Deportes

AJEDREZ

El arte de la planificación

La planificación es un ejercicio constante que los jugadores de ajedrez realizan en cada partida, en cada una de sus jugadas y en las de su oponente. Es una cualidad necesaria para anticipar el desarrollo de la lucha, imponer las propias condiciones y obtener la ventaja decisiva que lleve a la victoria.

Sábado 29 de noviembre de 2014 | Edición del día

Para una correcta planificación, se utilizan los conocimientos previos que el jugador ha estudiado en la tranquilidad del hogar, la intuición del jugador basada en la experiencia de sus partidas anteriores y el análisis concreto de la situación en el tablero. El objetivo de la nota es vislumbrar lo importante que podría ser la práctica del ajedrez para que los trabajadores se acostumbraran a planificar cada uno de los actos de su vida cotidiana, de la economía familiar o de la lucha por una vida digna... Recordemos que el ajedrez era obligatorio en las escuelas de la Unión Soviética para, que jugando y divirtiéndose, formaran tal hábito los hijos de todos los trabajadores.

La importancia de la planificación en la URSS

Ahora, tomemos un ejemplo que nos suministra la joven y atrasada economía de la Rusia soviética, de un plan elaborado al final de la guerra civil (1917-1923) para electrificar al país y que posee la minuciosidad de un análisis científico, como primera aproximación para la acción práctica. A la vez que aporta datos exactos y objetivos a conseguir en diez años, se plantea la necesaria flexibilidad para superar cualquier dificultad o imprevisto que surgiera en el transcurso del tiempo. El plan general se divide a su vez en varias ramas específicas, por sectores geográficos y por cada año. Veremos, posteriormente, cómo un ajedrecista utiliza estos mismos principios científicos para lograr un análisis aproximadamente exacto de una posición y así poder planificar las siguientes jugadas.

Señala Lenin en El plan económico único, publicado por primera vez en 1921:

“El único trabajo serio respecto al plan económico único es el plan de electrificación de la RSFSR (República Socialista Federativa Soviética de Rusia, más tarde sería la principal república de la Unión Soviética), el informe de la GOELRO (Comisión Estatal para la Electrificación de Rusia) al VIII Congreso de los Soviets, editado en diciembre de 1920 y repartido en el VIII Congreso. En este libro está expuesto un plan económico único, redactado, claro está, sólo como primera aproximación por las mejores fuerzas científicas de nuestra República cumpliendo un encargo de sus organismos superiores.

”Fruto de la labor efectuada por la GOELRO ha sido la obra científica antes mencionada, voluminosa y excelente. Han colaborado en ella más de 180 especialistas. La enumeración de los trabajos aportados por ellos a la GOELRO pasa de 200. En primer lugar, tenemos una lista de estos trabajos (primera parte del mencionado volumen, que abarca más de 200 páginas): a) la electrificación y el plan de la economía del Estado; luego, b) abastecimiento de combustible (con un detallado ‘presupuesto de combustibles’ de la RSFSR dentro de los límites del próximo decenio, teniendo en cuenta el número necesario de obreros); c) energía hidráulica; d) agricultura; e) transporte, y f) industria.

”El plan está calculado para un decenio, aproximadamente, y en él se indica el número de obreros y la potencia (en miles de HP –caballos de fuerza, NdelA). Por supuesto, este plan es sólo aproximado, inicial, está trazado en líneas generales, con errores; es un plan ‘redactado sólo como primera aproximación’, pero es un verdadero plan científico. Tenemos cálculos exactos de especialistas relativos a todas las cuestiones fundamentales. Tenemos sus cálculos referentes a todas las ramas industriales. Tenemos –ahí va un pequeño ejemplo- el cálculo de las proporciones de la producción de cuero y calzado a razón de dos pares por habitante (trescientos millones de pares), etc.

”En suma, tenemos el balance material y financiero (en rublos oro) de la electrificación (unos 370 millones de jornadas de trabajo, tantos barriles de cemento, tantos ladrillos, puds de hierro, cobre, etc., tanta potencia de los turbogeneradores, etc.) (…) tenemos el principio de un programa basado en el calendario, es decir, no sólo el plan en general, sino el cálculo para cada año, de 1921 a 1930: cuántas centrales se pueden poner en funcionamiento y en qué medida ampliar las existentes (de nuevo con la susodicha condición, no tan fácil de observar en virtud de nuestras costumbres literario-intelectuales y dignatario-burocráticas).

”No hay ni puede haber ningún otro plan económico único que el confeccionado ya por la GOELRO. Hay que completarlo, desarrollarlo, corregirlo y llevarlo a la práctica sobre la base de las indicaciones de la experiencia práctica, estudiada atentamente”.

Un experimento extraordinario

Sin riesgo a exagerar, se puede establecer una analogía entre la planificación socialista de un estado obrero, el de un dirigente político que planifica la insurrección en una gran ciudad y el de un comandante (ajedrecista profesional) que dirige su tropa en el campo de batalla (tablero). Este hecho es demostrado por un valioso experimento realizado por el Gran Maestro soviético Alexander Kotov, como introducción a su conocido libro Piense como un Gran Maestro:

"Intentaremos ahora describir los complejos procesos del pensamiento que tienen lugar en la mente de un gran maestro durante el juego. Para explicar estos procesos tan claramente como sea posible, vamos a ensayar un pequeño experimento que me vino a la memoria debido a la técnica de estudiar la mecánica en la universidad. Lo primero de todo, se estudia la estática –el efecto de las fuerzas sobre un cuerpo en reposo– y luego la dinámica –el mismo fenómeno en movimiento-. También consideraremos primero cómo pensar las jugadas desde el punto de vista estático, y más tarde desde el de la dinámica.

”Imaginemos entonces la habitación donde se está jugando un torneo de primera clase. Nos acercamos a la escena y pedimos a uno de los jugadores, digamos por ejemplo Polugayevsky, que abandone su sitio. Vamos ahora a pedir a Smyslov que nos diga inmediatamente, sin hacer ninguna consideración, el curso de sus pensamientos al estudiar la posición en la que él, el blanco, tiene que mover.

”Puedo asegurar que su primera reacción sería contar cuántos peones hay. Como norma, un gran maestro puede saber de una mirada, sin contarlas, cuántas piezas hay en el tablero. Sin embargo, puede también a la vez contarlas. Supongamos que Polugayevsky no ha sacrificado ninguna pieza y así el material está equilibrado. El siguiente paso en el pensamiento de Smyslov será aclarar los siguientes puntos:

”Primero, de qué apertura proviene esta posición. Si no se han hecho muchas jugadas, será capaz de saberlo por la configuración de peones y la posición de las piezas. Si hemos entrado ya en el medio juego, entonces se tiene que investigar sobre los restos de la estructura de peones, sobre las columnas abiertas, las diagonales y la situación de los caballos.

”Entonces surge la pregunta: ¿he tenido yo antes esta posición o se ha dado en partidas de otros grandes maestros? Este es un importante punto en las materias a tratar, ya que si se puede recordar una posición similar de partidas anteriores, entonces es más fácil hacer una valoración de cómoestán las cosas, y acertar con el plan correcto o con variantes ya analizadas. Usar conocimientos almacenados es una excelente manera de ahorrar tiempo pensando, así como de evitar errores o un plan equivocado.

”Esta fase del pensamiento que nosotros llamamos el período de clarificación es muy importante. Aquí el principal papel lo desempeña el conocimiento, la experiencia y la erudición del gran maestro. Naturalmente, la memoria juega su parte, ayudando a traer a la mente las jugadas hechas en partidas jugadas hace ya mucho tiempo. Se pueden encontrar ejemplos notables de esta técnica de trabajo en las partidas de Alekhine y Botvinnik, que fueron ayudados de este modo a producir grandes obras de arte.

”Provisto de estos sondeos preliminares, el Gran Maestro intenta entonces valorar la posición. No sólo tiene que resolver el problema básico de quién está mejor, sino que tiene que discernir la naturaleza de la posición hasta sus más pequeños detalles. El tendrá en cuenta la presencia y el relativo valor de varias líneas abiertas, todo mientras sitúa en mente la labor concreta que se extiende ante él: ocupar esta columna abierta o la diagonal, cerrar otra, neutralizar la acción sobre esta línea de las torres enemigas. También resolverá qué casillas importantes ocupará con sus caballos, de cuáles echará fuera a la caballería enemiga. Llegará a estar claro para él cuál de sus peones, y los del oponente, está débil, dónde hay fuertes peones pasados. De una manera más subconscientemente que consciente establecerá dónde hay cooperación y armonía entre sus piezas y lo mismo respecto a las de su oponente. Se dirá mentalmente: esto es lo que tengo que situar bien; aquí es donde debo reagrupar.

”No le costará a Smyslov mucho esfuerzo establecer qué bando domina el centro y cuál es la influencia sobre este centro de tal o cual pieza. Luego, fijará el valor de las cadenas de peones de cada bando, y sabrá dónde son posibles los avances de peón. Después de todo esto, él comprenderá más claramente quién tiene mejor posición, quién tiene la iniciativa, quién debe atacar, quién estará obligado a defenderse. Decidirá dónde debe atacar el blanco si el negro solamente se defiende, o en lugar de ello intenta contraatacar en el flanco. De otro modo, el negro proyectará un golpe en el centro –un gran maestro sabe perfectamente bien que la mejor contestación a un ataque de flanco es un contraataque en el centro.

”Finalmente, si la posición está igualada, Smyslov decidirá si debe maniobrar tranquilamente con el fin de debilitar el campo enemigo.

”Este es, por tanto, el camino por el que un Gran Maestro, en la sala del torneo, va poco a poco valorando una posición. Nosotros no podemos afirmar que él tratará los elementos de la posición en el orden que yo los he dado; mucho de lo que nosotros hemos categorizado, él probablemente lo confiará a su intuición, pero de una manera u otra los variados problemas serán considerados y resueltos.

”¿Cuánto tiempo lleva este proceso? Naturalmente, esto depende de la habilidad del gran maestro y de las características de cada posición en particular. Existe también el factor del temperamento. Es bien conocido que en algunos jugadores tranquilos, el análisis juega el principal papel. En otros predomina la intuición desarrollada por la práctica analítica. Evaluar una posición es muy importante y se dedica a ello mucho tiempo.

”Únicamente después de haber pasado por este trabajo preparatorio, Smyslov empezará a madurar un plan. La dirección de los pensamientos de un jugador está gobernada principalmente por las características de una posición ya dada, pero no poco corresponde al carácter del jugador. Petrosian probablemente pensaría primero cómo defender sus debilidades, mientras que Tal empezaría a pensar en la posibilidad de preparar un sacrificio.

”Así, en uno u otro caso, nuestro gran maestro decidirá el plan general de campaña, dónde dirigir sus piezas, qué atacar, cómo defenderse en caso de necesidad. Además de este plan general, él tendrá otro más concreto que decida cuáles serán sus cinco jugadas siguientes; ocupar esta casilla, cambiar este peón, etc. También verá cuál es el plan de su oponente y cómo puede estorbarlo.

”Para llegar a este estado, los pensamientos de un gran maestro se han basado en ideas generales y en principios estratégicos. Ahora, por fin, empezará a pensar en la mejor jugada que hará a continuación. Establecerá qué jugadas son posibles y cómo adaptarlas a su plan. Luego comenzará a analizar muchas variantes. Examinará cada una de las jugadas, preverá la réplica de su oponente, luego su mejor contestación, etc. Sólo después de terminar esta inmensa tarea, ahora puramente analítica, Smyslov moverá una pieza y detendrá su reloj. ¡Pensamiento terminado, jugada hecha!”.

Ahora veamos un clásico ejemplo de lucha entre dos planes opuestos: uno para lograr ventaja material en un flanco y el otro por la iniciativa en el centro del tablero: una verdadera batalla entre los campeones mundiales Mijail Botvinnik y Jose Raúl Capablanca.

Botvinnik, Mikhail - Capablanca, Jose Raul [E49]

AVRO Holland (11), 22.11.1938[Kasparov]

1.d4 Cf6 2.c4 e6 3.Cc3 Ab4 4.e3 d5 5.a3 Axc3+ 6.bxc3 c5 7.cxd5 exd5 8.Ad3 0–0 9.Ce2

Esta variante es conocida por la teoría como Botvinnik o sistema Rubinstein. Actualmente se considera prematuro fijar, por parte de las negras, la estructura de peones en el centro, pues las blancas tienen buenas posibilidades de asumir la iniciativa. Pero por entonces era tierra virgen, y el desarrollo de la Defensa Nimzoindia apenas estaba definido.

b6 10.0–0 Aa6 “Lo más satisfactorio para las piezas negras, pues el alfil de d3 debe cambiarse” (Botvinnik).

Según los modelos de los años 20 y 30, las negras no tienen motivo de queja. Su estructura de peones es buena, su desarrollo confortable y no tienen debilidades apreciables. Las blancas no tienen amenazas concretas. Pero Botvinnik ha previsto que una vez realizado el plan f2-f3 y e3-e4-e5 dispondrá de un fuerte ataque en el flanco de rey. ¿No lo cree? Bueno, en tal caso está al menos de acuerdo con el gran Capa.

11.Axa6 [11.f3 ] 11...Cxa6 12.Ab2?

Los innovadores están predestinados a equivocarse: lo correcto es 12.Dd3! Porque además de encajar en un profundo plan estratégico, el orden de jugadas siempre es importante. Sin embargo, es fácil, como ahora hacemos, mejorar viejas variantes, estudiando jugada por jugada, ¡pero mucho más difícil era crear una nueva estrategia a largo plazo! 12...Dd7 13.a4 [13.Dd3 Da4!] 13...Tfe8?

“Asombroso error por parte de Capablanca” (Botvinnik) En mi opinión, después de la evidente 13...cxd4 14.cxd4 Tfc8 seguido de 15.— Tc4 y 16.— Tac8, las blancas deberán presionar en el centro para cambiar la orientación del juego.

14.Dd3 c4?

“Esto ya es un serio error posicional. Obviamente, las negras asumen que las blancas no podrán realizar el avance de su peón e, y que por lo tanto su superioridad en el flanco de dama se hará sentir. Capablanca tenía en mente la maniobra Ca6-b8-c6-a5-b3, después de lo cual el peón a es difícil de defender. Sin embargo, la ventaja negra en flanco dama no tiene gran importancia, mientras que la ruptura e3-e4 resulta ser muy efectiva. Debería haber contestado con la modesta, pero parece que adecuada defensa, 14...Db7” (Botvinnik).

15.Dc2 Cb8 16.Tae1 Cc6 17.Cg3 Ca5 [17...Ce4 18.Ch1! El plan de las blancas se lleva a cabo en todos los casos f5 19.f3 Cd6 20.Aa3 g6 21.Ng3 con el inevitable avance e3-e4, y debilitamiento del rey, fuente de constantes quebraderos de cabeza para las negras] 18.f3 Cb3.

Ambos rivales prosiguen sus esfuerzos: el peón de a4 está amenazado, y las blancas siguen con su proyecto central. 19.e4 Dxa4 Este peón viene a ser el cebo para el tigre 20.e5 Cd7 21.Df2 g6 22.f4 f5 23.exf6 Cxf6 24.f5 Txe1 25.Txe1 Te8 [25...Tf8 26.Df4 Da2 27.fxg6! Dxb2 (27...hxg6 28.Dg5) 28.g7! Rxg7 29.Cf5+ Rh8 30.Dd6 Tf7 (30...Rg8 31.Dg3+) 31.Dxf6+ ] 26.Te6! [26.fxg6 hxg6 27.Txe8+ Cxe8] 26...Txe6 [26...Rg7 27.Txf6! Rxf6 28.fxg6+ Rxg6 (28...Re7 29.Df7+ Rd8 30.g7) 29.Df5+ Rg7 30.Ch5+ Rh6 31.h4! Tg8 32.g4 Dc6 33.Aa3! ] 27.fxe6

Ahora el peón f, que parecía condenado a inmolarse en las llamas del ataque, va a realizarse el sueño de su vida. 27…Rg7 28.Df4 De8 [28...Da2? 29.Cf5+ gxf5 30.Dg5+ ] 29.De5 Qe7 30.Aa3!! Dxa3 31.Ch5+! gxh5 32.Dg5+ Rf8 33.Dxf6+ Rg8 34.e7 [34.Df7+ Rh8 35.g3! (35.e7? Dc1+ 36.Rf2 Dd2+ 37.Rg3 Dg5+ 38.Rf3 Cxd4+! 39.cxd4 Dg4+ ) ] 34...Dc1+ 35.Rf2 Dc2+ 36.Rg3 Dd3+ 37.Rh4 De4+ 38.Rxh5 De2+ [38...Dg6+ 39.Dxg6+ hxg6+ 40.Rxg6] 39.Rh4 De4+ 40.g4 De1+ 41.Rh5 1–0







Temas relacionados

Escuela soviética de Ajedrez   /    Historia del ajedrez   /    Ajedrez   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO