Economía

RECESIÓN

El ajuste y la recesión se profundizan en Brasil de la mano del PT

La OCDE publicó hace días un informe realizado sobre la economía brasilera actualmente en recesión, donde advirtió que el país “enfrenta un momento crítico para poner la economía de nuevo en marcha”. Mientras el PT implementó una ola de ajustes que comienzan a ser resistidos por los trabajadores.

Guadalupe Bravo

Economista | @GuadaaBravo

Jueves 12 de noviembre de 2015 | Edición del día

La crisis económica y política que atraviesa Brasil bajo el gobierno de Dilma Rousseff del PT, influye mucho en el destino de los países vecinos, sobre todo sus socios comerciales del MERCOSUR, como la Argentina.

Desde la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, presentaron hace pocos días en Brasilia, un informe sobre la situación del país y sus perspectivas. De la presentación participaron el Secretario General de OCDE, Ángel Gurría y el Ministro de finanzas de Brasil, Joquim Levy.

En el informe se advierte que “Brasil está en un momento crítico, ya que la situación fiscal es un reto, la inflación es alta y vientos de cola anteriores con altos precios de las materias primas se están desvaneciendo.” Estos factores ejercen presión sobre la economía que proyecta una contracción de 3,1% para 2015; y de 1,2% para 2016.

Gurría remarcó en su discurso que “la estabilidad macroeconómica ha sido un factor crucial para el éxito de Brasil en el pasado”, pero alertó: “El progreso debe continuar en los frentes fiscal y monetario. Implementar reformar estructurales ambiciosas son una necesidad urgente para cerrar las brechas de productividad con otras economías emergentes líderes asegurando que todos los brasileños puedan compartir los frutos de la prosperidad.”

En el mismo nivel se encuentra la necesidad de “aumentar la productividad, esencial para el futuro crecimiento económico de Brasil, particularmente en el sector industrial, que aún tiene un importante potencial sin explotar”, continuaba Gurría. “Reformar el fragmentado sistema impositivo, aumentar la competencia y la integración en el comercio internacional son esenciales tanto para aumentar la productividad y mejorar los incentivos para innovar”, finalizaba.

El panorama económico de Brasil se completa con una elevada inflación que culminará rozando el 10%, siendo el aumento de precios el más elevado de los últimos 13 años. Economistas afirman que el avance de los precios reduce además la posibilidad de que el banco central baje las tasas de interés el año próximo desde el actual 14,25 por ciento. La devaluación del real se acerca al 50% en lo que va del año, da muestras de la difícil situación. Además, de acuerdo a datos publicados en The Wall Street Journal, otro factor relevante está atado a la situación de China, este año las exportaciones brasileras cayeron un 19%, hasta el mes de agosto.

El sector automotriz como reflejo la crisis

En un escenario de profunda recesión, la industria del automotriz es sin duda un claro ejemplo de la fuerte desaceleración de la economía y la caída del consumo interno.

De enero a octubre, la producción de autos cayó 21.1%, mientras las ventas se desplomaron un 24.3%, en los peores resultados en casi una década, según la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores de Brasil (ANFAVEA). Se prevé que el sector cierre el año con una producción por debajo de los 2.6 millones de autos.

Este parate en el sector, que desde las patronales pretenden recaiga sobre sus trabajadores, ha generado la resistencia de los obreros de General Motors, meses atrás enfrentando los despidos.







Temas relacionados

Brasil NO USAR   /    OCDE   /    Dilma Rousseff   /    PT   /    Economía Internacional   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO