Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

El ajuste ya empezó en las empresas kirchneristas: despidos masivos y cierre de Paraná Metal

El empresario kirchnerista Cristóbal López había postergado el cierre de la planta de Villa Constitución para no complicar (aún más) la performance de Daniel Scioli en el balotage. Terminado el mismo, anunció el cierre definitivo mientras planea nuevos negocios bajo el macrismo.

Miércoles 2 de diciembre de 2015 | Edición del día

Necesitados de votos, el oficialismo prometió en la campaña electoral industrialización y creación de empleo, pero rápidamente dejó entrever que era pura demagogia. Lo esencial del plan de ajuste era compartido por ambos candidatos: que la crisis la paguemos los trabajadores con devaluación y ataques a las condiciones de trabajo. El grupo kirchnerista Indalo no esperó el verde y cerró la vieja Paraná Metal en Villa Constitución.

Cristóbal López se hizo cargo de la empresa en el 2009 a pedido del gobierno nacional y despidió a mil trabajadores que resistieron con movilizaciones y 35 días de corte de autopista. El gobierno de Kirchner y el de Binner, gobernador de Santa Fe en ese momento, dejaron pasar el ataque y favorecieron a la patronal vaciadora. Pese a que durante estos años recibió numerosos subsidios como el REPRO, la empresa continuó sin inversiones y con sólo el 10 por ciento de los trabajadores, que perdieron conquistas y sufrieron suspensiones y fatales accidentes. Quienes quedaron en la calle fueron empujados a la miseria, aumentando notablemente el índice de desempleo y la cantidad de suicidios en una ciudad que vive alrededor de la actividad metalúrgica.

Frente al constante vaciamiento patronal, la UOM no desarrolló ningún plan de lucha. Al igual que la conducción nacional, la seccional de Villa Constitución estuvo concentrada en la campaña de Scioli; el mismo candidato de Cristóbal López! Se dedicaron a no hacer olas y a buscarle compradores y proveedores a la patronal. El martes por la mañana, los trabajadores realizaron una asamblea en la portería en la que la conducción presentó el cierre de la empresa y señaló que el único camino es reclamar por las indemnizaciones. Luciano Molina, delegado de base de Acindar, intervino proponiendo lanzar un plan de lucha de todos los metalúrgicos. En declaraciones a LID, planteó que "es necesario que enfrentemos el cierre de Paraná Metal entre todos los metalúrgicos, coordinando una lucha seria. Peleando juntos los trabajadores de Acindar y de Paraná Metal podemos lograrlo, la UOM debe convocar a un plenario abierto para unir todos las luchas porque el ajuste no termina acá."

Mientras tanto, el grupo de Cristóbal López ya planea nuevos negocios de la mano del gobierno macrista: prepara la construcción de un rascacielos de 35 millones de dólares en Comodoro Rivadavia, Chubut. Y en Barracas, donde se encuentra el Distrito Tecnológico de Macri, piensa desarrollar su estructura de comercio electrónico y comunicaciones, apoyándose en las plataformas del grupo que consiguió bajo el kirchnerismo: Ideas del Sur, Minutouno.com, C5N, Ámbito Financiero y Radio 10 entre otras. Negocios son negocios.







Temas relacionados

Paraná Metal    /    Mauricio Macri   /    Cristóbal López   /    Ajuste   /    Daniel Scioli   /    Despidos   /    Santa Fe   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO