Mundo Obrero

HOSPITAL ESTEVES

El Ministerio de Salud avanza sobre un dispositivo de atención de salud mental para niñas y niños

Por decisiones unilaterales del Ministerio de Salud, el Equipo de Atención Integral para niños y niñas que funciona en el Hospital Esteves de Lomas de Zamora, corre riesgo de desalojo dejando en situación incierta a pacientes y trabajadores.

Sábado 7 de enero | 21:01

La Izquierda Diario, dialogó con la Lic. Mercedes Pérez, coordinadora del dispositivo.

Contanos un poco qué es el Equipo de Atención Integral para niños y niñas AIPPAN

Aipann es un dispositivo de atención para niños y niñas con psicopatologías graves que funciona desde el año 2008 en el Hospital Interzonal Esteves de Lomas de Zamora. Los chicos que asisten al hospital de día tienen diagnósticos como trastorno generalizado del desarrollo, trastorno del espectro autista y muchos de ellos padecen situaciones de vulnerabilidad social. Se atienden niños y niñas de entre 3 y 11 años, en hospital de día y consultorios, es decir, un dispositivo de complejidad. Fue el Ministerio de Salud de Provincia el que nos alojó en este espacio en 2008. Los profesionales que se desempeñan en este espacio lo hacen como voluntarios, y ahora solicitamos la incorporación a la estructura orgánica del hospital, cuestión que ya nos había sido prometida por la dirección de hospitales. En el año 2010 nos otorgaron concurrencias ad honorem a todos los profesionales y se empieza a hacer una gestión para un subsidio. Desde el año 2010 hasta octubre de 2015 estuvimos trabajando, brindando un promedio de 6000 prestaciones anuales. La idea era, no solo la atención sino la formación de los profesionales. Fuimos construyendo un vínculo con el hospital, empezaron este año a hacer su rotación los acompañantes terapéuticos que hacen el curso de capacitación, y un residente de psicología.

¿Están incluidos dentro del organigrama del hospital?

Claro. Estamos incluidos, pero no de manera formal.

¿Por qué decís que no es del todo formal?

Nosotros veníamos trabajando con la Asociación Civil El Carretel, que era la que recibía un subsidio que se giraba a los profesionales. En octubre de 2015 la asociación se retira del hospital, entonces quedamos todo el equipo de trabajo a cargo de los pacientes. En ese momento las autoridades del hospital se comprometen a que el dinero que se giraba a la asociación vaya a la cooperadora y de ahí a los profesionales, con vistas a las incorporación de AIPANN a la estructura del hospital. En el medio se produce el cambio de gestión, nos informan que ese pedido hacia la cooperadora no es posible porque lo que la nueva gestión dice es que no se pueden girar recursos para el pago a profesionales. Ahí nos quedamos sin el recurso económico. Cuando la actual dirección va a plantear esto al ministerio, surgen los inconvenientes: que era un lugar de capacitación y hacíamos atención; que el lugar no era adecuado para los niños; que en el hospital Esteves se atiende población de adultos y nosotros atendíamos niños, entonces, las misiones y las funciones no eran compatibles. Mientras tanto interviene la DPH (Dirección Provincial de Hospitales), hacen una auditoría en octubre, charlan con los papás, ven que tenemos las historias clínicas en orden desde 2008, nos mandan entrevistas, charlan conmigo. Nos prometieron una solución, pero después de dos meses nos informan que la continuidad del dispositivo no está asegurada.

¿Cuál fue la respuesta de los profesionales ante esta situación?

Ahí hicimos la primera movilización planteando el riesgo de cierre. Inmediatamente me llaman de la DPH a una reunión. Vamos representantes de CICOP, la comisión de papás y parte el equipo y nos plantean que tenían una oferta superadora que era el traslado a un lugar muy amplio, muy lindo en Centro Modelo Pueblo de la Paz, nos dijeron que era un lugar con parque y todo. Nosotros pedimos que nos dejaran conversarlo con los padres, con toda la comunidad. Lo que encontramos es que el Centro Modelo Pueblo de la Paz es un centro de prevención de adicciones que da directamente a la ruta, tiene una tranquera abierta porque es un lugar a puertas abiertas. El lugar que tienen para atención tiene un sum, dos consultorios que están ocupados de 9 a 16 horas y además está el polígono de tiro lindero, y nos dicen que se escuchan los disparos. Si nosotros estamos haciendo campaña contra el uso de la pirotecnia porque los chicos con TGD o con TEA se alteran muchísimo, nos están mandando a un lugar donde van a estar escuchando estos ruidos. Por otro lado, no nos pudieron confirmar que fueran a hacer reformas edilicias.

¿La población que atienden es de la zona?

Nosotros trabajamos en hospital de día con gente que viene mayormente de Esteban Echeverría y Lanús, y en consultorios externos hay un poquito de todo: Lomas de Zamora, Adrogué, El Jagüel.

¿Los pacientes estarían de acuerdo en ir allá?

No. Yo lo trato de explicar a través de una situación: una mamá con un nene teniendo que cruzar la ruta, que en algún momento se angustie por algo y salga en línea recta y lo pise un auto. La negativa al traslado está en que no se cumplen las características de espacio adecuadas para nuestros pacientes. Y además el argumento de que no estábamos bien acá por las misiones y funciones de que acá se atendían adultos, tampoco se cumple allá. Lo que plantean es que quieren traer un programa de enfermería que es un programa nacional y que necesitarían las aulas. Mientras nosotros decimos no al traslado, ellos lo que plantean, de palabra, es que el programa vendría para acá, con lo cual la preocupación es grande porque no sabemos qué va a pasar.

¿Cuántos son los trabajadores afectados?

El equipo total somos 19, de los cuales, yo tengo un cargo interino, hay dos concurrentes que están terminando la concurrencia, un residente del hospital y el resto son voluntarios profesionales. Los concurrentes son ad honorem, y terminan ahora la concurrencia de cinco años y no tenemos figura legal. El compromiso de la DPH es que el lugar no se cierre y se mantenga la atención.
Y lo que están pidiendo también sería la incorporación a planta del hospital de estos quince profesionales.

Le llevó seis meses de lucha a CICOP conseguir diez becas, sabemos que es difícil. Yo creo que la dificultad es que si ellos nos dan lugar en la estructura vos podés en algún momento pedir los cargos. Nosotros estamos al revés: la política que se viene planteando es de reducción estatal, y nosotros estamos pidiendo que agranden la estructura para incorporar el dispositivo de niños. Tenemos clarísimo que vamos contra la corriente.

Para seguir las actividades que AIPANN viene realizando para dar a conocer su lucha por el sostenimiento del dispositivo, se puede seguir su página en Facebook: @Aipann.hospitalesteves




Temas relacionados

Hospital Esteves   /    Ministerio de Salud   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO