Internacional

ECUADOR

El Gobierno de Ecuador negocia con el FMI un ajuste presupuestario y aumento de impuestos

Aparecieron los detalles del acuerdo entre el Gobierno de Lenín Moreno de US$ 6.500 millones, pero el paquete de ajuste comenzaría en 2021, alcanzaría al combustible y jubilados, los motivos que detonaron el estallido social del 2019.

Salvador Soler

@SalvadorSoler10

Jueves 8 de octubre | 12:20

Lenín Moreno llegó al poder en 2017 de la mano de Rafael Correa con una economía ya bastardeada, y que continuó pulverizando durante todo su mandato, e incluso llevó a que cientos de miles se levantaran contra las políticas de ajuste del FMI en 2019. Además este año vimos morir a cientos en las calles por su deplorable administración del coronavirus. Ahora, el mandatario ecuatoriano está a cercano a salir del Palacio de Carondelet (la casa de Gobierno) y deja la herencia de un acuerdo firmado con el FMI que marcará la política económica del gobierno electo en las urnas del 2021 y el destino de millones en el país.

El acuerdo consta de 6.500 millones de dólares en un préstamo a pagar en 10 años, el primer tramo son 4.000 millones de dólares este año para ayudar a palear la crisis económica y sanitaria por la covid-19. Otros 1.500 millones de dólares se enviarán en 2021 y los últimos 1.000 millones, en 2022. Sin embargo, para recibir el financiamiento son necesarias aplicar medidas de ajuste que recaerán en el próximo gobierno electo.

“La duración del programa de 27 meses fue diseñada para asegurar que la nueva administración pueda desarrollar su propio plan de reformas”, defiende Ceyda Oner, jefa de la misión en Ecuador del FMI.

¿Cuál es el paquete de ajuste?

Lenín Moreno se ha comprometido con el FMI a subir en realizar reformas estructurales contra la clase trabajadora y pobre. Se aumentaría en 3% el Impuesto al Valor Agregado (IVA), de un 12 a un 15 %, como parte de una reforma tributaria “amigable con el crecimiento” que también toca al Impuesto a la Renta y al de Sociedades. El objetivo es aumentar la recaudación en un monto equivalente a un 2,52 % del PBI nacional, esto es, más de US$ 2.500 millones al año. Según el Fondo, los ingresos fiscales del país andino son “bajos” en comparación con la media regional, debido a las tasas reducidas y a la limitada base de contribuyentes. Por lo que recomienda una “reforma fiscal ambiciosa, inteligente y progresiva” que también reduce las exoneraciones empresariales y que apunta a las bandas salariales superiores.

En el informe elaborado para concretar el Acuerdo entre el Fondo Monetario Internacional y Ecuador, que se hizo público el lunes pasado, se propone también eliminar la devolución del IVA a las personas de la tercera edad y jubilados; y crear un impuesto al combustible y a las emisiones de CO2. Estas fueron algunas de las medidas que quiso plantar Lenín Moreno en 2019 que hicieron estallar potentes protestas.

Te puede interesar Ecuador alcanza un nuevo acuerdo con el FMI a cambio de ajuste y reformas estructurales

Se comenzaría a pagar en el último trimestre del próximo año para que empiece a aplicarse en 2022, según el informe del FMI, para ello se aseguraron que el próximo gobierno responda:

“En los casos en que los programas se extienden a través de las elecciones, es una práctica regular del FMI comprometerse con una amplia gama de candidatos presidenciales. Todos los candidatos con los que nos reunimos apreciaron el apoyo del Fondo en estos tiempos difíciles”, dijo la representante del Fondo sabiendo que Lenín Moreno no buscará la reelección. Las dos tendencias políticas con mayores posibildiades en las urnas son la de la derecha liberal de Guillermo Lasso, que intenta por tercera vez alcanzar la Presidencia, y la de binomio de Andrés Arauz, abanderado por el expresidenteRafael Correa, que está con una orden de arresto de Interpol a pesar de que no existan pruebas en su contra por el caso "Bochornos".

El único camino para los gobiernos capitalistas es tocar las puertas del FMI y el Banco Interamericano de Desarrollo hoy controlado por un amigo de la Casa Blanca. Este acuerdo no sólo aprieta los grilletes de quienes viven en Ecuador, sino también de todos los trabajadores en América Latina.







Temas relacionados

Lenín Moreno   /    Ecuador   /    FMI   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO