Mundo Obrero

El Movimiento de Agrupaciones Clasistas desembarca en Hurlingham

Los debates y reflexiones de la llegada del Movimiento de Agrupaciones Clasistas en Hurlingham con trabajadores de diferentes sectores.

Domingo 19 de noviembre | 16:21

A partir de la edición del folleto del Movimiento de Agrupaciones Clasistas que impulsa el PTS en el Frente de Izquierda contra la “reforma” laboral nos propusimos llegar a cientos de trabajadores, obreros y estatales en la zona de Hurlingham.

A continuación reflejamos parte de los debates y reflexiones que encontramos tras una semana de intensa actividad difundiendo este folleto que busca alertar y dar una herramienta para organizarse a los trabajadores ante el ataque en curso del gobierno, que busca favorecer a los empresarios y que encuentra a los dirigentes sindicales burocráticos como garantes de la política del macrismo.

Plásticos: en la principal plástica del distrito, nos encontramos con más de 200 trabajadores del turno tarde y noche que nos sacaban los boletines de las manos, solo 3 se negaron a recibirlo reivindicando a los dirigentes burocráticos de su sindicato que les aseguraron que a ellos no les pasaría nada, que a lo sumo el problema lo tendrían los nuevos. Varios trabajadores nos pidieron de más para dejar en el vestuario. Varios al ver el folleto, con la firma del PTS en el Frente de Izquierda, nos comentaban que nos habían votado. No falto el clásico: aguante Del Caño! Había bronca con el silencio del sindicato y los delegados, varios nos planteaban que no había que dejar pasar esta ley, que no se podían perder derechos que costaron tanto conseguir. Un grupo de 3 trabajadoras nos dijeron casi enojadas: acá hay que parar el transporte, camiones, cortar los accesos, que no vuele una mosca. Hace falta un paro para que se vea quien manda. Varios trabajadores nos agradecían que por fin alguien “explicaba” en qué consistía la reforma y el ataque que trae aparejado.

Mientras esperábamos el cambio de turno un trabajador de Fargo, nos pide un folleto y nos contó que en la alimenticia los ataques los vienen implementando hace rato, convirtiendo a esa planta en particular en el ejemplo para todas las demás sucursales, donde se eliminaron decenas de puesto de trabajo por turno, robotizando áreas enteras de producción, donde nadie tiene la seguridad de mantener su trabajo mes a mes. Vale recordar, que esta fábrica era uno de los principales bastiones de la Verde de Daer y hoy solo tiene una veintena de trabajadores por turno.

Comercio: muchos se desayunaron de la profundidad del ataque al leer el folleto, algunos con cierta ingenuidad se preguntaban cómo los sindicatos

dejaban pasar este ataque y rápidamente otros les contestaban: “de la misma forma que acá te echan cuando quieren, te cambian de sucursal o te cambian de horario, no te acordas que nuestro delegado hacia las listas de los despidos con el gerente”. Un trabajador de un supermercado de Av. Vergara nos dijo: esta bueno esto de organizarse, cada vez que peleamos solos perdemos, te hablo por experiencia. Acá hubo despidos en cuentagotas y el sindicato te decía que no podía hacer nada y así fuimos quedando cada vez menos, con compañeros en la calle y nosotros con el doble de trabajo”. Otra trabajadora, nos decía: “ni estando embarazada te salvas, estas empresas que encima te cobran todo caro, nos tienen a los trabajadores trabajando en pésimas condiciones, te indigna esta situación”. Nos encontramos con trabajadores externos, que nos pidieron folletos para llevar a otros comercios de San Miguel y Moron, porque había que difundirlo urgente.

Ferroviarios del Urquiza: acá la recepción fue dispar, algunos trabajadores se negaban a aceptar el material defendiendo a Pedraza y la Verde, otros se lo guardaban y nos decían que lo iban a leer y después nos contaban, que el sindicato venia instalando la idea que la reforma no iba a afectarlos, porque no va a ser retroactiva la medida, alimentando un sálvese quien pueda.

Docentes: el material fue muy bien recibido, incluso repartimos cientos en un simposio de docencia en la UnaHur. Había dudas porque se percibía que tras las evaluaciones que está llevando adelante el gobierno, y el discurso que pone en el centro de la escena el bajo nivel educativo, ven venir un ataque. –Suteba tendría que haber sido más enérgico para rechazar esta campaña contra la docencia. –es ahora o nunca, tenemos que juntarnos, porque si peleamos los docentes por un lado, los obreros por otro y los estudiantes por otro, la reforma va a pasar, y Macri viene por mas, hay que pararle la mano. Otra docente, que a su vez es alumna de la Unahur nos planteó: “nos atacan a los docentes como responsables de la crisis de la educación pero desfinancian esta universidad, buscan que miles que podemos estudiar en nuestra zona no lo hagamos. Me parece muy bien el título y coincido: hay que derrotar la reforma antiobrera”. Otra docente que también es estudiante de Unahur, nos dijo: “me parece muy bien la denuncia que hacen sobre las pasantías. Quieren que los chicos con la excusa de que son formativas, trabajen gratis. No podemos permitirlo”.

La suma de estos comentarios, junto a varios que no alcanzaron a formar parte de la nota, demuestran que llegamos no solo para acercarles un folleto, sino para quedarnos, profundizando la relación con amplios sectores de trabajadores que

quieren pararle la mano a este gobierno, que cuenta con la complicidad de la burocracia sindical y el peronismo.

Para comenzar a organizarnos, tenemos una primera prueba, movilizándonos el próximo jueves 23 de noviembre, de confirmarse, que el Senado estaría tratando la media sanción de esta ley antiobrera en el Congreso de la Nación.

A su vez, difundir la convocatoria del próximo 6 de diciembre votada por el plenario del sindicalismos combativo realizo a instancias de los trabajadores de Pepsico a movilizarse junto a organizaciones gremiales y políticas para repudiar también el intento de sanción de esta ley que busca favorecer a los empresarios.








Comentarios

DEJAR COMENTARIO