Economía

DEUDA

El FMI confía en que el Gobierno y los bonistas “sigan trabajando para lograr un acuerdo”

Las negociaciones con los especuladores continúan tras el rechazo a la propuesta oficial de los tres principales grupos de bonistas. La próxima negociación será con el Fondo, aunque Gerry Rice sostuvo que la Argentina aún no solicitó financiamiento.

Jueves 23 de julio | 13:27

El vocero del FMI, Gerry Rice, declaró que “las autoridades argentinas siguen tratando de conseguir un acuerdo con los bonistas privados para reestructurar la deuda soberana y, como ya lo hemos dicho, las negociaciones son un tema bilateral. Confiamos en que las partes sigan trabajando de forma constructiva y en los plazos adecuados con el fin de llegar a una acuerdo que sitúe la deuda en un sendero sostenible y que pueda sentar las bases de un crecimiento durarero”.

El Gobierno sigue negociando con los especuladores para llegar a un acuerdo para reestructurar la deuda bajo legislación extranjera. Los tres principales grupos de bonistas rechazaron la última propuesta del ministro de Economía, Guzmán a pesar de que arrancaron U$S 15.000 millones adicionales. Los acreedores hicieron una nueva propuesta donde exigen concesiones legales y económicas, que representaría U$S 3.000 millones adicionales.

Alberto Fernández y Martín Guzmán afirmaron que no se moverán de la última propuesta, pero luego de tantas concesiones no se puede descartar que vuelvan a ceder ante las extorsiones de los bonistas.

A pesar de los lamentos de los buitres, la oferta oficial significa un buen negocio para los bonistas. Incluso, el CEO de Greylock Capital, Hans Humes, integrante del comité de acreedores de la Argentina, señaló este jueves que la oferta de reestructuración de deuda presentada por el Gobierno argentino “no es perfecta” aunque sí “suficientemente buena”, y consideró que los bonistas que hicieron el lunes último una contrapropuesta “piden demasiado” en declaraciones formuladas esta mañana a Radio Continental desde Estados Unidos.

Humes agregó que “es importante tratar de hacer lo posible para que cerremos este acuerdo en los próximos días”. Hay que aclarar que cerrar un acuerdo no resuelve los problemas de la deuda, ya el año próximo Argentina comenzaría a pagar.

La fecha límite es el 4 de agosto, pero se especula que se podría extender la negociación.

La deuda con el Fondo

La deuda bajo legislación extranjera es sólo un capítulo en esta historia. Todavía queda el acreedor mayor que es el FMI. Gerry Rice declaró que "las autoridades argentinas no han solicitado un programa del FMI a estas alturas", al ser consultado acerca de si la Argentina había iniciado los pasos formales para solicitar un nuevo programa o la renegociación del esquema vigente.

Según el vocero del Fondo, “si este tipo de solicitud se manifiesta, el financiamiento que correspondería a un nuevo programa del FMI contribuiría a que la Argentina alcanzara sus objetivos de balanza de pagos, sus necesidades, incluyendo las obligaciones del sector oficial. Esto es un principio general que se aplica a todos los casos y no solo a la Argentina”. Rice omite que lo mismo dijeron en otras ocasiones, pero lo que hubo fueron programas de ajuste y privatizaciones. Si Guzmán solicita una extensión de los plazos, no puede sorprender que los requisitos del organismo sean avanzar con reformas como la laboral o previsional.

La deuda es un mecanismo de dominación y saqueo de las potencias imperialistas. Es necesario su desconocimiento soberano junto a medidas de fondo como la nacionalización de la banca y el comercio exterior.

Te puede interesar: La mafia de la deuda







Temas relacionados

Martín Guzmán   /    Alberto Fernández   /    Deuda   /    Deuda externa   /    FMI   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO