Juventud

ELECCIONES EN UNIZAR

El SEI presenta una candidatura contra la universidad-empresa

Este 22N en la Universidad de Zaragoza nos llaman a votar representantes en un Claustro al servicio de las empresas. En FyL presentamos una candidatura abierta a las demandas de trabajadores y estudiantes.

Lunes 14 de noviembre | 18:30

Imagen: Unizar

¿Por qué el voto de los 13 empresarios y políticos del Consejo Social en el Claustro de la Universidad prevalece sobre los derechos de 30.000 estudiantes y 3.000 trabajadores de la Universidad de Zaragoza?

Los estudiantes suponemos la mayoría de la comunidad universitaria, sin embargo suponemos tan sólo el 25% de la representación. Los trabajadores no docentes son el 10%. Sin embargo, esta desigualdad porcentual queda en nada si tenemos en cuenta que son los bancos y empresas quienes están detrás de las decisiones que nos afectan, incluso integradas en órganos del Gobierno de la Universidad, como el Consejo Social.

Esta puede ser una de las razones por las que la participación estudiantil en estas elecciones ha sido en años anteriores tan baja (sólo votó un 12% del censo electoral estudiantil). Lo que suceda con nuestra educación y nuestro futuro no lo vamos a decidir si no nos organizamos y movilizamos, ya que este régimen universitario no va a dejar de expulsar a decenas de miles de estudiantes cada año por no poder pagar, sino que colabora con este ataque a la juventud y la clase trabajadora.

Así, desde el SEI nos presentamos a las elecciones a Claustro de este 22 de noviembre para aprovechar ese auditorio para la denuncia de este régimen universitario que permite que se nos caiga el techo dela Facultad de Filosofía y Letras encima mientras cada vez más dinero se va en servicios y contratas externalizadas. La universidad no es un oasis del resto de la sociedad capitalista, vemos como se ha convertido en un escaparate de bancos que ofrecen préstamos universitarios, academias que buscan clientes o empresas que ofrecen prácticas sin remunerar para sacar tajada del precio cada vez más caro de conseguir títulos.

Después de llenar los bolsillos de banqueros y empresarios al pagar los estudios, no somos más que carne de cañón en sus manos para encontrarnos con el paro y el trabajo precario que nunca se fueron. Después de estudiar queremos un trabajo digno, unas condiciones que nos niegan quienes están manejando nuestros estudios y nuestro sombrío futuro laboral, quienes organizan a su antojo cada vez más aspectos de las enseñanzas superiores.

Es precisa la expulsión de las empresas de nuestros campus, la democratización radical de los jerárquicos organismos universitarios, el control de estudiantes y trabajadores sobre los mismos y la eliminación de las tasas. Es indispensable traer el pensamiento crítico a la universidad, sacar el sexismo y el racismo de nuestras aulas, arrancar las facultades de las manos de las élites neoliberales y poner la universidad al servicio de los trabajadores y el pueblo, algo que solo puede conseguir un movimiento estudiantil anticapitalista combativo desde la perspectiva de la
autoorganización y la alianza obrero-estudiantil.

Luchamos por:
- La derogación del Plan Bolonia, el EEES y el 3+2.
- La abolición de las tasas universitarias y la financiación en base a la expropiación de las grandes fortunas.
- La reapertura de las facultades, grados y másteres cerrados en las universidades públicos y la reforma de las instalaciones universitarias en mal estado debido a los recortes presupuestarios.
- La expulsión de empresas y bancos de la universidad y la municipalización de los servicios externalizados en la universidad.
- La reincorporación de trabajadores despedidos a la universidad, la recuperación de los sueldos recortados y el reconocimiento de todos los derechos demandados por los becarios.
- La garantía de un trabajo digno al acabar los estudios.
- El fin de las actitudes machistas, xenófobas, LGBTIfóbicas o clasistas en nuestras aulas.
- El gobierno de la Universidad por parte de estudiantes, profesores y trabajadores con representación democrática proporcional, ni del antidemocrático régimen universitario manejado por la patronal, ni de los gobiernos autonómicos o nacional.

Desde el SEI colaboramos en este diario para contar los problemas de la juventud que los grandes medios no te cuentan. Pero también para divulgar lo que sucede en la Universidad de Zaragoza, para informar de las decisiones que nos afectan y que son tomadas muchas veces a espaldas de la mayoría de los estudiantes y trabajadores. También queremos hacerlo desde el Claustro.

Este diario está en sus manos como una herramienta para denunciar la expulsión de miles de jóvenes de las facultades, la penetración de las empresas en la universidad, el rol cómplice de la “casta universitaria” con todo este proceso o el horizonte de paro y precariedad al acabar los estudios.

De esta manera nos sumamos a la labor de denuncia que hace la agrupación estudiantil No Pasarán en Barcelona y Armas de la Crítica UAM en Madrid, junto a estudiantes de otras partes del Estado Español, la juventud en lucha de Francia o Alemania.




Temas relacionados

elecciones estudiantiles   /   Zaragoza   /   Movimiento estudiantil   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO