Cultura

ANIVERSARIO

El II° Congreso del POSDR y la división entre bolcheviques y mencheviques

En el año 2006 el PTS realizó las Conferencias sobre Lenin y la Historia del Partido Bolchevique. Aquí un extracto de la conferencia dedicada al Congreso que comenzó el 30 de julio de 1903.

Christian Castillo

@chipicastillo

Domingo 30 de julio | Edición del día

Los iskristas habían quedado a cargo de la preparación del II° Congreso del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso (POSDR) (1). El congreso se realizó entre julio y agosto de 1903; comenzó en Bruselas y luego se trasladó a Londres por cuestiones de seguridad. Luego de los importantes acontecimientos de Rostov, donde miles de trabajadores se enfrentaron varios días con la policía, y de la disolución del comité iskrista de Kiev por las fuerzas represivas del zarismo, los iskristas junto a otras tendencias formaron un Comité de Organización, que fue como un primer Comité Central, encargado de preparar el Congreso. Los delegados fueron elegidos por los distintos comités del POSDR existentes en Rusia y en el extranjero. Los iskristas eran 32; 6 eran del Bund (2); 3 de Rabocheie Dielo (La causa obrera) (3); 3 de Yuzhny Rabochii (El obrero del sur) (4) . El resto no estaba definido a priori por ninguna de estas tendencias partidarias. Plejanov y Lenin presentaron un proyecto de programa que surgió luego de fuertes discusiones entre ambos y que más tarde, obtuvo el apoyo de toda la redacción de Iskra.

En las primeras sesiones del Congreso nada hacía esperar la escisión posterior. Los iskristas votaron juntos y enfrentaron en común los dos primeros debates relevantes: la cuestión del Bund y el programa agrario. La primera discusión versaba sobre el carácter centralizado o federal del partido. Martov, por ejemplo, respondió a uno de los delegados del Bund diciendo: “Recordaría al compañero Lieber que nuestro principio organizativo no es la autonomía amplia sino la centralización estricta”. Los bundistas, más tarde, se retirarían del Congreso.

La primera discusión entre los propios iskristas surgió ante el punto 1 del estatuto, donde se enfrentaron Lenin y Martov. El artículo planteado por Lenin sostenía: “Se considerará miembro del Partido todo el que acepte su programa y apoye al Partido tanto con recursos materiales, como con su participación personal en una de las organizaciones del mismo”. En cambio, el texto presentado por Martov, que fue aprobado por mayoría, planteaba: “Se considerará miembro del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia a todo el que acepte su programa, apoye al Partido con recursos materiales y le preste su colaboración personal en forma regular bajo la dirección de una de sus organizaciones.” Pese a que Plejanov votó por el proyecto de Lenin, se aprobó el de Martov por una corta mayoría (28 a 23), votando con éste los delegados de Rabocheie Dielo, del Bund y de Yuzhny Rabochii.


Lenin en 1903

Aunque la diferencia parecía menor, la clave de la discusión radicaba en si se podía considerar miembro del partido –en esa situación- a cualquier persona que simpatizara con la socialdemocracia. Axelrod dejó claro en la discusión a quién quería contemplar la fórmula de Martov: “De hecho tomemos por ejemplo a un profesor que se considera a sí mismo un socialdemócrata y así lo declara. Si adoptamos la fórmula de Lenin, estaremos tirando por la borda un sector de aquellos que, incluso si no pueden ser admitidos directamente a una organización son, no obstante, miembros. (...) Tenemos que tener cuidado de no dejar fuera de las filas del partido a gente que conscientemente, aunque quizás no muy activamente, se asocia con el partido”. A lo que Lenin respondió: “Aquí se ha dicho que algunos profesores que simpatizan con nuestras posiciones podrían encontrar humillante entrar en una organización local. En esto, recuerdo a Engels diciendo que donde el destino de uno es el de tratar con profesores, te tienes que preparar para lo peor. El ejemplo es, de hecho, uno particularmente malo. Si algún profesor de Egiptología considera que, como sabe de memoria los nombres de todos los faraones y todas las oraciones que los egipcios rezaban al toro Apis, entrar en nuestra organización se encuentra por debajo de su dignidad, no tenemos necesidad de ese profesor. Hablar del control del partido sobre personas que están fuera de la organización es simplemente jugar con las palabras. En la práctica semejante control es imposible”. Es una definición útil no sólo para pensar la relación que el partido tiene que establecer con intelectuales diletantes sino también con sindicalistas que, en determinados momentos, se sienten molestos por el “control” partidario.

En Un paso adelante, dos pasos atrás, Lenin señala cómo de una lectura profunda de los argumentos en debate, se pueden advertir dos concepciones distintas, y cómo el planteo de Martov se acercaba al de los economistas. Véase la correcta distinción que hace Lenin entre partido y clase: “Nosotros somos el Partido de la clase, y, por ello, casi toda la clase (y en tiempo de guerra, en época de guerra civil, la clase entera) debe actuar bajo la dirección de nuestro Partido, debe tener con nuestro Partido la ligazón más estrecha posible; pero sería manilovismo (4) y ‘seguidismo’ creer que casi toda la clase o la clase entera pueda algún día, bajo el capitalismo, elevarse hasta el punto de alcanzar el grado de conciencia y de actividad de su destacamento de vanguardia, de su Partido socialdemócrata. Ningún socialdemócrata juicioso ha puesto nunca en duda que, bajo el capitalismo, ni aún la organización sindical más rudimentaria, más asequible al grado de conciencia de las capas menos desarrolladas, esté en condiciones de englobar a toda o casi toda la clase obrera. Olvidar la diferencia que existe entre el destacamento de vanguardia y toda la masa que gravita hacia él, olvidar el deber constante que tiene el destacamento de vanguardia de elevar a capas cada vez más amplias a su avanzado nivel, sería únicamente engañarse a sí mismo, cerrar los ojos ante la inmensidad de nuestras tareas, restringir nuestras tareas. Y precisamente así se cierran los ojos y tal es el olvido que se comete cuando se borra la diferencia que existe entre los que están en contacto y los que ingresan, entre los conscientes y los activos, por una parte, y los que ayudan, por otra”.

Esta divergencia, sin embargo, no anunciaba aún la ruptura, ya que Lenin se manifestó dispuesto a aceptar la resolución, aunque le parecía equivocada. Hay que decir también que Lenin nunca tuvo una fórmula organizativa única. Lejos de ello, este mismo Lenin fue quien sostuvo en otras circunstancias –como la revolución rusa de 1905 o el auge obrero de 1912- que todo aquel obrero que distribuyese el periódico e incluso que se manifestase partidario del mismo, debía ser considerado miembro del partido. Nunca las formas de la organización fueron para Lenin una cuestión supra-histórica, sino algo que se modificaba en relación a los cambios de la situación política y su relación con las posibilidades de desarrollo del partido revolucionario.

Pero volviendo al Congreso del POSDR, podemos señalar que una segunda discusión de importancia fue la actitud hacia los liberales. El Congreso votó una formulación intermedia, entre el planteo intransigente de Lenin y Plejanov, y la propuesta conciliadora de Martov y Potresov.


Plejanov

Finalmente, la ruptura se provocó luego de la discusión sobre la composición del Comité de Redacción de Iskra. El acuerdo entre los iskristas –previo al Congreso- establecía votar un Comité Central de tres miembros (que estaría en el interior de Rusia), un Comité de Redacción de Iskra de tres miembros y un Consejo del partido compuesto de ambos organismos, además de Plejanov. Ya en el congreso había una primer discusión sobre si había que votar un Comité Central puramente iskrista (posición de Lenin) o uno que incluyese también una representación de los centristas de Yuzhny Rabochii (lo que quería Martov). Pero el Congreso del POSDR implicaba, justamente, la disolución de los grupos locales en un partido centralizado común, y este grupo Yuzhny Rabochii había defendido la posición de no disolverse, alegando la necesidad de sacar un periódico “popular”.

La propuesta de Comité de Redacción de Iskra hecha por Lenin era que junto con él estuviesen Martov y Plejanov, que eran los que realmente habían dirigido Iskra hasta el momento. Pero Martov (que se veía en minoría frente a Lenin y Plejanov) y los viejos miembros de la redacción que quedaban fuera (Axelrod, Vera Zasúlich, Potresov) se opusieron a esto, ganando el apoyo de Trotsky, que planteó la continuidad del viejo equipo de redacción.

Sin embargo, la posición de Lenin ganó por dos votos, ya que a esta altura del Congreso se habían retirado los bundistas y los delegados de Rabocheie Dielo. A partir de esta votación, los que apoyaron a Lenin fueron llamados “bolcheviques” (que en ruso significa, mayoritarios) y sus oponentes, “mencheviques” (que en ruso significa, minoritarios).

El Congreso terminó con una escisión de los antiguos iskristas, ya que Martov no aceptó ser electo en la redacción de Iskra y organizó un “Buró de la minoría”, que contaba con buena fuente de financiación y con los contactos internacionales con la socialdemocracia europea. Desde ese lugar lanzó un fuerte ataque contra Lenin, que inicialmente estuvo apoyado por Plejanov. Bajo la dirección de estos últimos, Iskra editó seis números, hasta que Plejanov empezó a titubear para adherir finalmente a los mencheviques, que se adueñaron de Iskra. Aunque Lenin buscó el acuerdo haciendo concesiones, la minoría planteó como condición la anulación de todas las resoluciones del Congreso y provocó la escisión, que se consolidó hacia fines de 1903.


Primer ejemplar de Iskra leninista

Con la ruptura de Plejanov, Lenin quedaba en una situación difícil, ya que los mencheviques controlaban Iskra, la Liga en el extranjero y el Consejo del partido. Por el momento, sólo el Comité Central quedaba en manos de los bolcheviques. Pero luego, incluso éste será ganado por los mencheviques, cuando entre los partidarios de Lenin surge un ala conciliadora que se opone a la propuesta de Lenin de realizar un nuevo congreso.

Notas:

1. Este Congreso es analizado puntillosamente por Lenin, en base a la lectura de sus actas, en su conocido trabajo "Un paso adelante, dos pasos atrás".

2. Una de las primeras organizaciones socialdemócratas, basada en obreros judíos más artesanos que industriales. Su característica positiva era su gran nivel organizativo, la dedicación y la devoción de sus obreros. Pero tenía una característica negativa que era su carácter corporativo, nacionalista, poco abierto al intercambio con las otras tendencias del movimiento obrero ruso e internacional.

3. Órgano de la Unión de los Socialdemócratas en el Extranjero editado entre 1899 y 1902. Entre sus principales referentes están B. N. Krichevsky y A. S. Martinov. Sostienía las posiciones economistas con las que polemiza Lenin en el Qué hacer.

4. Periódico editado por el comité socialdemócrata de Yakaterinoslav y Borba, editado en el extranjero, que contaba entre sus miembros a David Riazanov. Publicó trece números entre 1900 y abril de 1903.

5. Alude a Manilov, uno de los personajes de la obra Almas Muertas, de Gogol, un ciudadano de temperamento plácido, inactivo, con imaginación ociosa y despreocupado por sus asuntos.






Temas relacionados

Partido Socialista   /    Vladímir Ilich Lenin   /    Rusia   /    Historia   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO