Política

LAVADO DE DINERO

El Gobierno defiende al titular de Inteligencia ante el escándalo de corrupción

El gobierno minimizó la información que vincula al titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) con una causa de lavado de dinero.

Jueves 12 de enero | 10:46

Las editoriales de hoy de los diarios más afines al gobierno, se concibieron para minimizar los golpes que podría sufrir el macrismo en uno de los pilares de su relato: la transparencia. Ambos se valen del mismo argumento utilizado cuando se conoció el escándalo de los Panamá Papers: Macri estaba al tanto, pero no le parecía lo suficientemente grave como para tomar cartas en el asunto.

Ayer cuando se conoció que el jefe de espías, Gustavo Arribas, recibió algunos "giros monetarios" de uno de los funcionarios brasileños condenado por lavado de dinero (en la operación “Lava Jato”), la respuesta del presidente y el resto del gabinete fue un silencio de radio. Las únicas voces que se hicieron oír fueron las de Elisa Carrió y Mario Negri, quienes antes de que se convierta en una crisis de magnitud para el gobierno, pidieron que Arribas se presentara ante la Justicia.

Hoy, después de un día que aprovecharon para reacomodarse y dar una respuesta unificada, eligieron las páginas de los diarios más afines a su gestión, para minimizar los hechos afirmando -insólitamente- que, en el momento en que recibió los "giros", Arribas no era funcionario del gobierno y que la denuncia hace una “vinculación temporaria arbitraria” entre ese hecho y la fecha en que comenzaron las obras para el soterramiento del tren Sarmiento (en la que, dicho sea de paso, participa IECSA, empresa cuyo titular es Calcaterra, el primo de Mauricio Macri). Es decir que, según el gobierno, Arribas pudo haber sido corrupto antes; pero hoy, ya no lo es.

En el gobierno, eligieron las páginas de los diarios más afines a su gestión, para minimizar los hechos afirmando -insólitamente- que, en el momento en que recibió los ’giros’, Arribas no era funcionario.

Así, una vez más los medios intentan sacar del apuro al gobierno que, mientras intenta instalar a partir de esos mismos medios un discurso que estigmatiza la pobreza para justificar la represión; que está reprimiendo en estos días a quienes denuncian el remate de tierras patagónicas a precios viles a empresarios internacionales, amigos de políticos locales, sus propios funcionarios se enriquecen con el dinero público.




Temas relacionados

Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO