Sociedad

EL AJUSTE EN SALUD

El Estado es responsable: 75.000 chicos se quedaron sin vacunas el año pasado

Esa cifra, que representa 1.084.279 dosis menos que las que se aplicaron en 2017, surge de un estudio estadístico llamado Índice de Confianza y Acceso a Vacunas (ICAV) elaborado por la Fundación Bunge y Born.

Jueves 1ro de agosto | 11:25

Durante el 2018, 75.000 chicos se quedaron sin vacunas en todo el territorio nacional. Esto representa 1.084.279 dosis menos que las que se aplicaron en 2017 en el Calendario Anual en menores de 18 meses. Estos datos surgen de un estudio estadístico denominado Índice de Confianza y Acceso a Vacunas (ICAV), elaborado por la Fundación Bunge y Born.

La información es producto del análisis de 3.177 casos a nivel nacional que reveló una serie de datos alarmantes que habla del estado de extrema vulnerabilidad en que se encuentran amplios sectores de la población, a quienes el Estado les niega, a través de diferentes trabas, el derecho a acceder de manera gratuita a vacunas indispensable para el desarrollo de una vida saludable tanto de personas adultos como de niñas y niños.

  •  En todo el 2018 se aplicaron 1.084.279 dosis menos de vacunas que en 2017.
  •  El 96 % de los encuestados se mostró a favor de las vacunas y dijo que estas son seguras. Sin embargo, un 13 de la población no logró vacunarse o vacunar a los menores a su cargo la última vez que intentó hacerlo.
  •  El principal problema es la falta de acceso debido a varios factores: el faltante de dosis, la accesibilidad a centros de vacunación y la falta de días y horarios disponibles.

    Según el doctor Eduardo López, Jefe del Departamento del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y uno de los responsables del estudio, “en números reales, si se extrapola ese porcentaje de población que no logró inmunizarse, con los 728.035 niños que nacen por año, no se consigue vacunar a 300 chicos por día”. Al mismo tiempo que alertó sobre los peligros que implica la no vacunación, sobre todo en niñas y niños muy pequeños. Entre esos peligros, "podrían aumentar las enfermedades inmunosuprimibles".

    “La vacunación es un indicador social de las políticas de Estado. Al mantener las barreras de acceso, se acentúan las desigualdades sociales”, concluyó Lopez.

    Hace unos días, se conocióla noticia de faltantes de medicamentos antirretrovirales para tratar el VIH.

    El ajuste que lleva adelante el gobierno de Cambiemos, y que es replicado a nivel provincial por cada uno de los gobernadores, tiene consecuencias directas en la salud de la población y estos datos muestran sólo alguna de ellas.

    El ajuste se profundizará porque es una de los pedidos del FMI. Es verdad que fue el propio Macri el que le abrió las puertas del país a dicho organismo y decidió entregarle el rumbo de la economía, pero también es cierto que ninguna fuerza política, incluida la de los Fernandez, plantea claramente que no se pueden resignar los derechos de la población a costa de cumplir sus órdenes.

    Solo la izquierda plantea claramente que hay que invertir las prioridades. El dinero debe estar destinado a satisfacer las necesidades de la población en cuestiones de salud, por ejemplo para que toda la población pueda contar con la posibilidad de acceder a una cobertura de salud gratuita e integral estatal, educación, vivienda y no para el FMI.







    Temas relacionados

    Crisis en salud   /    Salud pública   /    Salud   /    Sociedad

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO