Sociedad

ABUSO POLICIAL

El abuso policial, la otra pandemia que golpea a la ciudad de Neuquén

Una docente de esta localidad hace pública una agresión policial hacia su persona por parte de las autoridades policiales de la Comisaría 1ra de la ciudad de Neuquén. En este marco de la pandemia de Covid 19 se exacerba la violencia policial dando vía libre para cometer apremios y vejaciones de todo tipo.

Miércoles 16 de septiembre | 13:55

El hecho ocurrido que cuenta la docente Mónica, sucedió en la noche del viernes 4 de septiembre ya pasada la medianoche, en el lugar se encontraban 3 amigas que se disponían a agasajar a una de ellas en el día de su cumpleaños. Cabe destacar que las tres habitualmente se visitan y acompañan en este contexto y así lo han asumido desde que se inició la pandemia. Y allí se hicieron presentes policías.

De esta manera nos relata: "Un ensordecedor golpe estalla en la puerta de entrada del departamento donde se encontraban, y que la fuerza pública irrumpe pidiendo a gritos que todo el mundo salga con DNI en mano; sin entender lo que estaba sucediendo ante semejante caos logramos visualizar 3 policías con reflectores que caminaban sobre el paredón del vecino y seguían gritando que todo el mundo debía salir de inmediato".

Fue así que ante la magnitud de semejante despliegue una de ellas sale a abrirles y se encuentra con un operativo similar a un allanamiento; sin dar tiempo a reaccionar una mujer policía ingresa violentamente, requisa el lugar, interroga a las únicas 3 personas que se encontraban allí totalmente desconcertadas y que respondían ante cada pregunta instigadora.

No conforme con ello, afuera se encontraron con 5 móviles policiales, una cantidad importante de uniformados, y el anuncio de que existía una "denuncia de una vecina". En ese momento se desató un clima de tensión porque no daban cuenta de los responsables de dicho operativo. Un policía a cargo labró el acta, y ante la insistencia de una de las involucradas de no dejarse avasallar y pedir explicación de lo que estaba ocurriendo, es amenazada por la mujer policía, quién sentenció: "Señora se calla o la detengo por mal educada". Así finalizó todo este escenario con una detención arbitraria, otra obligada a regresar a su domicilio escoltada por un patrullero amedrentándola y la tercera víctima en estado de shock emocional.

La forma en que la policía actuó sólo manifiesta imposiciones injustificadas e intenta implementar el miedo, amedrentar y ejercer el abuso de poder, muy lejos está de velar por nuestra seguridad y de generar conciencia ciudadana sobre los cuidados en este contexto.

La docente concluye su relato manifestándonos en palabras de Galeano: “Está claro que el miedo es el enemigo de la libertad”.







Temas relacionados

abuso policial   /    Neuquén    /    Intimidación policial    /    Libertades Democráticas   /    Neuquén   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO