Cultura

A 40 AÑOS / LIBERTADES DEMOCRÁTICAS

El caso Acindar y Martínez de Hoz: empresarios y militares contra la clase obrera

Acindar es un ejemplo del rol de las grandes patronales antes y durante la última dictadura militar de 1976.

Jueves 17 de marzo de 2016 | Edición del día

La represión desatada contra los trabajadores en los procesos denominados Villazos, fueron la antesala del golpe. Se encuentra abierta la causa judicial “El Villazo” por la que fue condenado José Martínez de Hoz, presidente de la empresa y luego ministro de Economía de la dictadura. Dialogamos con Oscar “Chiche” Hernández, obrero de SIDERAR y militante del PTS, querellante en esta causa.

Los dos Villazos y la repression

En marzo de 1974 se da el primer Villazo, cuando los obreros se revelan ante la destitución de los delegados combativos de Acindar. La maniobra de la UOM es derrotada con una huelga y ocupación de fábrica. Consiguen elecciones libres, donde se impone la combativa Lista Marrón. En marzo de 1975, el operativo llamado la “Serpiente Roja del Paraná” sitia la ciudad. Son detenidos más de 300 trabajadores, 20 de ellos fueron desaparecidos. Comienza el segundo Villazo, que dura dos meses de resistencia heroica.

La noche del golpe del 76 son detenidos más de 400 obreros, entre ellos a Helvecio Hernández, trabajador de Acindar y delegado antiburocrático. Su hijo, Oscar, explica por qué la importancia de esta causa “Acindar fue una de las primeras patronales que montó, adentro de su empresa, un centro de represión clandestino un año antes del golpe del 76. Fue la repuesta a la lucha que los metalúrgicos venían dando contra la patronal y la burocracia. Esta empresa financiaba bandas paramilitares”. Y cuenta que “cuando la lista Marrón gana la Comisión Interna de Acindar, Lorenzo Miguel interviene la seccional y expulsa a la CI del gremio. La patronal los desconoce cómo delegados. Se hacen asambleas generales, votan el paro y ocupan la fábrica, y le exigen a la UOM que la seccional tenga elecciones libres. Se realizaron las elecciones y la Marrón se impuso. Mi papá es el delegado normalizador que impusieron los obreros”.

Un año después llega la venganza por parte del gobierno de Isabel Perón y José Martínez de Hoz. “El 20 de marzo del 75, la ciudad fue sitiada por un operativo con efectivos de todas las fuerzas de seguridad. A partir de ese día, los obreros, en forma clandestina, comienzan a organizarse. Los metalúrgicos van a la huelga que mantienen durante 59 días, con 9 días de ocupación y comité de lucha en los barrios. Mi vieja formaba parte de la Comisión de Mujeres que, entre otras cosas, ‘guardaban’ a los compañeros perseguidos”.

En marzo de 1976, Helvecio, junto a varios de los trabajadores que formaron parte de los dos Villazos, fue detenido y permanece cuatro meses secuestrado y desparecido. En noviembre de ese año es liberado, intenta volver a trabajar a Acindar, pero a él y a sus compañeros le prohibieron trabajar en la rama metalúrgica.

Acindar y Martínez de Hoz

Acindar fue beneficiada durante los años de la dictadura. Tuvo tarifas subsidiadas, avales para conseguir créditos externos, excepción impositiva y la estatización de su deuda: 649 millones de dólares fue el monto que Domingo Cavallo terminó estatizando en 1982.

Martínez de Hoz murió en 2013, mientras cumplía una prisión domiciliaria por estar condenado en tres causas por crímenes de lesa humanidad, una de ellas es por la feroz represión desatada contra los trabajadores de Villa Constitución en 1975 en el operativo “Serpiente Roja del Paraná”.

La causa El Villazo

Oscar explica por qué es querellante en esta causa “soy familiar directo de un trabajador secuestrado y asesinado en diciembre de 1975 en Villa Constitución. Nunca aceptamos el relato de que había muerto producto de un enfrentamiento y fuimos a buscar la verdad. También soy querellante por el secuestro de mi papá en el 1976”.

Por otro lado agrega que, según le confiaron fuentes judiciales, van a ser citados a indagatoria directivos de Acindar..

Por último, Hernández cuenta que Villa Constitución tiene una lista de 51 compañeros asesinados, en el periodo que va del 74 al 79, y concluye “el golpe fue contra la clase obrera, que ganaba en fuerza y combatividad. Villa Constitución fue la antesala y el laboratorio experimental de la dictadura, donde se vio como las grandes patronales como Acindar promovieron el golpe e incluso prestaron sus unidades de producción como centros clandestinos de detención”. El 18 de marzo, Oscar, declara nuevamente en esta causa.







Temas relacionados

Oscar “Chiche” Hernández   /    José Alfredo Martínez de Hoz   /    Golpe militar en Argentina   /    Acindar   /    Libertades Democráticas   /    Historia   /    Cultura   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO