Internacional

CATALUÑA

El Parlamento catalán entre las amenazas de Rajoy y las indecisiones del independentismo

Las declaraciones no pasaron de lo simbólico y sigue en suspenso la investidura del nuevo President catalán.

Guillermo Ferrari

Barcelona | @LLegui1968

Viernes 2 de marzo | Edición del día

Este jueves ha vuelto a sesionar el Parlament catalán constituido el pasado 17 de enero. La sesión transcurrió en el marco de las graves amenazas del Gobierno de Rajoy y los fuegos de artificio de los partidos independentistas.

Más de siete semanas de negociaciones entre Juntos por Cataluña (JxCat) y Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) para ver cómo podían plasmar un acuerdo de investidura, comenzarían a acabarse con este pleno en el cual tan solo se votaron algunas medidas simbólicas que pasaron por alto la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) del 27 de octubre pasado.

Este pleno también tuvo que celebrarse bajo las amenazas y el chantaje del Gobierno del derechista Mariano Rajoy. El Virrey convocó las elecciones del 21D usurpando las instituciones catalanas con el golpe del 155. Y, ahora nos dice quién debe ser investido President: “Una persona que por supuesto esté en España, que no esté en la cárcel y que no tenga problemas con la justicia.” Por supuesto, “su” justicia, la que ampara a los corruptos. Y sino, 155 para siempre.

Si alguien tiene dudas de ello, el Gobierno junto al Tribunal Constitucional y el poder judicial, están estudiando qué se votó en el pleno, cómo se votó y, por supuesto, si eso se puede, aunque sea con calzador, meterlo en algún tipo de causa judicial. Por eso, Rajoy calificó como “demencial” al pleno realizado este jueves en la capital catalana. Si faltaba algo, tenemos toda la verborragia derechista de Ciutadans, del PSOE-PSC y de los medios de comunicación de Madrid.

Para ello nadie se cortó a la hora de advertir a Roger Torrent que será inhabilitado en caso de permitir el tratamiento en el pleno de las propuestas independentistas y las consecuencias penales que ello generaría. Ciutadans se encargó de atrasar cuanto pudo la realización del pleno con su típico filibusterismo apoyado por el PP de Rajoy y el PSC. El Gobierno también amenaza con impugnar todo a través del Tribunal Constitucional.

Esta sesión también estuvo precedida por algunos petardos que la CUP (Candidatura de Unidad Popular, izquierda del arco independentista) había encendido la noche anterior. Los diputados cupaires presentaron una enmienda a la moción de JxCat y ERC en la cual se planteaba un reconocimiento de la República declarada el 27-O. Enmienda que tan solo fue leída pero no votada en el pleno. Así la CUP también es parte de la República que quieren los antiguos integrantes de Junts pel Sí: la República Simbólica de Catalunya.

El pleno aprobó la resolución presentada por Junts per Catalunya, Esquerra Republicana de Catalunya y por la Candidatura d’Unitat Popular. Las tres formaciones catalanas acordaron en un breve texto de tres páginas, con el cual se reivindica la legitimidad de Carles Puigdemont para ser President, el rechazo de la aplicación del artículo 155 y la represión del Estado. Este sería el pleno del desbloqueo puesto que anuncia un acuerdo entre las fuerzas independentistas.

La CUP justificó, en boca del diputado Vidal Aragonés, el hecho de guardar su enmienda pidiendo la DUI y el reconocimiento jurídico de la declaración republicana del 27-O, puesto que ellos decidieron poner la mirada hacia adelante como se lee en la propuesta votada: “…favorables a una acción republicana de Gobierno y a la constitución de una Catalunya en un estado independiente en forma de República”.

Es lamentable, que los diputados de la CUP se sumen a acuerdos parlamentarios con Esquerra y JxCat luego que sus dirigentes han aceptado ante la justicia que el 27-O fue una declaración simbólica de la República. Como he escrito en muchos otros artículos, ninguno de esos dirigentes se creyó el referéndum del 1-O y mucho menos la República catalana, por eso ese mismo viernes 27 hubo una desbandada de los dirigentes soberanistas.

¿Cómo continúa la investidura?

Hemos escuchado al President Puigdemont que ha dejado claro su paso al costado y ha señalado con su dedo a su sucesor, Jordi Sánchez. Esto haría que Roger Torrent se reúna con las fuerzas políticas para ver qué otro candidato se puede investir. Según los medios la próxima semana habría otro pleno que esta vez sí se haría y donde sería elegido otro candidato de JxCat.

Ahora, la duda es qué hará el Gobierno para evitar la investidura de Jordi Sánchez. Se apoyará, en primer lugar en la decisión del juez Llarena de no permitir su presencia en el Pleno. Incluso hablan de ir al Constitucional en caso de que efectivamente se lleve a un pleno del Parlament. Esto obligaría a buscar otro candidato. Sobre todo porque JxCat y Esquerra quieren obedecer al TC, al Supremo y al Virrey Rajoy.

Se habla de Jordi Turull, aunque sería temporal, puesto que está afectado por la megacausa del juez Llarena. Y, en cuanto haya sentencia, se le aplicará la inhabilitación con la cual será sancionado. También se especula con el nombre de Elsa Artadi como reemplazo a quien fuera conseller de Puigdemont.

Curioso entramado institucional

La estrategia de las fuerzas soberanistas consiste en buscar un delicado equilibrio entre las instituciones autonómicas que tienen la autoridad efectiva y una serie de nuevas “instituciones” de actuación en Bruselas en las cuales sería Carles Puigdemont el amo y señor. Aunque estas no serían oficiales en Catalunya. Esto solo ya es extraño. Pero no es lo único.

En Bruselas se crearía una estructura “republicana” que se llamaría “Espacio Libre de Bruselas”. Cuestión que se hace muy extraña puesto que todos los dirigentes de Esquerra y el PDeCAT habían dicho claramente que la República fue algo simbólico y sin consecuencias jurídicas. De aquí se derivan tres órganos que estarán bajo las órdenes directas de Puigdemont.

El próximo 5 de marzo se constituiría una “Asamblea de Representantes de la República” catalana pero en Bruselas. Esta Asamblea elegirá un “Consell de la República”, el cual será presidido por Puigdemont quien sería el Presidente de dicho Consell. El cual será integrado por tres miembros de JxCat y otros tres de Esquerra junto a un miembro de la CUP. Con estos pomposos nombres parece que se proponen hacer una república catalana en tierras belgas.

No hay atajos

Ni ERC, ni Junts per Catalunya se proponen formar un Govern que respete la voluntad popular expresada el 1O a pesar de las cargas policiales enviadas por Rajoy y consortes. Desde las masivas movilizaciones y huelga del 3O han hecho lo imposible para restringir la movilización y el protagonismo populares. Y, ahora se prestan a integrar un Govern limitado a las estrechas reglas de juego que Rajoy y ésta “dictacracia” nos imponen.

La izquierda anticapitalista de la CUP continúa con su política de mano tendida a los representantes de la burguesía y la pequeño burguesía catalanas. Cinco años de mano tendida a la antigua Convergència y Esquerra son una muestra de un claro fracaso. De la mano de Esquerra y el PDeCAT, representantes de la gran burguesía catalana, no saldrá el derecho de autodeterminación. Ellos quieren obedecer el Tribunal Constitucional.

No hay atajos, hay que enfrentar al Régimen del 78. Ellos usan la fuerza de las instituciones, las de esta democracia blindada que cada vez se parece más a una dictadura. Para hacer valer el mandato del 1O hay que organizar otro 3O y 8N más potentes, crear comités de defensa de la República en los lugares de estudio y mover a la juventud; en los lugares de trabajo y mover a las masas obreras.

El derecho de autodeterminación solo podrá realizarse y hacerse efectivo desalojando de la dirección a JxCat y ERC con su estrategia impotente. Para que sean los trabajadores y la juventud quienes se pongan a la cabeza de la República catalana independiente. Una República que sea la cabecera de playa para acabar con el Régimen del 78 y crear una federación libre y voluntaria de los trabajadores y los pueblos ibéricos.







Temas relacionados

Estado español   /    Carles Puigdemont   /    Independencia Cataluña   /    Cataluña   /    España   /    Mariano Rajoy   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO