Política

CRISIS UNIVERSITARIA

¿El MPN defiende la Universidad del Comahue?

Se dio a conocer el convenio de asistencia técnica entre la UNCO y el gobierno de Neuquén, que incluirá el aporte de $10 millones para la Universidad Nacional del Comahue.

Martes 28 de agosto de 2018 | Edición del día

Ayer en una conferencia de prensa, que más bien parecía un acto político hacia el 2019, el rector de la UNCo Gustavo Crisafulli y el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, dieron a conocer el convenio de asistencia técnica y aporte financiero entre la Universidad y el Estado provincial, en medio de la crisis por las partidas de funcionamiento adeudadas a la UNCo por el gobierno nacional.
Diez millones de pesos que serán distribuidos desde este mes hasta diciembre. Esta “ayuda” se da en el marco de la pelea que dan los y las docentes juntos con estudiantes en 57 universidades nacionales del país. El convenio firmado por ambas partes, implicaría el "desarrollo de programas de formación y capacitación de recursos humanos", acordando el contenido entre el gobierno y las autoridades.

No es la primera vez que funcionarios del MPN hablan de la UNCO en medio de la crisis presupuestaria actual: tanto la diputada Chani Sapag, el senador Pereyra, como el vicegobernador Rolando Figueroa, han salido públicamente a realizar declaraciones "en defensa de la Universidad".

En medio de los cruces entre las autoridades y el diputado de Cambiemos Leandro López, quien denunció que el problema real de la Universidad era el uso y distribución del presupuesto por parte del "utrakirchnerista rector Crisafulli”, el MPN la juega de "mesías", para traer "soluciones".

Ahora bien, el MPN quien tiene tan poco de "defensa de la educación pública” como la gobernadora Vidal...impone la misma receta: que las escuelas públicas se caigan a pedazos, para las privadas subsidios millonarios y cada vez que tiene oportunidad sale a defenestrar a las y los docentes, como lo hizo este año extendiendo una paritaria durante meses y llegando al punto de enviar patotas de punteros a las escuelas. Meses negando un aumento salarial, atacando su derecho a huelga y recontándoles sus salarios, negando a las y los pibes un refrigerio acorde a sus necesidades.

"Siempre la provincia de Neuquén y su gobierno nos han acompañado en los momentos buenos y los momentos malos", dijo el rector. ¡Pero si fue la propia diputada Chani Sapag (MPN) quien el año pasado, votó el presupuesto que asignó el gobierno de Macri de $1.226 millones menos de lo que pedía la UNCO! Así es, el mismo presupuesto de ajuste que denunciaba por ese entonces Gustavo Crisafulli. Parece que por $10 millones de pesos, un 0.8% de lo que representó ese recorte, el rector está dispuesto a olvidarse...

Crisafulli posa de“luchador” frente a las cámaras pero el pacto petrolero lo deschavó una vez más. Hoy vuelve a demostrar que milita por una Universidad al servicio de las petroleras. El propio Gutiérrez dejó claro cuál es su orgullo, y para qué requiere de los servicios de la UNCO cuando celebró, en la misma conferencia que "estamos creciendo en la producción de petróleo, donde el no - convencional ya representa más del 50% de la cuenca neuquina, y el gas no - convencional el 61".

Los “recursos humanos” van a estar al servicio de ese "megaproyecto Vaca Muerta", es decir, de las multinacionales que se apropian de nuestros recursos en el menor tiempo posible. ¿Se multiplicarán las pasantías de estudiantes como mano de obra barata al servicio de las petroleras?

A la vista de empresarios y petroleras no conviene que una universidad como el Comahue, que forma parte del “Clúster Vaca Muerta” junto a empresas privadas y ambos gobiernos, salga a luchar por un aumento de presupuesto. Lo mejor para el gobierno provincial es intentar contener la bronca de cientos de estudiantes que se movilizan en distintas ciudades y que se organizan en asambleas.

Como lo venimos denunciando, una de las "salidas" que nos proponen frente a la crisis presupuestaria, es el financiamiento externo y que el estado nacional retroceda lentamente en su responsabilidad. Lo han dicho en estos días funcionarios de la Facultad de Ingeniería, cuando sostuvieron que "si no llegan las partidas podemos financiarnos de otras maneras". Ese es el modelo menemista de la LES y la CONEAU que defiende Crisafulli. Por eso mantuvo y firmó convenios con empresas como Chevron, Total, Pluspetrol, Tecpetrol, Pan American Energy, o la propia Pampa Energía, de los empresarios Mindlin, amigos de Macri.

La política de fondo tras los planes del FMI es ahogar la educación pública, reducir el financiamiento estatal, expulsar cada vez más estudiantes, pero a su vez favorecer la injerencia de las grandes multinacionales, para que las universidades sean una usina que produzca conocimiento a su servicio.

La trayectoria del MPN, que gobierna hace 60 años Neuquén, está clara. ¿Acaso vamos a creerles que defiende la educación publica, cuando su partido es el responsable político de asesinar al maestro Carlos Fuentealba?

La única opción que queda es que la organización estudiantil al igual que todo el país de un salto en la lucha. Que se exprese su fuerza social como lo vienen demostrando las jóvenes de la marea verde en las calles. Se abre una posibilidad de poner sobre el escenario político nacional un debate postergado por todos los gobiernos, que es la educación pública.

Encarar este desafío en el marco de una importante lucha docente y por un aumento presupuestario acorde a las necesidades del conjunto de las comunidades universitarias, la necesidad de poner en cuestión los requisitos del FMI y el pago de una deuda fraudulenta están a la orden del día. Nuestro futuro no puede quedar en manos de rectores como Crisafulli, de gobiernos como los del MPN, de los senadores, o del FMI. Hay que poner en pie al movimiento estudiantil.







Temas relacionados

Omar Gutiérrez   /    Universidad Nacional de Comahue   /    MPN   /    Opinión   /    Neuquén   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO