Cultura

OPINIÓN

El Día del Niño y los mártires de la batalla de Acosta Ñu

El 16 de agosto de 1869 se libra la batalla de Acosta Ñu, después de casi 4 años de cruenta guerra ya no quedaban prácticamente hombres para seguir peleando en defensa de esa pequeña nación mediterránea ubicada en el corazón de América Latina, entonces se alistaron niños pintarrajeados como hombres para combatir junto a sus madres ya en los momentos agónicos de esa terrible guerra.

Martes 18 de agosto de 2015 | Edición del día

El 16 agosto se produjo una de las batallas más sangrientas en la historia de la guerra de la “triple infamia” que fue llevada a cabo por el Imperio Inglés y el Imperio de Brasil (Portugués). El emperador Pedro II dirigió directamente las operaciones bélicas, en ese inolvidable día de la masacre delega el mando al entonces Conde D”EU este sádico, asesino y criminal personaje emigrado de Francia fue quien en nombre de la civilización y supuestamente contra la barbarie llevo a cabo la más cruel y bárbara matanza de niños en Paraguay.

La batalla de Acosta Ñu se prolonga todo el día y parte de la noche del 16 de agosto. Más de 3.500 niños entre 9 y 15 años son alistados, algunos acompañados de sus madres disfrazadas de hombres no se rindieron a pesar de la enorme superioridad de los enemigos, dieron batalla hasta el final, durante el calor del combate algunos niños heridos o desarmados, intentaron salvar sus vidas arrojándose entre las malezas y aun a los pies de los soldados implorando que no los mataran, pero el cruel Conde D”EU los manda degollar, algunas de las madres de estos niños que estaban entre las malezas esperando prestar auxilios en caso de necesidad, al ver a sus hijos degollados por este sádico personaje, tomaron los sables y machetes de los caídos, para abalanzarse contra los enemigos sufriendo el mismo destino de sus pequeños.

Cuentan distintos escritores que “al atardecer del 16 de agosto cuando la lucha ya casi había cesado en tres de los cuatro frentes, las mujeres intentan recoger a los niños heridos o llevarse a sus muertos para darles sepultura, pero apenas el sol se ocultó el cobarde Conde D”EU ordenó incendiar la pradera, entre el resplandor del fuego relataron los testigos, se veía correr o arrastrarse a los niños heridos junto a sus madres en un desesperado intento de escapar de las llamas”. El amanecer del 17 de agosto encontró diseminado de cadáveres de niños y mujeres carbonizados las praderas de Ñu Guasu. Que tristeza y que vergüenza para el mundo entero!!!

En la guerra de la “triple infamia” en 5 años que duró la guerra fueron masacrados el 99 % de la población masculina y el 76 % de los habitantes de la Nación Guaraní. El propósito de los Imperios Inglés y Portugués y sus aliados cipayos nacionales como Mitre y Sarmiento entre otros de la Argentina, Venancio Flores del Uruguay y por supuesto el Imperio Brasileño, entonces aún colonia de Portugal. La finalidad por supuesto fue convertir en humo y polvo a toda la población paraguaya para matar hasta el feto en el vientre de cada mujer, para de esta manera dar un ejemplo y escarmiento a todos los países vecinos que osaran revelarse contra los designios de los imperios.







Temas relacionados

Paraguay   /    Cultura   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO