que solo nos ofrece miles de desocupados, jornadas extenuantes y ritmos de trabajo agotadores, hay que anteponer la expropiación del cobre sin pago a los empresarios privados, que permitiría un gran beneficio para los trabajadores y la población.

Porque claramente, si siguen en manos empresariales los beneficios seguirá siendo beneficio de unos pocos, es necesario que busquemos organizarnos y plantear como queremos que se hagan las cosas. Ya que está en nuestras manos el gestionar estas ganancias, ya que nosotros los trabajadores las generan. Hay que terminar con el saqueo, Nacionalización los recursos estratégicos del país, sin pago a los empresarios y bajo control sus propios trabajadores profesionales y las comunidades locales.






Temas relacionados

Mundo Obrero Chile   /   Gestión obrera   /   Cobre   /   Economía Nacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO