Internacional

RUSIAGATE

El abogado de Trump se aleja y busca defenderse en la investigación del FBI

El abogado personal de Trump, Michael Cohen, busca una nueva representación legal para defenderse en el caso de Rusiagate, lo que supone un alejamiento del presidente.

Miércoles 13 de junio | 17:06

Los medios estadounidenses se arremolinan este miércoles detrás de la noticia de que el abogado personal de Trump, Michael Cohen, estaría buscando nueva representación para su defensa. Las especulaciones dicen que Cohen estaría tan comprometido en los negocios que llevaba adelante en nombre de Trump que podría haber aceptado un acuerdo con Robert Mueller, el fiscal que investiga la intromisión rusa en las elecciones estadounidenses en favor del magnate neoyorquino.

Si este acuerdo fuera cierto entonces el llamado rusiagate podría estar muy cerca de cerrarse en torno al presidente estadounidense dejándolo muy cerca del precipicio, con opciones que van desde un debilitamiento importante para enfrentar las elecciones de medio término hasta habilitar el camino para un intento de impeachment.

Más allá de las especulaciones lo cierto es que Cohen estaba entre la espada y la pared tras el allanamiento a sus oficinas, cuando se conoció que había pagado a una actriz porno 130.000 dólares en nombre de Trump para que no hablara sobre una relación entre ambos.

El fiscal Mueller cree que Rusia pudo haber aprovechado esa relación para extorsionar eventualmente a Trump.

Si bien Cohen no dio declaraciones lo que se sabe es que el abogado de Trump. busca un nuevo equipo legal que lo represente en la investigación que el FBI hace sobre sus negocios.

Los asesores actuales de Cohen dejarán de llevar el caso y Cohen ha comenzado a buscar un reemplazo, según afirmó la agencia The Associated Press.

Desde el 2017, Cohen ha sido representado por Stephen Ryan, un abogado de Washington que fue contratado para prepararlo para su testimonio ante el Congreso sobre la injerencia rusa en las elecciones presidenciales.

Después de que agentes del FBI allanaron la oficina de Cohen en abril, Ryan y su socio en Nueva York, Todd Harrison, pidieron a los tribunales prohibirles a los fiscales inspeccionar algunos de los archivos con el argumento de que violaría el derecho a mantener bajo confidencialidad las interacciones entre un cliente y su abogado. Los dos abogados, con asistencia de abogados de Trump, llevan semanas tratando de identificar documentos que deben ser prohibidos a los fiscales, y tienen hasta el fin de esta semana para completar la tarea.

Los fiscales federales en Nueva York han dicho en público que investigan denuncias de que Cohen cometió fraude en sus negocios, pero no han dado a conocer los detalles.

Cohen asegura que es inocente y Trump ha denunciado que el allanamiento es una ofensa contra los derechos de un cliente frente a su abogado.

La próxima semana, con toda la información sobre la mesa es posible que Cohen tenga que dar muchas explicaciones. El dilema de si permanecer junto a Trump o negociar con la fiscalía, son por ahora las especulaciones que puede terminar dañando como nunca hasta ahora al presidente de Estados Unidos.






Temas relacionados

Robert Mueller   /   Rusiagate   /   Donald Trump   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO