Economía

ECONOMÍA

El "ambicioso" plan para transformar a empresas en multinacionales

El Gobierno lanzó ayer un plan que da beneficios para impulsar la transformación de empresas medianas y grandes en multinacionales.

Miércoles 6 de septiembre | Edición del día

El Gobierno lanzó ayer un plan para impulsar la transformación de empresas medianas y grandes en multinacionales, con el objetivo que aumenten sustancialmente sus exportaciones, incrementando valor agregado.

El programa -denominado Potenciar- fue anunciado por el ministro de Producción, Francisco Cabrera, y el secretario de Industria, Martín Etchegoyen, e involucra a las empresas que facturen anualmente entre 180 y 6.000 millones de pesos y que, además, exporten ya por lo menos el 3 % de su facturación.

Cabrera destacó que el programa involucra "a empresas medianas o grandes que puedan ser transnacionales" y reconoció que las políticas públicas, hasta este momento, estaban más orientadas a Pymes.

El Gobierno estima que "el universo de empresas que podría participar en el programa ronda las 200" compañías, de las cuales "ya tenemos identificadas unas 65", puntualizó Etchegoyen.

El programa brindará asistencia técnica y financiera a las empresas -que se encuadren dentro de los límites establecidos- para aumentar la inversión y el desarrollo de productos" que le permitan ganar mercados.

Las compañías que facturen desde $ 180 millones anuales, en el caso de las de servicio, y $ 540 millones, en el de las industriales, y hasta $ 6.000 millones, que exporten por lo menos un 3 % por ciento de su facturación y que efectúen inversiones en investigación y desarrollo en al menos 1,5 % de su facturación podrán presentar sus proyectos hasta el 22 de este mes.

En caso de que el proyecto sea seleccionado por un comité de expertos, designado por el Ministerio de Producción, el Estado le proporcionará asistencia técnica de profesionales que "trabajarán, junto con la empresa, en el desarrollo tanto de las exportaciones como en lo que tiene que con los canales de comercialización" y también financiamiento.

Acerca del financiamiento, que se canalizará a través del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), será de "hasta $ 200 millones por empresa" con "un subsidio de tasa de hasta seis puntos porcentuales" en el caso de créditos en pesos y de "hasta tres puntos porcentuales" cuando sean en dólares.

Según precisaron los funcionarios, el Estado tendrá $ 50 millones para bonificaciones y, en algunos casos, si el proyecto lo amerita, también habrá "aportes no reembolsables para inversión y desarrollo de productos" por hasta $ 7 millones.

Los funcionarios destacaron que la Argentina cuenta con alrededor de "56 mil PYMES y con sólo seis multinacionales" , por lo que la posibilidad de que otras compañías se sumen a este último grupo, no solamente mejorará la performance de esa empresa sino que "beneficiará a toda la cadena de valor que la provee".

Cabrera destacó que el programa forma parte de la política de integración de la Argentina con el mundo y sostuvo que, desde el Gobierno, "somos optimistas respecto de la integración con el mundo, porque pensamos que eso nos va a hacer crecer".

En tanto, Etchegoyen subrayó que el Gobierno apunta a la "transformación de la estructura productiva de la Argentina" y destacó que "este plan es inédito" y que "el país tiene una base sobre la cual construir" nuevas empresas multinacionales.

El programa tendrá una duración de 18 meses, extensible por otros seis para las empresas que sean seleccionadas y ya se estableció "un acuerdo de cooperación con Israel para facilitar el desarrollo y la utilización de tecnología" para las compañías argentinas.

Está claro que un plan así no está orientado a acabar con la dependencia del capital extranjero. Dentro de las 500 grandes empresas que actúan en el país, que representan un tercio del valor agregado nacional, la participación extranjera aumentó un 47 % en 18 años y pasó de 219 empresas en 1993 a 322 en 2011.

El macrismo con todas las medidas que tomó para atraer una "lluvia de inversiones" que nunca llegó pretende profundizar esa dependencia. El nuevo plan sólo busca poner más recursos en las cuentas bancarias de las empresas que reciban los beneficios.








Temas relacionados

Francisco Cabrera   /    Multinacionales   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO