Economía

CONGRESO NACIONAL

El Senado con amplia mayoría aprobó el Presupuesto 2017

Ayer la Cámara alta convirtió en ley el presupuesto de ajuste del macrismo. El FPV votó dividido, pero Pichetto reconoció que su bloque apoyó las leyes que el gobierno necesitaba.

Jueves 1ro de diciembre | Edición del día

El Senado aprobó el Presupuesto de ajuste para 2017 con el apoyo de la oposición, en una votación que resultó 59 a 8.

El bloque del FPV le dio el respaldo al proyecto oficial, pero votaron divididos. Rechazaron el presupuesto las senadoras Virginia García, Ana Almirón, María de los Ángeles Sacnun y Anabel Fernández Sagasti, Nancy González, María Ester Labado y María Inés Pilatti Vergara, además de Fernando "Pino" Solanas, de Proyecto Sur, mientras que no hubo abstenciones.

El Presupuesto calcula un crecimiento del 3,5 %, un déficit del 4,2%, una inflación del 17 % anual; y un dólar a $ 18.

Entre los cambios, se estima una reducción de ingresos fiscales por $ 27.000 millones producto de los cambios en el impuesto a las Ganancias, que se está tratando en Diputados.

Te puede interesar: Claves de un presupuesto de ajuste

Los argumentos de los senadores

Julio Cobos fue el encargado de explicar las variables macroeconómicas, el origen de los recursos y la distribución de los gastos por finalidad y ministerios.

Por el FpV-PJ, el senador Juan Manuel Abal Medina sostuvo que el presupuesto “supone un ajuste de la economía” y cuestionó el “endeudamiento que se está proponiendo”. A pesar de toda esta declaración, apoyó el proyecto de ajuste por “la responsabilidad” con el país “no” hay que dejar a Argentina sin Presupuesto.

Daniel Lovera (PJ La Pampa) también apoyó el proyecto afirmando que “siempre vamos a dotar a los gobiernos de esta herramienta fundamental”.

Por su parte, Anabel Fernández Sagasti (FPV) respondiendo a Abal Medina señaló que “votar con responsabilidad es votar en contra de este Presupuesto, que endeuda a los argentinos, estimula el desempleo y significa peores condiciones de vida para todos los argentinos”.

El presidente de la Comisión de Economía, Eduardo Aguilar, indicó que la política económica “no tiene un norte claro” y, por lo tanto, “no sabemos si el Presupuesto avanza o no, en definitiva, en los objetivos”.

Pamela Verasay (UCR) afirmó que “este Presupuesto es novedosamente realista, se construyó sobre una base firme y confiable como nuestro gobierno” y agregó que “responde a un plan que se propone terminar con la pobreza”.

Por el Frente Cívico catamarqueño, Oscar Castillo declaró que “este Presupuesto es un triunfo de la política porque lo que se está haciendo es analizar y debatir”, y destacó el incremento en inversión pública previsto para su provincia.

Para Jaime Linares (GEN), el Presupuesto tendría que estar dirigido a “recuperar el sector productivo”. “No está claro todavía hacia donde apunta el Gobierno”, consideró y señaló que el proyecto “no tiene variaciones con los anteriores”.

Pino Solanas sostuvo que “cayó el gasto social este año, por lo que aumentó la pobreza en un millón y medio de personas”, y que “los tarifazos combinados con exenciones impositivas llevan a una no salida y se repite el ajuste sobre los trabajadores”. También advirtió que “se vuelve a la lógica del endeudamiento perpetuo y de patearle el monstruo a las generaciones futuras”, porque “300.000 millones de dólares es en lo que va a aumentar la deuda”.

Al cierre de la discusión, Miguel Pichetto, jefe del bloque del FpV-PJ, al igual que otras ocasiones reconoció que su bloque (que es mayoría en el Senado) “acompañó las leyes que el Gobierno necesitaba para llevar adelante su política económica”.

Por el interbloque Cambiemos, Néstor Braillard Poccard celebró el plan de obras planificado en el Presupuesto.

Como ya sucedió en otras ocasiones, como el pago a los fondos buitres, el Frente para la Victoria que tiene mayoría, más de 20 legisladores de esa fuerza política, apoyaron el proyecto de ajuste de Cambiemos para 2017.

El macrismo suma un triunfo más para continuar el año próximo con un presupuesto que privilegia el pago de los intereses de la deuda pública, que se incrementarán entre 2016 y 2017 un 32,4 %; mientras partidas como salud y educación aumentarán sólo 16,3 % y 16,5 %, respectivamente. Un presupuesto en beneficio del capital financiero y los especuladores.

Te puede interesar: Presupuesto 2017: ajuste, deuda y financiamiento electoral a Cambiemos




Temas relacionados

Presupuesto 2017   /    Miguel Ángel Pichetto   /    Senadores   /    FpV   /    Senado   /    Julio Cobos   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO