Política Estado Español

CRISIS PSOE

El PSOE inicia año nuevo con viejas y profundas heridas

El comité Federal del 14 de enero aún no convocará Congreso. Éste se especula para finales de mayo o junio, aunque ya tiene más de un año de retraso. Los partidarios de Díaz y Sánchez toman posiciones en esta batalla interna.

Jacobo A. García

Vigo | @Jacobscarface

Miércoles 4 de enero | 17:13

Foto: Twitter

Como dictan las recientes declaraciones del parlamentario Eduardo Madina, derrotado por Sánchez en 2014, el sector más cercano a Susana Díaz apuesta por “un congreso de unidad con un único candidato”. De cara al futuro evita opinar sobre qué candidato reúne más opciones de liderar el PSOE.

Afirma que el Comité Federal fijará la fecha del Congreso para finales de mayo o Junio. De hecho, la gestora del PSOE baraja aplazar de nuevo la fecha del congreso hasta reunirse con los barones de forma particular. Del Comité Federal del 14 de enero solo saldría una conferencia política, y de ésta un documento que se llevaría al Congreso. La convocatoria del Congreso Federal lleva casi un año de retraso.

La justificación es que debe de haber tiempo para elaborar un documento de reflexión. La realidad es que Susana Díaz necesita tiempo para hacer frente a la ofensiva de los “críticos”, que fueron depuestos por un “golpe de mano” interno.

Los candidatos a liderar el PSOE parecen claros. En primer lugar, Susana Díaz. Aunque ella misma responde que es “solo” la presidenta andaluza. Lo cierto es que recientemente se ha reunido con altos dirigentes de la Unión Europea, además de con el primer secretario del partido en Cataluña, Miquel Iceta; también se la ha visto fundiéndose en sendos abrazos con los expresidentes socialistas Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

Por otra parte, con mucho menos apoyo del aparato del partido pero sí con el de gran parte de la militancia, Pedro Sánchez, ex secretario general del partido y casi desaparecido desde su dimisión aquel sábado de primeros de octubre. 70 cargos del PSOE le mostraron públicamente su apoyo la semana pasada. También le apoyan más de 40 plataformas críticas con la gestora.

Y después, la tercera vía, una escisión del grupo que apoya a Pedro Sánchez y, por tanto, está contra un PSOE liderado por Susana Díaz, pero que pide otro líder al mando de la regeneración. Esa tercera vía considera a Pedro Sánchez "quemado" y le ve como un símbolo de división que debería echarse a un lado y apoyar a otro candidato. Esta opción es la apoyada por la federación en Euskadi.

Por otra parte, Eduardo Madina apuesta por un Congreso con un único candidato, para “mantener el partido unido”, donde los “principales referentes del partido tienen que trabajar juntos, sin exclusiones ni sectarismos”. Preguntado de cómo cree que está actuando la gestora, ha respondido que “tiene plena legitimidad y está conduciendo muy bien los trabajos internos y una línea de oposición”. Así como que está logrando “cosas impensables” como el “salario mínimo, la paralización de la LOMCE, un inicio de la derogación paso a paso de la reforma laboral, un acuerdo histórico para acabar con la pobreza energética” y ha afirmado que esto es gracias a la postura de la gestora.

Además ha justificado el voto a favor de la distribución del déficit porque “los gobiernos autonómicos del PSOE estaban de acuerdo”.

En definitiva, en un desesperado intento de justificar su política de apoyo al gobierno del PP, dirigentes del PSOE como Eduardo Madina nos quieren hacer creer que las pequeñas reformas que se están aprobando en el parlamento son gracias a la “nueva dirección”.

Además, la ambigüedad de alguna de ellas, como la referente a la reforma laboral, así como los tímidos parches en materia de salario o pobreza energética, siguen sin satisfacer, ni de lejos, las expectativas y necesidades del pueblo trabajador y los sectores populares.

Sede alternativa a la oficial en Ferraz

Un grupo de apoyo a Pedro Sánchez ha montado una sede alternativa a solo unos metros de la sede de Ferraz a fin de reclutar afiliados ante la batalla que se espera este mes por el liderazgo del partido. Esta base alternativa está a escasos 650 metros de la oficial. El grupo crítico a Susana Díaz sigue moviendo ficha en un nuevo choque con la gestora socialista, a menos de dos semanas del Comité Federal que pondrá fecha al cónclave de las primarias.

El grupo, que se presenta bajo el nombre ’Recupera PSOE’, lanzó su iniciativa el pasado 18 de diciembre y con ella animan a los socialistas a ser afiliados de este nuevo proyecto para cambiar el partido y transformar el país. También denuncian los problemas que existen para dar este paso y piden transparencia a la gestora. Su intención es aumentar la bolsa de militantes antes de las fechas decisivas que decidirán el futuro del partido.

Un PSOE derrotado y dividido, ¿camino de la pasokización?

Es claro el giro a la derecha de las últimas décadas de la antigua socialdemocracia europea, cada vez más afín a los intereses del capital. En el caso del Estado español, desde la privatización generalizada de las empresas públicas, hasta el endeudamiento millonario con Europa, pasando por la burbuja inmobiliaria y la especulación, hasta la gestión de profundos recortes sociales en la crisis económica y las reformas laborales, el PSOE ha demostrado no diferenciarse en lo principal del Partido Popular.

Pero este giro ha tomado un ángulo más brusco con la abstención socialista para permitir el gobierno al Partido Popular en octubre. Una traición en toda regla, que ha sido vista así tanto por sus militantes, como por la mayor parte de los votantes de este partido. Además, para llevarla a cabo, primero hizo falta desbancar al exsecretario general Pedro Sánchez, haciendo uso de una mayoría en los órganos de dirección, para expulsar a un líder elegido por las bases.
Pedro Sánchez acabó cediendo y dimitiendo de su cargo y su escaño, pero en los últimos meses ha estado intentando realizar una tímida ofensiva de cara al próximo Congreso y posibles primarias.

Es el ala más reaccionaria y españolista del PSOE la que ahora está encarnada en la gestora que lo gobierna. De hecho, fue el PSC catalán la única federación que se atrevió a desobedecer el mandato de la gestora y votar “NO” a la investidura de Rajoy. Por otra parte, la federación vasca, aunque no apoya a Pedro Sánchez, también se presenta crítica al liderazgo de Susana Díaz.

Por otra parte, las aspiraciones de un “gobierno de izquierda”, tan añoradas por Podemos y otras fuerzas a la izquierda del PSOE, se vieron frustradas. El carácter de Régimen del PSOE se vio claramente en esta ocasión.

Aunque la opción del gobierno de izquierda, con la estrategia marcada, hubiera sido igual de cómplice a los designios del capital y los mandatos de la Unión Europea, en esta ocasión, los partidos del Régimen del 78 han optado por una alianza gran coalición, si no en lo formal, si en la práctica.

El rol del PSOE en la crisis del Régimen desenmascara que nada bueno podemos esperar de los partidos social liberales.

Más allá que durante la pugna interna Díaz – Sánchez, desde algunos sectores del neoreformismo se presentara al sector de Pedro Sánchez como un ala progresista, lo cierto es que el carácter político del PSOE es inamovible y este se define por estar al servicio de los capitalistas.

La combatividad social contra los ajustes que se vienen e impulsar una alternativa anticapitalista para derrotar al Régimen del 78 de raíz, cada vez se muestra como la única vía alternativa para hacer frente a las necesidades y demandas del pueblo trabajador, las mujeres, la juventud y los inmigrantes.
Una fuerza política que levante demandas democráticas y estructurales esenciales, como la eliminación del Senado, el fin de la Monarquía, el derecho de autodeterminación de las nacionalidades, el no pago de la deuda, pues no existe una legitima y otra ilegitima, etc.

En definitiva una fuerza política independiente de la clase burguesa y sus representantes, que pelee por un verdadero proceso constituyente en las calles, en las fábricas, en las universidades y en los barrios.






Temas relacionados

Susana Díaz   /   Pedro Sánchez   /   Política Estado Español   /   PSOE

Comentarios

DEJAR COMENTARIO