Internacional

BRASIL

El Tribunal Superior Electoral inicia juicio contra Dilma Rousseff y Temer

Comienza el juicio que podría dejar sin efecto la fórmula presidencial que ganó en las elecciones del 2014. Cuáles son las posibles consecuencias del mismo.

Martes 6 de junio | 11:40

Este martes 6 de junio comienza el juicio por la trama de corrupción contra la fórmula presidencial de Dilma Rousseff y Michel Temer. El juicio llevado adelante por el Tribunal Superior Electoral (TSE) puede tener grandes consecuencias en el medio de una crisis política y la inestabilidad del gobierno que se profundiza cada vez más ¿Cuáles son los posibles desenlaces?

En medio de una enorme crisis política y muy baja aprobación del gobierno golpista de Michel Temer, comenzó el juicio que pide la anulación de la fórmula presidencial conformada por Dilma y Temer. La acusación sería por un esquema de sobornos en la financiación de la campaña para las elecciones presidenciales del 2014.

El juicio se iniciará a las 19 horas de este martes, seguido de otros tres sesiones el miércoles y el jueves. Después del informe por el Ministro Herman Benjamin, la intervención de la defensa de Rousseff y Temer y la del fiscal, el juzgamiento se llevará a cabo por siete ministros que deben decidir si se continuará la sesión, o si habrá un juicio y cuál será el castigo.

Cuáles son los posibles escenarios en juego. El primero es la absolución, que no conduce a ningún cambio a través del poder judicial. El segundo escenario, la revocación de la formula presidencial, daría lugar a la pérdida de los derechos políticos para Dilma y su inhabilitación durante 8 años, y del juicio político para Temer. Otro posible escenario defendido por los abogados del PMDB es que el juicio sea separado, que la defensa de Dilma Rousseff y la de Temer son distintas, una estrategia de defensa para proteger Temer. El TSE también puede decidir cuándo se aplicará la pena.

En el caso de una cesación de Temer en el cargo, de acuerdo con la Constitución Federal, la línea de sucesión pasa al presidente de la Cámara de Representantes, actualmente ocupada por Rodrigo Maia, que es un ávido y entusiasta defensor de las reformas impulsadas por Temer y también está involucrado en varios escándalos de corrupción. Maia asumiría el cargo de Presidente durante los próximos dos meses, hasta que se produzca la elección indirecta por el Congreso.

Con un escenario de profunda inestabilidad, parece tomar fuerza entre el bloque golpista la defensa una salida mediante las elecciones indirectas con los partidos burgueses y los grandes medios postulando candidatos posibles. Está vía de elección sería puesta en práctica por congresistas y senadores corruptos, y busca intentar garantizar la aprobación de las reformas contra los derechos de los trabajadores y el pueblo pobre.

Pero incluso con la inmensa impopularidad del gobierno de Temer, su permanencia no está descartada y sería el escenario ideal para los que quieren la aprobación de las reformas tan pronto como sea posible. El PSDB, base importante del golpe y las reformas, ha estado discutiendo la permanencia o no en el gobierno. El PSDB de San Pablo llevó a cabo una reunión de su cúpula donde esta discusión provocó la división PSDB, finalmente decidieron esperar a la resolución del TSE para tomar posición.

La posibilidad del aplazamiento del juicio en el TSE es también un escenario posible. Esta discusión ya se ha retrasado por el poder judicial desde 2016. Incluso si la crisis política no se había profundizado aún más, como ocurrió después de las acusaciones de soborno y obstrucción de la justicia por Temer con las denuncias de JBS, el poder judicial demostró que la causa Lava Jato sirve para beneficiar a los capitalistas. Gilmar Mendes es otra pieza en esa dirección. Ministro de la Corte Suprema y el presidente del TSE ya se está haciendo señas de que desea preservar la estabilidad política del país, y Temer sería parte en esa “defensa” de la estabilidad.

Como afirmó Marcelo Pablito, director del sindicato de trabajadores de la USP y militante de MRT, a La Izquierda Diario: "Esta división entre los de arriba, abre aún más espacio para la acción de los trabajadores, favoreciendo nuestra acción. Entre los trabajadores indignados con las reformas y. los millones de personas que abogan por la caída de Temer, tenemos un inmenso poder social de millones, capaz de derribar este gobierno y sus reformas. Si unimos estas fuerzas, poniendo en pie una huelga general, no sólo podemos hacer caer este gobierno, podemos ir por mucho más que simplemente elecciones directas, una alternativa que viene siendo apuntada por varios sectores de la izquierda, pero al final no responde a nuestros problemas, ya que los que van a seguir gobernando el país son los empresarios millonarios, como JBS y Odebrecht, con sus tramas de corrupción y sobornos que compran a todos los políticos del parlamento".








Temas relacionados

Michel Temer   /    Tribunal Supremo Electoral   /    Dilma Rousseff   /    Juicio   /    Brasil   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO