Sociedad

LARRETA CONTRA LA CULTURA

El Gobierno porteño ocupó la Casona del Parque Avellaneda para instalar oficinas

En la Antigua Casona funciona un Centro de Exposiciones de Arte Contemporáneo con una cogestión entre vecinos, organizaciones, trabajadores y el Gobierno de la Ciudad. Sin embargo el ejecutivo porteño aprovechó estos meses de cuarentena para instalar oficinas administrativas incumpliendo lo pactado por ley.

Martes 25 de agosto | 18:47

Los vecinos fueron los que alertaron que el gobierno de Larreta instaló oficinas gubernamentales en la Antigua Casona del Parque Avellaneda y ya hay trabajadores cumpliendo horarios en las mismas. Esta decisión rompe con la cogestión participativa que funciona hace 20 años, entre vecinos, organizaciones sociales, trabajadores y el propio Gobierno porteño.

En la Casona funciona el Centro de Exposiciones de Arte Contemporáneo y en la propia página de Gobierno se expresa que se realizan diversas actividades como exposiciones de “fotografías, instalaciones, videoarte, ambientaciones, arte en red, arte textil, etcétera”.

Con la cuarentena el Gobierno porteño dejó de participar de la Mesa de Trabajo y Consenso que es el órgano donde funciona la cogestión y que fue avalada por la Ley 1153, sancionada en 1997. A partir de ausentarse de este espacio empezaron a aparecer trabajadores en la Casona, y ahora ya confirmaron que se instalaron las oficinas. El último gesto en esta línea fue que no dejaron entrar al coordinador de cultura de esta mesa. Esta medida va totalmente en contra de la ley mencionada.

“Nos dimos cuenta que estaban cumpliendo horario ahí, esto nunca se había hablado. Y el último detonante fue cuando nos enteramos de que no habían dejado entrar al coordinador de cultura” le explicó Fabio Oliva, integrante de la Mesa a Grito del Sur.

Anteriormente el Gobierno ya había tenido problemas con los otros actores de la Mesa, porque se realizaron tareas de mantenimiento sin consultar, y se destruyeron árboles centenarios. Incluso en el 2015 cuando se reabrió el espacio después de un incendio, se quiso cobrar a los artistas para que expusieran en las salas. Justamente los vecinos y organizaciones impidieron esta medida.

La Antigua Casona de los Olivera, ubicada en Parque Avellaneda, es el único casco de estancia que se mantiene en pie en toda la Ciudad. Ya la arquitectura de la misma es una muestra única del estilo del Siglo XIX. Con la gestión de la Mesa pasó de ser un lugar abandonado a convertirse en un espacio con actividades culturales, educativas, ambientales, y ser una referencia en el barrio. La Casona se puede visitar gratuitamente y participar de las distintas actividades.

Hay que tener en cuenta que no abundan estos espacios en la Ciudad, y que incluso desde el Ejecutivo porteño se viene avanzando con la privatización de espacios culturales. Esta ofensiva privatizadora justamente está siendo resistida por los propios trabajadores de los espacios y vecinos, para que el acceso a la cultura no sea para unos pocos.







Temas relacionados

Cultura    /    Horacio Rodriguez Larreta   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Sociedad   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO