WILDLIFE PHOTOGRAPHER OF THE YEAR

El abrazo: la mejor fotografía de vida salvaje del 2020

El fotógrafo ruso Sergey Gorshkov se hizo ganador del premio otorgado por el Museo de Historia Natural de Londres. Conocé otras imágenes reconocidas.

Valeria Foglia

@valeriafgl | Editora de Ecología y ambiente

Jueves 15 de octubre | 17:28

The embrace • Sergey Gorshkov

Una tigresa siberiana, un tronco de un antiguo abeto de Manchuria, un poco de sol en el lejano oriente de Rusia y un abrazo interminable son los elementos clave del registro fotográfico del año según el 56° Wildlife Photographer of the Year, concurso organizado por el Museo de Historia Natural de Londres. La imagen la capturó el fotógrafo ruso Sergey Gorshkov y se expondrá junto a las galardonadas en otras categorías.

El detrás de escena de la imagen no fue sencillo: once meses tardó Gorshkov en obtener la imagen premiada. Fue en enero del ya lejano 2019 cuando puso la primera cámara en el Land of the Leopard National Park, bosque en el krai de Primorie donde se produjo la escena, capturada gracias a cámaras que se activan automáticamente al detectar la presencia de un animal y que fueron colocadas puntillosamente por el fotógrafo tras descubrir la ruta habitual de estos felinos.

Fue en noviembre de 2019 cuando llegó el momento elegido entre casi cincuenta mil fotografías: la tigresa de Amur abraza el tronco del abeto (Abies holophylla), lo huele y se restriega, mientras la luz cálida del sol invernal los baña gentilmente. Para Roz Kidman, presidente del jurado del concurso, se trata de “una escena única, una mirada a un momento tremendamente íntimo en un bosque mágico”.

Una imagen inspiradora y tal vez una gran metáfora para alentar a la defensa de la biodiversidad en tiempos de crisis ecológica y climática global, un extremo peligroso al que el capitalismo ha empujado al planeta y a la humanidad en pocas décadas. Actualmente la Panthera tigris altaica (tal el nombre oficial de esta especie), que solo habita en los bosques de hoja perenne y mixtos del extremo sureste de Rusia, se encuentra en peligro de extinción.

Mientras en el mundo se multiplican los incendios, las emisiones de gases de efecto invernadero, las inundaciones, las sequías, la destrucción del mundo salvaje y las prácticas nocivas para la salud y el ambiente, no está de más la idea de aferrarse a la naturaleza y luchar contra un sistema que oprime y explota a la humanidad y al planeta sin otro fin más que el lucro.

Mirá otras ganadoras del concurso Wildlife Photographer of the Year.

Perfect balance • Andrés Luis Domínguez Blanco en la categoría Menores de 10 años.
Perfect balance • Andrés Luis Domínguez Blanco en la categoría Menores de 10 años.
A tale of two wasps • Frank Deschandol en la categoría Invertebrados
A tale of two wasps • Frank Deschandol en la categoría Invertebrados
 Out of the blue • Gabriel Eisenband en la categoría Plantas y hongos
Out of the blue • Gabriel Eisenband en la categoría Plantas y hongos
Life in the balance • Jaime Culebras en la categoría Anfibios y reptiles
Life in the balance • Jaime Culebras en la categoría Anfibios y reptiles
Show Business • Kirsten Luce en la categoría Fotoperiodismo (imagen individual)
Show Business • Kirsten Luce en la categoría Fotoperiodismo (imagen individual)
Etna's river of fire • Luciano Gaudenzio en la categoría Paisajes
Etna’s river of fire • Luciano Gaudenzio en la categoría Paisajes
 The pose • Mogens Trolle en la categoría Retrato animal
The pose • Mogens Trolle en la categoría Retrato animal






Temas relacionados

Animales   /    Crisis climática   /    Especies en extinción   /    Biodiversidad   /    Fotografía   /    Cambio climático   /    Rusia   /    Ecología y ambiente

Comentarios

DEJAR COMENTARIO