Géneros y Sexualidades

#NIUNAMENOS

El 3J en Caracas: el Ni Una Menos limitado por la Araña Feminista

Este sábado 3 de junio se realizó el encuentro por #NiUnaMenos en la plaza El Venezolano, Caracas. El rol de "La Araña Feminista". Reportaje a otras participantes.

Lunes 5 de junio | 12:52

Este sábado 3 de junio se realizó el encuentro por #NiUnaMenos en la plaza El Venezolano, Caracas. Convocado por La Araña Feminista, a la que nos sumamos Las Comadres Púrpuras y Barricada, más algunas/os independientes.

El encuentro comenzó a las 1:30 pm en el momento en que un grupo de mujeres se concentró frente a Chocolate con Cariño. Ya un poco más tarde la organización "La Araña Feminista" decidió movilizarse hasta la plaza Bolívar con principales consignas como “la revolución será feminista o no será” y “por una constituyente feminista”, de lo cual el resto no participamos.

Entonces, ¿dónde quedaron las demandas contra la violencia de género?

Es lamentable ver cómo una de las principales organizaciones de género en Venezuela, sigue estando absorbida por las instituciones del gobierno que durante los últimos 18 años no ha avanzado casi nada en superar las condiciones de opresión y violencia contra las mujeres, en garantizar los derechos sexuales y reproductivos, y hoy descarga la crisis sobre toda la clase trabajadora y el pueblo pobre, en especial las mujeres trabajadoras y pobres, con todos los padecimientos por la escasez y la inflación, el aumento en 66% de la mortalidad materna el año pasado, hasta el aumento del número de bebés dejados en centros de adopción, ante el desespero por todas las penurias.

Estas organizaciones como la Araña Feminista obstaculizan la oportunidad para construir un verdadero movimiento de mujeres a semejanza de los países latinoamericanos, por ejemplo, Argentina y México. Si bien levantan las demandas de la mujer, como el Ni una menos, su intención principal es arrastrar a las mujeres detrás de una farsa de Constituyente anulando toda la posibilidad de que aquellas personas que hoy no se siente identificadas con el gobierno, puedan asistir a esta actividad en contra de la violencia de género.

Esta organización señala que los grandes avances desde el gobierno está la “Ley orgánica sobre el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia’ (…) una de las leyes más avanzadas en el mundo en este tema”, la cual no se refleja en la práctica. También consideran que la misión “Madres del Barrio es otro pilar de esa política que da respuesta a las necesidades de las mujeres más pobres del país”, pero en verdad funciona apenas como una ayuda económica a las pobres entre las pobres, pero lejos está de significar la emancipación de la mujer, reproduciendo en verdad el rol de madre-cuidadora y responsable de las tareas domésticas que la lógica patriarcal le asigna a la mujer. Así mismo consideran como avance que “Banmujer permite acceder a créditos pequeños para el establecimiento de pequeñas iniciativas productivas de las mujeres”, pero siempre dentro de los marcos del capitalismo patriarcal.

Estas organizaciones que son cómplices de un Estado que es capitalista (porque de socialismo no tiene nada) y patriarcal. Es un descaro total que se hable de “avances” para la mujer cuando el gobierno tuvo la mayoría en la Asamblea Nacional y nunca legalizó el aborto, y que las cifras de femicidios y muertes por abortos clandestinos fueron y siguen siendo solapadas. El altísimo costo de la vida, la escasez de los alimentos, medicamentos, la ausencia de cosas básicas de higiene para las mujeres, el limitado o imposible acceso a los anticonceptivos, la inexistencia de la educación sexual laica y la gran precarización del trabajo al que nos vemos sometidas la mayoría de nosotras, son expresiones de los padecimiento de las mujeres bajo este gobierno.

¿Qué queremos?

Es importante que las mujeres nos juntemos en estos espacios para romper el silencio de las calles y salir con nuestras demandas con independencia de clase, no se puede ignorar esta catástrofe en las que nos encontramos las venezolanas. El 3 de junio es un día para hacer temblar la tierra, no para consagrar al status quo, seguir los debates internacionales y cuestionar seriamente la situación de la mujeres en el país, ejemplos de las exigencias de estos movimientos en otros países es la legalización del aborto, el cumplimiento de leyes de educación sexual integral y la equiparación de hombres y mujeres”.


Presentamos a continuación una entrevista que La Izquierda Diario realizó a Marcela de Las Comadres Púrpuras y a Saldyira, estudiante de filosofía.






Temas relacionados

#NiUnaMenos   /   Feminismo   /   Géneros y Sexualidades   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO