Política

OPINIÓN

El Sute, el único gremio docente que no llamó a paro

La jornada de lucha de CTERA en Mendoza fue sin paro. Por el contrario, hubo abrazo a escuelas, asambleas de 40 minutos por turno, carteles, y acciones distritales. Pero paro, no. Aquí, una reflexión.

Virginia Pescarmona

@virpes - maestra de Maipú

Sábado 18 de marzo | Edición del día

Miles y miles de docentes movilizados en todo el país muestran la fuerza de lucha con que cuenta la docencia para enfrentar a un gobierno que declaró la guerra. Quieren doblegar la fuerza de un sector enorme de la clase obrera, disciplinarlos "por conflictivos" y con ello al conjunto de los trabajadores.

El año pasado en Mendoza, a pesar de una dira y larga lucha, impusieron el famoso Ítem Aula. Ello significó una verdadera extorsión que disciplina económicamente a miles de trabajadores que, además de tener bajos salarios, están sometidos a descuentos descomunales ante los días de paro. Esto en las escuelas pesa. Pero ¿son responsables los docentes de tener que elegir entre pelear por sus justos reclamos o efectivamente no llegar a fin de mes? Claramente no.

El Sindicato ¿para qué?

Dos debates muy importantes vienen recorriendo las escuelas desde hace meses y en estos días se profundizaron:

  1. Los paros aislados no sirven. Así no se gana.
  2. ¿Cómo sostener la lucha con la espada de Damocles de los descuentos?

El rechazo a las propuestas del gobierno y la política de ajuste es prácticamente mayoritario entre las bases. Pero cómo transformarlo en fuerza de lucha es la cuestión. Por eso, estos son debates elementales, porque ponen en cuestión la organización sindical, para qué sirven los gremios, el rol de la dirección y cómo prepararnos para luchar y ganar.

Es entendible que las bases no pongan todo de sí, si la dirección no se muestra convencida, fuerte y a la cabeza de una lucha que se puede ganar. Si hay convocatorias contrapuestas, si desde la misma conducción se milita a favor y en contra del paro, si el discurso es que no hay ánimo de luchar....seguramente no lo habrá.

Es entendible que haya miedo, cuando el gobierno está tan duro en sus ataques y no hay respuesta a la altura. El caso de Paola Vignoni es testigo. El repudio a la persecución ideológica, gremial y pedagógica es total. Las acciones para enfrentar y lograr su reincorporación que impulsan docentes y sectores solidarios hay que profundizarlas y masificar aun más. Y ante esto, los docentes lógicamente se preguntan: ¿si me persiguen, echan o presionan...me van a defender en serio?. Es una pregunta válida para momentos de listas negras, persecusión, aprietes y despidos en un sector, que excepto en dictaduras, ha gozado de una ganada estabilidad.

Fondo de lucha como propuesta ante los descuentos

Desde el momento cero en que se impuso el Ítem Aula, desde la oposición a la dirección Celeste del SUTE planteamos que era un Ítem anti huelga, como el que ahora aplica Vidal en Provincia de Bs.As. Cambiemos quiere naturalizar el ataque al derecho a huelga...premiar carneros...amordazar opiniones disidentes. Hay que pararles la mano con decisión y unidad.

La huelga es la herramienta de lucha de los trabajadores organizados y el gobierno está dispuesto a derrotar la fuerza de los trabajadores de la educación ¿Cómo enfrentarlo?

Se ha desvirtuado una y otra vez una propuesta sencilla: poner en pie un fondo de lucha. Que todos los recursos del sindicato, y todo lo que los docentes puedan generar, organizados, y junto a la comunidad, sea puesto al servicio de poder luchar. Se nos ha acusado de querer "vaciar" al sindicato, "querer vender los campings" y ridiculizaciones por estilo. Hoy tenemos que sacar la conclusión de que el sindicato se vacía cuando no tiene fuerza de lucha, cuando no hay confianza en que es la herramienta de organización y lucha de los trabajadores.

Un reconocido dirigente del SUTE dijo en el último Plenario Provincial: "hay que sacar a la docencia de la modorra sindical". Una frase polémica, que puede leerse como autocrítica. Van muchos años de "modorra", donde la confianza en las negociaciones a puertas cerradas, paros sin descuentos, plenarios sin verdadero poder de decisón y excesivo oficialismo, ha dejado al gremio sin fuerza en las calles.

La fuerza tiene que surgir desde abajo

En todo el país se escucha un grito: Paro nacional YA! Y los trabajadores lo están haciendo oír.

Las movilizaciones masivas de la semana pasada nos tienen que dar el empuje para redoblar la apuesta e ir por más para ganar. Hubo cuatro marchas multitudinarias en cinco días. Miles en el contra carrousel, en la marcha del SUTE en el primer día de paro nacional, en la marcha convocada por la CGT y el 8 de marzo, en el marco del paro Internacional de Mujeres. En el marco de la jornada nacional, sin paro en Mendoza, se ha realizado una importante clase pública en Casa de Gobierno exigiendo la reincorporación de Paola Vignoni. Las asambleas en las escuelas reiteran los reclamos. Necesitamos organizarnos en asambleas, plenarios y militando en las escuelas para salir a pelear y a ganas las calles. Estamos ante la convocatoria de la CTA para el 30 y el paro de la CGT para el 6 abril.

Si quieren tranformar a Mendoza en u gran laboratorio antiobrero, con antecedentes nefastos como el Ítem Aula o el despido persecutorio de Paola Vignoni, nosotros tenemos que responder contundentemente. Hay que enfrentar la idea de "productividad" en la educación, la imposición del pensamiento único y la naturalización de la precariedad y el ajuste.

Se vienen otras 48hs de paro con Marcha Federal ¿Que hará la conducción del SUTE? ¿Y ante en el paro general?

No pueden pasar más inadvertidos en Mendoza.






Temas relacionados

SUTE Godoy Cruz   /    SUTE Las Heras   /    SUTE Guaymallén   /    Paola Vignoni   /    Alfredo Cornejo   /    SUTE   /    Mendoza   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO