Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

El acuerdo con Techint y Macri: volver a los 90 con la UOM kirchnerista

En Siderca, el acuerdo entre el empresario Rocca, el gobierno macrista y la UOM dirigida por el FPV, refleja quién es quién en el ajuste en curso. El plan: flexibilización o despidos.

Martes 22 de diciembre de 2015 | Edición del día

Foto: http://leonardovandenbosch.blogspot.com.ar/

Cinismo PRO. Cuando “Mariu” Vidal anunció la reincorporación de los despedidos de Siderca algunos se ilusionaron con esta acción del gobierno. Sin embargo pronto empezó a mostrar el cinismo pro patronal escondido atrás de su figura “buena onda”, un tanto naif. Cuando se conoció el acuerdo, la cara se mostró como toda su brutalidad. Los trabajadores serán reincorporados si aceptan hacer tareas polifuncionales y con rebaja de salario. Si no les gusta perder derechos, la calle está lista para recibirlos nuevamente. Por primera vez en años, trabajadores de planta van a ser precarizados. Ya no se trata de si la inflación fue mayor al acuerdo paritario, sino a un cambio en sus condiciones de trabajo lisa y llanamente. Esto va acompañado por el despido de 200 tercerizados de una contratista que ya no son necesarios porque los “reinstalados” harán su trabajo.

Los 90 “reaparecen” a pleno en la fábrica de tubos sin costura, propiedad de los Rocca, la crema de la burguesía argentina hace rato transnacionalizada.

Pero si de la derecha no se puede esperar otra cosa, y más aún luego de haberle transferido 84.000 millones de pesos al campo de una sola vez, hay aún quienes creen que los K van a encabezar la pelea contra esta ofensiva contra los trabajadores y el pueblo.

Los K: ni liberación ni resistencia

Así es como los K se debaten sobre como será su oposción al gobierno de la derecha. Algunos se ilusionan con una especie de “resistencia”. Nada mas lejos de la realidad. Si antes hubo un “relato” de los K oficialistas, ahora hay uno de los K opositores. Antes no fueron la liberación y por eso los Rocca la levantaron en pala y ahora no serán la resistencia.

El gobierno de los CEOs ya tiene su blanco predilecto y son los trabajadores. En la industria, los K son la UOM, el SMATA y Daer (que por lo menos esta semana es kirchnerista). Si alguien quiere saber como serán los K en los centros neurálgicos de la producción y la sociedad, en el lugar central del ataque macrista, no tiene mas que mirar el conflicto de Siderca y sacar sus propias conclusiones.

La UOM kirchnerista

El escenario: Ministerio de trabajo de la Nación sede Callao. El momento: Viernes 18 de Diciembre de 2015. El personaje: Antonio Caló. Asistencia perfecta: en los actos de CFK. Ubicación: adelante y al medio. Última aparición: primera fila del encuentro ProPyme con Mariu Vidal y Paolo Rocca. La declaración: “Los reintegran a todos a sus lugares de trabajo”. Estas palabras eran tomadas como un triunfo de los centeras de trabajadores, familiares y vecinos que se habían movilizado por las calles de campana la noche anterior. A las pocas horas de dicha declaración, “la letra chica” del acuerdo cobraba conocimiento entre los trabajadores despedidos: los trabajadores no eran reincorporados a sus puestos de trabajo, sino que serían reincorporados con la condición de ser trasladados a un “Centro de Servicios Generales”. Un sector polifuncional para realizar tareas como barrer, limpiar, pintar, cortar el césped, o lo que se le ocurra al gerente a cargo. Los que quedan en las líneas realizarán el trabajo de dos, incluso tres compañeros: mas trabajo por el mismo salario.

Imágenes

Congreso de la UOM: los trabajadores increpan a los dirigentes sindicales. Estos responden que es lo mejor que pueden conseguir y que si no les gusta tienen la indemnización a su disposición.

El Personaje: Abel Furlán. Ver curriculum abajo. Anticipamos, ultra K.

El ingreso. El sábado por la mañana los trabajadores despedidos ingresaron en su turno correspondiente, donde fueron recibidos en un aula por el abogado de la UOM local y miembros de la Comisión Directiva y Comisión Interna quienes les explicaban las nuevas condiciones que debían aceptar si no querían continuar despedidos. La mayoría firma el acta y se los notifica suspendidos hasta el 9 de Enero.

Los K podrán movilizarse por algunas demandas pero en el barro de las fábricas y los sindicatos no tiene nada que ofrecer. Los principales referentes de la CGT “Balcarce”, como fue denominada con CFK en la Casa Rosada, firman un acuerdo flexibilizador y noventista a espaldas de los que comenzaban la lucha en las calles. “Es lo mejor que pudimos conseguir” repetía hasta el hartazgo Abel Furlán, Secretario General de la UOM Campana-Zárate, secretario de prensa de la UOM Nacional, diputado nacional por el FpV, y presidente del PJ Zárate-Campana. “Optamos por el mal menor” continuó justificando el acuerdo en el que obliga a trabajadores de hasta 38 años de servicio en la fábrica a desconocer cúal va a ser su tarea a partir del 9 de enero. Es que este kirchnerista “paladar negro” veía un “mal mayor” que los trabajadores continúen su movilización independiente y cuestione su rol de burócrata detrás de un escritorio cobrando mas de $80.000. Tanto Caló, como Furlán y su predecesor, el fallecido Ángel Recúpero se encuentran implicados en una causa por el robo del seguro de vida y de sepelios de los afiliados, del cual recibían U$D 20.000 por mes en un sobre marrón.

Obreros de acero

El jueves a las 5 am frente a trabajadores rebotando en los molinetes, la gente estalló en bronca y los sectores querían hacer paro. La interna logro desmovilizar a un sector, pero otro sector importante se movilizó al congreso de delegados en la sede del sindicato a las 10 am. A las 13hs una marcha y carvana se movilizó a la municipalidad donde tuvieron que salir concejales a escuchar los reclamos, para finalizar en el sindicato. La directiva se negó a dar la cara, y quedó recluída en la sede, prefieren juntarse con gerentes y ministros porque tienen salarios mas acordes a ellos que a los trabajadores. Por Whatsapp y redes sociales se auto convocaban a las 20hs para protestar contra los despidos. Asambleas masivas de los que ingresaban a la noche, familiares, trabajadores solidarios y vecinos se turnaban para proponer medidas de lucha. Se votó marchar hasta el centro de Campana.

Una verdadera multitud salió de la puerta de fábrica y se fueron sumando durante todo el trayecto. Otros tantos salían de los balcones a aplaudir a los obreros defendiendo sus puestos de trabajo, también los restaurantes con mesas en la calle mostraban a gente de pie aplaudiendo. Los trabajadores le mostraban los dientes a la patronal genocida. La jornada cerró con una asamblea en las escalinatas de la Plaza, votando una nueva concentración el viernes al mediodía. El viernes además hubo concentración en el Ministerio de Trabajo con mas de 150 trabajadores despedidos y delegados haciendo presión a las delegaciones reunidas. Marchas y asambleas de trabajadores sin la UOM K, le arrancaron un triunfo enorme. Marcaron la cancha y marcan el camino de que hay que seguir organizados para recuperar el gremio para los trabajadores.







Temas relacionados

Abel Furlán   /    Paolo Rocca   /    FpV   /    Siderca   /    Techint   /    Kirchnerismo   /    UOM   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO