Géneros y Sexualidades

VIOLENCIAS MACHISTAS

El caso de Diana: una nueva violación impune en el Estado de México

Diana, de 16 años fue violada en el municipio de Los Reyes La Paz, estado de México, por un chofer de transporte público de la Ruta 53 de la empresa Transportes Pegaso.

Viernes 7 de julio | 14:09

Diana, de 16 años, regresaba de trabajar. A las 6 de la tarde abordó una Urvan rumbo al metro Santa Martha, en el municipio del estado de México, Los Reyes La Paz. Diana era la única pasajera en la camioneta y cuando vio que el chofer se desviaba de la ruta le dijo que iba hacia otra dirección. Ella narra que el chofer no le hizo caso, puso los seguros y aceleró.

Diana fue golpeada y violada por el chofer de la Ruta 53 de la empresa Transportes Pegaso. Vio el número 32 en la camioneta mientras ésta se alejaba.

Al día siguiente, fue con su mamá a denunciar, pero tuvo que esperar 24 horas más para hacer su declaración debido a la falta de un médico legista.

Ante el llamado del fiscal regional de la Procuraduría del Estado de México, el dirigente de la ruta 53 afirmó que su ruta no es responsable, y que no tiene una unidad con el número 32, versión que ha sido desmentida por la captación que cámaras hicieron del vehículo .

Esto ocurre después de que el 8 de junio, Valeria de 11 años fuera violada y asesinada en el municipio de Nezahualcóyotl, también en el estado de México. Valeria fue encontrada sin vida dentro de una unidad de transporte público donde viajaba a bordo, y se identificó al chofer como el responsable del feminicidio.

La madre de Valeria denunció que las autoridades a la cuales acudió después de no saber del paradero de su hija, minimizaron su denuncia, diciéndole que seguramente estaba con el novio o con sus amigos. En ese caso las 24 primeras horas eran vitales para la búsqueda de Valeria.

También, el 1 de junio, Itzel de 15 años fue violada en la colonia Atlántida de la Delegación Coyoacán, en la ciudad de México. Mató a su agresor en defensa propia. La madre de Itzel relata que cuando llegaron a denunciar a la Procuraduría capitalina, hicieron sentir a su hija culpable en vez de ayudarla y preguntarle cómo se sentía, hicieron que se enfrentara a trámites eternos, y le dieron la pastilla del día siguiente hasta el tercer día.

El Estado de México, primer lugar en feminicidios

El estado de México concentra, en 11 de sus 123 municipios, el 50% de los feminicidios del país. Con esto prueba ser el lugar con mayores casos de violencia contra las mujeres en México, violencia que las mismas autoridades se encargan de perpetuar. Lo mismo ocurre en la ciudad “rosa” de Miguel Ángel Mancera, donde en los casos de violación como el de Itzel, o de feminicidio como el de Lesvy Osorio, las autoridades reproducen el machismo culpando a ellas mismas en primer lugar.

Son las mujeres y niñas provenientes de sectores populares, trabajadoras y estudiantes, las que son violadas y asesinadas, y además son revictimizadas por las autoridades del Estado.

Los casos de violación y feminicidio no son hechos individuales. Son parte de un fenómeno estructural de violencia hacia las mujeres, que encuentran su raíz en la sociedad patriarcal, legitimada y reproducida por el Estado capitalista y sus instituciones.

La Alerta de Violencia de Género, declarada en 11 municipios del estado de México, es presentada como una respuesta del Estado para “asegurar una vida libre de violencia a las mujeres”. No podemos confiar en ésta medida, ni en otras que provengan del Estado y cuyo objetivo es reforzar su capacidad punitiva y aumentar el número de policías y militares en la calles, para amedrentar a los trabajadores, la juventud y los sectores populares. La militarización en éste país, producto de la “guerra contra el narco”, ha costado más de 160 mil muertos y 25 mil desaparecidos. Es por eso que no podemos confiar en el Estado que perpetúa y legitima la violencia en el país en general, y hacia nosotras en particular. Es fundamental poner en pie un gran movimiento de mujeres en las calles, para luchar de forma independiente, junto a los trabajadores y la juventud, contra los feminicidios y la violencia machista.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO