Mundo Obrero

REUNIÓN DE GREMIOS DEL TRANSPORTE

El MASA y la CATT cerraron filas para jugar fuerte en la rosca de la CGT

En el marco de la crisis que atraviesa la CGT, la CATT y el MASA acordaron trabajar juntos para arribar en definiciones de unidad en la Central Obrera de cara a la renovación de autoridades.

Martes 27 de marzo | 12:08

Este lunes en el Sindicato de Conductores de Trenes, La Fraternidad, conducido por Omar Maturano, -en Hipólito Yrigoyen al 1.900-, se reunieron por más de cuatro horas los dirigentes que forman parte de los gremios del transporte (CATT) y del Movimiento de Acción Sindical Argentino (MASA).

Los integrantes de ambos espacios debatieron el futuro cercano de la Central Obrera y acordaron impulsar la conformación de una nueva CGT en el contexto de "una amplia convocatoria en unidad y con el previo debate y aprobación de una agenda programática propia que implique la discusión de un verdadero modelo de país", explicó a Télam el jefe de la Unión Ferroviaria (UF), Sergio Sasia. Se pudo conocer también que Camioneros no participará en el futuro nuevo concejo directivo de la central obrera ni respaldará a ningún candidato.

El cónclave sirvió para acercar posiciones entre los dos grupos sindicales sobre la decisión de trabajar juntos y hacer pesar sus estructuras a la hora de definir la futura conducción de la CGT. Pero –por ahora– no hubo definiciones ni nombres propios de candidatos.

Como parte de la CATT participaron Maturano, Roberto Coria (Guincheros), Omar Pérez (Federación Camioneros), Raúl Huerta (Marina Mercante), Julio González Insfrán (Patrones Fluviales) y Mario Calegari (UTA). Por el MASA participaron Juan Speroni, Juan Palacios, Raúl Quiñones, Marcos Castro, Osvaldo Iadarola, Jorge Viviani y el propio Sasia, entre otros.

El mensaje que dio mucho qué hablar, provino de Julio González Insfrán -titular del sindicato de Patrones Fluviales y secretario de Navegación Interior de la Federación Marítima, Portuaria y de la Industria Naval (Fempinra). Luego del encuentro dijo que “los camioneros decidieron no respaldar a ninguno de los candidatos de la futura CGT y tampoco ingresar a su consejo directivo”.

Los participantes aseguraron que en el encuentro se analizó a fondo "la actualidad de la CGT, la relación con el gobierno nacional, la continuidad de la aplicación del impuesto a las ganancias -que golpea de forma especial a los gremios del transporte- y la necesidad de impulsar y aprobar de una buena vez una Ley Federal del Transporte".

En concreto el objetivo de la reunión expresa también que el principal acuerdo fue analizar el regreso a la CATT de varios de los gremios que, por distintos problemas, emigraron a otros nucleamientos sindicales como el MASA, entre ellos el gremio encabezado por Viviani. La idea fue volver a fortalecer el accionar conjunto de la federación sindical del transporte y el regreso al protagonismo de Sasia y el taxista Viviani.

“Se habló de manera fundamental sobre la unidad del movimiento obrero para normalizar la CGT sobre la base de una agenda y una propuesta programática, pero no se perdió el tiempo en debatir posibles candidatos ni de los plazos”, dijo Sasia.
Schmid, actual triunviro de la CGT y uno de los directivos de la CATT junto a Maturano, no participó en el cónclave realizado este lunes por hallarse afuera del país. Ya había convocado la semana pasada a que se reúna el consejo directivo de la central para el 5 de abril próximo, aunque todavía no se difundió el temario que analizarán.

Las declaraciones de los participantes del encuentro recorrieron los pasillos gremiales y hay diversas miradas sobre el futuro de la CGT y el rumbo que tomará. En este sentido González Insfrán expresó que "fue una reunión muy importante. La aspiración es unificar a por lo menos el 80 por ciento del movimiento obrero. Por lo pronto, el mandato del triunvirato de la CGT está vigente y sus integrantes deben continuar en funciones hasta que sea posible convocar a un nuevo Comité Central Confederal (CCC) para elegir a otra conducción".

Lee tambien: Después del 21F: crisis en la CGT, rosca por arriba y gestos negociadores de Moyano

La rosca que existe en la CGT se extiende desde hace tiempo en medio de enredos entre los dirigentes que se paran del lado del gobierno, (Gordos e Independientes) y se hacen cada vez más oficialistas y los que mantienen cierta distancia –solo mediante declaraciones- e intentan ganar poderío dentro de la central obrera. Nada de esta rosca que tiene envuelta en una grave crisis a la CGT, significa defender los intereses de los trabajadores que representan estos dirigentes.
Las discusiones entre los burócratas sindicales, tienen menos que ver aun con el anuncio de medidas de lucha que enfrenten los ataques que impulsan el Gobierno y las patronales, para pararle la mano a los despidos, o a la precarización laboral que recae sobre las espaldas del movimiento obrero.







Temas relacionados

CATT   /    Gremios del transporte   /    Burocracia sindical   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO