Medios de comunicación

[MEDIOS]

El cierre del Herald y el complejo contexto de trabajo actual en los medios

El fotoperiodista y docente, Martín Acosta, analiza la crisis laboral en el país, especialmente centrada en los medios de comunicación, a partir del cierre del mítico Buenos Aires Herald, que no quedan afuera de la política de precarización laboral y cierre de empresas en los últimos años.

Lunes 7 de agosto | Edición del día

Buenos Aires Herald fue un diario fundamental en los años que transcurrió la última dictadura cívico militar en Argentina, cuando cumplió un rol informativo casi único en el país. Martín Acosta, fotoperiodista y docente, de trayectoria en medios locales e internacionales, en los años ochenta comenzaba su carrera profesional en la agencia Noticias Argentinas. “La primera agencia de noticias privada del país”, se encarga de presentarla.
Más allá de su actividad como fotógrafo de prensa y de sus publicaciones iniciáticas en el Herald, Acosta mantuvo con el diario una relación especial. “Por mi experiencia personal, el diario durante la dictadura fue un medio de comunicación extremadamente importante. En marzo del 76 yo tenía quince años y ya contaba con intereses sociales y políticos. Leía el Herald, me informaba y debatía con mis compañeros de escuela y también con otras amistades”, relata. Y recuerda que durante la dictadura fue “un adolescente muy interesado por la política. Lo difícil en esa época, además de la represión, era la dificultad de acceder a la información”.

Te puede interesar: Paren las rotativas, cerró el Buenos Aires Herald

En su historia personal el diario atravesó intereses sociales, políticos y amistades. “Leer el Buenos Aires Herald tenía sus dificultades para mí porque en esa época no dominaba correctamente el inglés. Tenía un amigo entrañable, con quien compartía los mismos intereses y que manejaba muy bien el idioma. Él me ayudaba con la lectura. Su padre era editor de libros y muy amigo de una de las cabezas del periódico en esos años, el inglés Robert Cox”.
Sin embargo, Acosta destaca que no era el único diario que publicaba la información de lo que sucedía en los años de la dictadura. La Prensa, con un concepto muy liberal en lo político, escribía sobre los reclamos de las Madres de Plaza de Mayo. Lo que distinguió al único diario argentino y latinoamericano escrito en inglés fue que corría y asumía los riesgos en defensa del derecho a la información. “A mí me pareció siempre muy noble la actitud del diario, de sus editores y periodistas. No solamente eran consecuentes con su forma de pensar, que quizás en su totalidad no tenía que ver con la mía, sino que en muchos casos arriesgaban sus vidas al publicar ciertas informaciones”, agrega.

Martín Acosta asume que en sus primeros años de profesión, que el Herald publicara una fotografía suya lo confrontaba con las inseguridades que quien se inicia profesionalmente en el fotoperiodismo y le otorgaba la tranquilidad de saber que su trabajo estaba bien hecho.
Cuando se enteró, como la mayoría de los lectores, del cierre definitivo a principios de la semana pasada a través de las redes sociales, se lamentó como la mayoría de ellos. “No sabía que la publicación iba a cumplir ciento cuarenta y un años. Cuando leí la noticia pensé primero en cuánta gente de nuevo se quedaba en la calle, sin trabajo. Luego reflexioné sobre la situación actual de los medios de comunicación a nivel mundial y particularmente en Argentina, en el gremio del fotoperiodismo al que pertenezco, y en cómo vamos a seguir viviendo económicamente, ganándonos nuestra vida y haciendo lo que nos gusta y elegimos con pasión”.
Martín Acosta ahonda sobre la crisis, que no identifica solamente con el macrismo. Y agrega que “las políticas liberales y neoliberales buscan la sustitución de la producción por importaciones en términos generales. En el contexto socioeconómico extremadamente complejo en el que vivimos, la necesidad o no de algunas empresas de disminuir la cantidad de personal y despedir masivamente o cerrar su puertas es un proceso que comenzó hace por lo menos tres o cuatro años. En este marco no hay un gobierno que tenga la política de preocuparse por la gente que se quede sin trabajo y evita cualquier acción de resolución al respecto. Las empresas se sienten más acompañadas en las soluciones que adoptan con sencillez, y que son habitualmente los despidos. El panorama habla de que la crisis económica va a continuar, la recuperación mínima necesaria, si es que viene, va a ser mucho más lenta de lo que las compañías puedan o quieran esperar, e indudablemente esto se va a seguir acentuando”.

Particularmente sobre el cierre del Buenos Aires Herald, enmarcado de forma lógica en la crisis actual a nivel general y la propia de la gran mayoría de los medios de comunicación tradicionales del mundo, Acosta no cree que sea “Una acción política deliberada de algún sector en particular para callar una voz informativa, ni que se encuadre en un acto de censura. Sencillamente, hay una piratería empresaria como sucede en muchas otras compañías, mediáticas o no, que dejan de producir ante cualquier situación de crisis. Lo cual no le quita gravedad al asunto”.






Temas relacionados

Buenos Aires Herald   /    Buenos Aires Herald   /    Despidos   /    Medios de comunicación   /    Enfoque Rojo   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO