Cultura

CULTURA

El arte en el capitalismo: ¿Potenciales mercancías?

La singular producción artística y algunas de sus principales contradicciones en el capitalismo.

Lorena Gjik

estudiante de licenciatura en música UA

Martes 25 de julio

En la sociedad capitalista el arte tiene varias contradicciones, entre ellas, su singular procesos de producción, sus fines y resultados. Antes de que conociéramos los sellos discográficos, las productoras cinematográficas, la industria del modelaje y los derechos de autor, las creaciones artísticas como tal, no tenían valor por si mismas, si no que eran dirigidas por los emperadores, cortesanos, autoridades religiosas, entre otros, lo que, en otras palabras, significa que recibían financiamiento y pedidos de las figuras políticas importantes, lo que no dejaba mucho campo abierto para desarrollar la individualidad creativa como la conocemos hoy, es decir bajo derechos de autor, géneros y libertad de contenido, si no que los artistas (escultores,pintores,compositores) recibían encargos con fines y parámetros ya estipulados.

El arte que conocemos hoy ya no esta sujeto a los pedidos de presidentes, embajadores, sacerdotes o alguna autoridad en particular, sin embargo los artistas deben decidir como lidiar con el mercado en el cual ahora están inmersos. El capitalismo ha hecho de las creaciones artísticas potenciales mercancías, ya que, si los artistas no se sumergen en el negocio son arrastrados a vivir en la precariedad o a renunciar al arte forma de trabajo, dejándolo como un pasatiempo que no le otorgue ningún tipo de ganancias.

Lo que hace que un producto sea una mercancía, es su finalidad de venta, y lo que hace sea un negocio factible es la función social que cumple, en otras palabras, la necesidad que cubre. El arte cubre una necesidad espiritual del ser humano, que no es vital, pero que es el principal factor que diferencia al arte de cualquier forma de producción, ya que al cubrir necesidades espirituales,por tanto subjetivas no tiene los mismos estándares de evaluación que cualquier mercancía.

Cuando analizamos el valor de un producto, evaluamos las horas de trabajo, el costo de los materiales, cuantas copias se pueden sacar, etc. en el caso de la producción artística medir horas invertidas no puede servir como un estandar para asignar el valor del producto, por lo mismo no podemos en la mayoría de los casos ponerle precio al obra de arte antes de que este terminado.

A pesar de que estas contradicciones de la producción artística han estado siempre, la moderna libertad de contenido de la que goza el artista, ha implicado que esta se convierta en una libertad formal, ya que de manera parasitaria el capitalismo ha usado las creaciones culturales como un recurso del cual puede sacar mas de un producto, por ejemplo, cuando una película, o compositor ha logrado una alta fama, se fabrican poleras, vídeos, copias de la portada del disco, posters, entrevistas, conciertos, de las cuales mas empresas que el mismo artista sacan ganancias, lo mismo pasa con los libros, obras visuales y teatrales, fotografías o incluso con la danza.

Pese a que no todos los artistas entran de lleno en la "industria", la comercialización golpea fuertemente las lógicas de enseñanza de las disciplinas artísticas, el mercado cultural no puede recibir a todos los cantantes, ilustradores, actrices y bailarines, por lo que desde que recibimos la enseñanza del arte, encontramos muros que buscan hacer curriculum, por un lado, pero que secretamente buscan recortar quienes serán aptos para generar comercio, concursos, reallitys, audiciones, series de las cuales uno o dos actores logran tener una carrera larga, son algunos ejemplos.

El proceso de industralización de la cultura y el arte ha divido en dos este mundo, poniendo de un lado a los exitosos que logran invertir recursos, dinero y tiempo para vivir de ello y de otro lado a los que no pudieron acceder a escuelas artísticas, reallitys o audiciones pero que buscan llevar a cabo sus procesos creativos, autogestionando, muchas veces expresando las realidades mas precarias y una critica al sistema de mercado en el que vivimos.






Temas relacionados

Industria cultural    /   Arte y politíca   /   Música   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO