Cultura

EL TELESCOPIO

El alimento, ruidos en la panza y en la cabeza

Sobre ideas y emociones que alimentan en epocas de bolsillos hambrientos. Cuánto comemos y cuánto nos hacen comer.

Viernes 7 de junio | 11:02

Foto: Giuseppe Arcimboldo (1527-1593)

Googlié la palabra alimento: "dícese de una sustancia nutritiva que toma un organismo o un ser vivo para mantener sus funciones vitales. O cosa que sostiene o mantiene vivo un sentimiento, una ilusión o una idea"

¿Cuántas cosas pueden alimentarnos?
Un intrigante libro que no dejas de leer hasta el final, un cuadro deslumbrante en el que te caes de la emoción al verlo, la camisa que querías comprarte con los pesos que juntaste. Una palmada en el hombro. Un poco de sol. El crujir de una manzana verde, ácidamente deliciosa. El guiso de mondongo que hace mi mamá en invierno. Alimentos que nos ponen bien.

Y está el otro, que te llena de cosas también pero que a algunos les hace ruido, en la panza y en la cabeza.

Cerca de la estación de tren hay una verdulería. Quienes trabajan ahí van preparando las ofertas del día, indispensables en estas épocas de bolsillos con hambre.
En la calle hay un contenedor de plástico. Allí, todas las mañanas, varias personas se juntan con sus changuitos, bolsitas, algunos carritos y revuelven el gran tacho verde.
Es mercadería "no apta" para comercializar, pero llena tripas ruidosas.
Son desechos de unos que se vuelven hechos para otros. Comida a la basura y basura que se come. Ruido.

Una bella señora, al término de una charla de vereda, me dió un alfajor y me dijo: "viste que lío hay en Francia con esos de los chalecos? Hay que moverse, a ver si nos comen ". Y me vino a la cabeza lo que Rosa decía, mientras alimentaba con ideas de dar vuelta la cosa: "quien no se mueve no siente sus cadenas"
Cuánto comemos y cuánto nos hacen comer...

Hoy es otro día para seguir buscando ese alimento que libere las cadenas de las panzas vacías. Ya hay demasiadas.







Temas relacionados

El Telescopio   /    Literatura   /    Relato   /    La Plata, Berisso y Ensenada   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO