Política

GRAVE

El Gobierno busca otorgar 110 domiciliarias a genocidas

Trascendió un listado con los nombres de los genocidas, mayores de 70 años, que podrían quedar en libertad.

Martes 5 de diciembre | Edición del día

El listado fue publicado por el sitio La Retaguardia. Allí aparecen los nombres 110 genocidas que el Servicio Penitenciario Federal sugiere otorgar la detención domiciliaria.

Se trata de personas mayores de 70 años, que no son pobres viejitos enfermos, sino de genocidas que cometieron los más terribles crímenes durante la última dictadura militar. Genocidas que gozan de privilegios aun encarcelados.

Entre los nombres más conocidos se encuentra el Tigre Acosta, que recientemente recibió una nueva condena a perpetua en el juicio de la ESMA; Miguel Etchecolatz, condenado por el testimonio de Jorge Julio López, y responsable de su segunda desaparición; Héctor Vergez condenado en la provincia de Córdoba por su participación en el centro clandestino La Perla; y el cura Christian Von Wernich, que al igual que Etchecolatz entre las abogadas querellantes se encontraba la legisladora porteña Myriam Bregman, quien en su alegato demostró que la última dictadura militar llevó adelante un genocidio de clase, ordenado por los empresarios.

Recordemos que de los 1064 detenidos por crímenes de lesa humanidad, 533 obtuvieron el beneficio que muy pocos presos políticos acceden: prisión domiciliaria.

Según informa el Servicio Penitenciario Federal (SPF) envió a juzgados de todo el país un listado con nombres de personas que pueden otorgarse prisión domiciliaria con una tobillera electrónica. En listado incluye a 1499 personas, entre ellas 110 genocidas.

En diciembre de 2016 la Procuvin (Procuraduría contra la Violencia Institucional) realizó una denuncia sobre las condiciones carcelarias de los detenidos en la Unidad 28. La réplica del SPF a esta denuncia fue "Por lo que, en respuesta al requerimiento efectuado, esta instancia cumple en informar que de acuerdo con las disposiciones del ’Protocolo para la asignación prioritaria del dispositivo electrónico de control (tobillera electrónica)’ desde esta Instancia se le hizo saber mediante atenta Nota de estilo a los jueces naturales, sobre los internos que reunirían las condiciones requeridas para su incorporación al citado protocolo".

Entre los más de 1.400 detenidos incluyeron a 110 genocidas. Dice un dicho popular, “hecha la ley, hecha la trampa”.

A pedido de Carrió, entre otros

Elisa Carrió es solo una más de los tantos políticos, periodistas y personas influyentes que han pedido por la libertad de los genocidas.
Desde que comenzaron los juicios de lesa humanidad han levantado su voz en distintas oportunidades. Recientemente reclamaron el 2x1, que aun cuando la Corte falló a favor, tuvieron que dar marcha atrás porque más del 70 % de la sociedad estuvo en contra.

Carrió volvió a la carga cuando todavía estaba en campaña.

En un acto en un club del barrio de Belgrano, diez días antes de las elecciones de octubre, la líder de Cambiemos se refirió a los detenidos por crímenes de lesa humanidad, ante un grupo de vecinos del paquete barrio porteño. La diputada, que estuvo de acuerdo con el fallo 2x1 e la Corte Suprema, esta vez reivindicó la aplicación del arresto domiciliario para los mayores de 70 años y sostuvo que hay condenados sin pruebas, para quienes exigió que se revisen los juicios.

"Espero el consenso necesario para ver juicios de revisión en los casos que no haya pruebas. Porque realmente hay juicios donde no hay pruebas, hay otros juicios que tienen que quedar firmes y hay una situación que tiene que ser aplicada a todos por respetar los derechos humanos. Es que después de determinada edad, tu prisión es domiciliaria. Pero lo es en todos los casos", advirtió.

La influyente diputada, que se alzó con el 50 % de los votos porteños, parece que fue escuchada.

Aunque días después el ministro de Justicia Germán Garavano desmintiera que estuviera en la agenda del gobierno otorgar prisión domiciliaria a los genocidas encarcelados, aunque deslizó que este recurso, detención domiciliarias, con tobilleras electrónicas, es un recurso valido para resolver el problema de hacinamiento carcelario.

Es lo más lógico que un Gobierno de los CEO este buscando dejar en libertad a sus fieles colaboradores. Además de una señal de que, como hizo Patricia Bullrich con los gendarmes responsable de la muerte de Santiago Maldonado, a los colaboradores le darán su total apoyo.








Temas relacionados

Genocidas   /    Crímenes de lesa humanidad   /    Juicio a Genocidas   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO