Deportes

DEPORTES

El #NBAVote Manu Ginóbili y su “jugo de abuelo” dan que hablar en el mundo del básquet

A sus 40 años, Manu Ginóbili sigue dando que hablar. A su mejorado juego en esta temporada, que se lo adjudican al “grandpa juice”, le sigue una campaña mediática para que entre al All-Star.

Domingo 14 de enero | 13:38

Manu Ginóbili viene siendo centro de atención en el mundo basquetbolístico de la NBA. En primer lugar porque lejos de retirarse con esa ovación final en los playoff contra Golden State en la temporada anterior; decidió firmar contrato nuevamente con los Spurs, comenzando a jugar su 16ª temporada regular en el equipo texano. Pero no solo se trata de que a sus 40 años siga jugando en la elite mundial de la NBA. Sino que lo haga de la manera que lo está haciendo, mejorando en todos los rubros estadísticos respecto de los años anteriores.

Cerró el partido contra uno de los mejores de la liga actualmente, Boston Celtics. Y no solo fue el triple de la victoria. Ya había hecho él mismo el cierre del primer tiempo con otra bomba de larga distancia. El entrenador de Boston había dicho previo al partido que Ginóbili es quizás el mejor jugador de la NBA en cerrar partidos. El “Manu” lo terminó de convencer… Luego vino el cierre con Dallas y su bandeja ganadora quedando apenas unos segundos sin que los vecinos de los Mavericks pudieran hacer algo.

Para esto, ya gran parte de los programas de TV dedicados a la NBA en EE.UU. hablaban de él. Hicieron popular lo que hasta ese momento era una “joda” entre compañeros de equipo de los Spurs, con su amigo Patty Mills a la cabeza: el “grandpa juice”. Manu Ginóbili no sólo tomaría una pócima mágica, un “jugo de abuelo”; sino que él en sí mismo es una especie de pildora que activa a todo el equipo. ¿Cómo te vas a quedar atrás si este tipo de 40 años entrena, juega y cuida todos los detalles a cada juego con el compromiso de siempre?

Del “Granpa Juice” al “Vote Manu Ginóbili” para el All Star hubo otras perlitas del argentino en el medio. Hizo un blooper, algo digno de lo que el famoso programa “Inside the NBA” lo pondría en el número uno de los “Shaqtin a fool”: le quiso “colgar” la pelota a su compañero estrella Lamarcus Aldrige, y en vez de hacer eso, la pelota entró al aro, marcando un triple sin querer queriendo. Pero el blooper no terminó allí. Es que los árbitros no cobraron nada, hasta que Manu y todo el banco de suplentes de los Spurs obligaron a parar la pelota y mirar el video replay para confirmar esa perlita.

Pero Ginóbili dio que hablar no sólo con estas extravagancias, sino también por su juego. Se convirtió en el segundo jugador que con más de 40 años que pudo superar los 20 puntos en un partido. Y por las dudas, lo hizo en 2 partidos consecutivos. Si la campaña por votarlo al All-Star hasta ese momento era sólo una tendencia generada por el propio equipo texano y algunos de sus fans, luego de esto comenzó a viralizarse cada vez más.

Méritos no le faltan: el jugador es como un buen vino, cuanto más viejo, más se puede disfrutar. A su falta de velocidad de sus tiempos juveniles, destacó una capacidad de asistencia por momentos parecida a la de Larry Bird: poco virtuosa, pero extremadamente creativa. Ginóbili debe ser el que más pases de cañito ha hecho en toda la historia de la liga, y no es exagerado. Y si sus pasos se volvieron un poco más lentos, sus bandejas y su imposición del “euro-step” comenzaron a modificarse. Puede verse clarito en cada uno de sus ataques hacia el aro, como gana “espacio” con el cuerpo, con el core (tronco). Ginóbili sacó nuevas conclusiones en su juego y es que si no puedes vencer tus debilidades, pues conviértelas en fortalezas. Manu aumentó largamente su eficacia en tiros de tres, algo en lo que siempre fue ecléctico en cuanto a porcentajes.

En la derrota por un punto contra los Portland Trail Blazer, los últimos minutos del juego por parte de los Spurs fueron casi exclusivamente de su propiedad. Terminó el partido derrotado, pero en su casillero personal anotó 26 puntos. Hasta los Portland salieron en su cuenta de twiter a pedir el voto de Manu para el All-Star.

Ginóbili piensa que están equivocados, y que el All-Star sería una complicación para él, dado que hace años utiliza todos esos días de “showtime” como un mini-receso para descansar. Pero lo cierto es que Manu Ginóbili está entre los 5 más votados de la Conferencia Oeste para ocupar una de las dos plazas titulares para los puestos de base y escolta. Está lejos y compite con bestias como Curry, Harden y Westbrook. Pero el “Vote Manu” sigue dando que hablar. Tras un primer empujón que dio la prensa oficial de los Spurs, un poco de ayuda de los programas de la NBA y algunos reconocimientos de periodistas serios de ese mundo basquetbolístico, se le sumó una “mundialización” de la campaña a través de las redes sociales. El Kun Agüero, Del Potro y el hiperviralizado pedido de Messi para que voten a Manu es el último giro de esta historia.

¿Podría Ginóbili sumar una atracción a unos All-Star trillados hasta el hartazgo? Puede ser que la campaña mediática tenga un elemento “ficticio”, inflando al jugador y generando “opinión publica” a favor de Manu. Es que el All-Star se convirtió hace años en una pavada de juegos sin marca, de puras fantasías en el juego sin ningún incentivo real a que se den partidos competitivos. Y para peor, el torneo de volcadas ya no tiene el atractivo de los viejos tiempos. Entonces un poco de reconocimiento a la trayectoria de un “viejo” que sigue dando que hablar no le viene mal a las franquicias de la NBA. En todo caso, las intenciones iniciales de la NBA por el “Vote Manu” también prendieron mecha por los méritos del jugador, y este nuevo giro llevándolo Messi a la estratósfera de las redes sigue alimentando el circo y las expectativas. Demás está decir que ver al zurdo en el juego de las estrellas sería una atracción para todos aquellos que seguimos su carrera. Aunque más nos interese, como al propio Ginóbili, que mantenga ese nivel para los playoff, mientras “gana tiempo” hasta la completa recuperación competitiva de sus compañeros Leonard y Parker. Queremos revancha con los Warrior, y con “granpa juice” activo…







Temas relacionados

Emanuel Ginóbili   /    Estados Unidos   /    NBA   /    Estados Unidos   /    Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO